Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

El Decano

(Ven, 2007, Draw en Greek Fiesta por Carnivalay)

Por Juan M. Arredondo Q.

 

Hay ejemplares que pasan por las pistas venezolanas mostrando destellos de su calidad, aunque les toca competir contra grandes corredores. Algunos incluso consiguiendo en determinadas ocasiones triunfos importantes, pero luego quedan opacados por el brillo de otras luminarias en su generación y van pasando al olvido, prácticamente son desconocidos para las nuevas generaciones. En anecdotashipicas.net nos hemos propuesto rescatar las historias de ciertos casos como el que mencionamos, uno de ellos fue aquel destacado purasangre que se llamó El Decano.

 

El vistoso alazán nació el 3 de febrero de 2007 en el histórico Haras Tamanaco (cuna de grandes campeones venezolanos como El Gran Sol, Salt Lake, Ségula C, Aragonero, Don Fabián, Stillwater, etc.), siendo un hijo de Draw en Greek Fiesta por Carnivalay. Su padre (USA 1993, Private Account en Wisla por Danzig) fue un ganador de cinco en dieciocho salidas que produjo US$278.363, incluyendo un triunfo en el R. R. M. Carpenter Jr. Memorial Stakes en su última salida. Dotado de un excelente pedigrí (su padre ganador clásico y buen semental, su abuelo materno un Jefe de Raza) fue adquirido en 1999 por US$16.000 por la familia Freudman para su establecimiento de cría, naciendo su primera producción en 2001 de la que salieron el ganador clásico Classified (Santa Rita) y el selectivo Mediador (LR). Con los años dio a ganadores clásicos como Camarada, Power Marine, Huracán Franco y la campeona Naborí, además de nuestro homenajeado El Decano.

 

Su madre (USA 1991, Carnivalay en Search for Shelter por Shelter Half) fue una ganadora de 10 en 53 actuaciones que produjo US$110.940 en premios compitiendo hasta los seis años. Su primer hijo nacería en 1999 (Ichiro, por Aztec Empire) que no tuvo campaña. Tras algunos años con problemas de fertilidad, en 2003 le nació un potro por Grace of Darby que resultó ser el campeón Papá Lucas (de 44-15), múltiple ganador clásico y recordado fondista. En 2005 de su primer cruce efectivo con Draw vendría el ganador clásico en Santa Rita Camarada (de 37-8), en 2006 por Grace of Darby vendría el rendidor Green Laser (de 9-3) y finalmente en 2007 vendría El Decano (por Draw), ganador clásico y homenajeado acá. De manera que sus cuatro hijos corredores fueron múltiples ganadores y tres de ellos consiguieron triunfos en eventos clásicos, muy lamentable que su producción en cantidad no haya sido mayor.

 

Fue adquirido por el Sr. Rosario Di Natale para lucir los colores de su Stud Los Federales I, quien le encargó su cuido y entrenamiento al experimentado y exitoso Don César Cachazo. Poseedor de un buen físico, aunque no fue pesado en sus primeras salidas llegó a dejar un promedio superior a 460 kilos cuando al fin se consiguió registrar ese dato. Además, queremos agregar que no tuvo actuaciones como dosañero, siendo reservado por su trainer para correr como tresañero.

 

Su estreno se produjo el 14 de marzo de 2010 en prueba para debutantes y no ganadores en 1300 metros, contando con la conducción de Alfredo García Paduani. Enfrentando a un nutrido lote de trece potros, luego de accionar entre los primeros durante todo el trayecto fue capaz de ocupar el cuarto puesto a 5 cuerpos del recordado Soy Leyenda (un notable sprinter, ganador de la Copa Velocidad del Caribe ese año), siendo superado además por Wonder Dream y Karún (futuro ganador clásico y campeón en Santa Rita). Tomando en cuenta que el maestro Cachazo acostumbra ir poniendo a sus ejemplares en carrera, quedaba listo para mayores cosas.

 

Es así como dos semanas después con la monta de Yonder Rodríguez fue capaz de imponerse fácilmente por 4 ½ cuerpos sobre Gran Howard, respondiendo como primer favorito frío (3/2) al ganar prácticamente de punta a punta en un llamativo 78”3 para 1300 metros. El 11 de abril subió a G-1 (para muchos hípicos el salto de lote más difícil) pero fue capaz de repetir ante rivales más fuertes en calidad de sorpresa (pagaba 12 a 1), sacando medio cuerpo de ventaja sobre el tordillo Wonder Dream mientras dejaba crono de 97”3 para la milla, mostrándose ya como todo un prospecto para ese entonces.

 

El 16 de mayo subiendo a G-2 fue probado por vez primera en los cuatro codos, enfrentando a otros seis rivales fue cotizado como el primer favorito (1/5) vista su franca evolución. Pese a no poder responder con un nuevo triunfo, consideramos que lo hizo bien al caer vencido por solo ½ cuerpo ante el maduro Banting (cuatroañero) que lo superó en los últimos metros, aprovechando quizás su experiencia en el tiro y además su mayor fogueo.

 

El 6 de junio lo llevaron a su primera selectiva, disputando la Copa Sweet Candy que para la época servía de fogueo previo en cuatro codos para los tresañeros en ruta a los últimos dos peldaños de la triple corona. Montado ahora por el profesional Jean Carlos Rodríguez y cotizado como primer favorito (1/5) en lote de cinco competidores, fue capaz de conquistar un bonito triunfo al derrotar por 1 ¼ cuerpos a su escolta Taj Mahal. Luego de fajarse desde el inicio acompañando la velocidad de Wonder Dream y Mr. Fuzzy en parciales de 23”3 y 48”, El Decano se apoderó de la punta entrando con sólida ventaja al giro de la última curva, allí le presionó Taj Mahal que parecía “pasarle por encima” (como lo diría el recordado Lester Rivas) pero la reacción del binomio jinete-ejemplar fue notable y pudieron retomar la punta para ganar con mucha solidez en tiempo de 112”2 para 1800 metros.

 

 

Tal como estaba previsto el 20 de junio participó en el Clásico Cría Nacional (segundo paso de la triple corona venezolana) donde enfrentó a seis rivales incluyendo al mega favorito Water Jet, el cual acudía en condición de invicto. Desde el inicio El Decano salió a perseguir al hijo de Water Poet en una pista totalmente fangosa por la lluvia caída durante esa tarde, pero el pupilo de Gustavo Delgado daría una terminante demostración de su clase corredora al imponerse de punta a punta y de forma aplastante por unos 14 cuerpos sobre Gran Charlie que logró quitarle el lugar de escolta a El Decano, que finalizó tercero a 18 ¼ cuerpos del vencedor que agenció un excelente 124” para los dos kilómetros.

 

Lamentablemente tras esa actuación aparecieron las dolencias físicas que ameritaron un reposo por varios meses para El Decano. Mientras Water Jet acaparaba todos los reflectores de la afición hípica al conseguir la triple corona en condición de invicto, el hijo de Draw estaba sometido a un descanso para recuperarlo de los problemas de salud que lo acompañarían durante su campaña. Con su ausencia se perdió el chance de participar en las pruebas clasificatorias para el máximo evento caribeño, por lo que no podría optar a un cupo en el Clásico del Caribe que se disputaría en nuestro país.

 

Luego de casi cinco meses de inactividad, el potro hermano de Papá Lucas fue inscrito para reaparecer en el Gran Premio Asocrinca versión potros, prueba exigente si tomamos en cuenta que sería en cuatro codos y contra otros buenos prospectos de la generación. Olvidado en la taquilla (11 a 1) enfrentó a ocho competidores, entre los que destacaban el campeón dosañero de la generación Río Matiyure y Mr. Royal, los cuales se repartían el favoritismo de la afición (1/2 y 3/5 respectivamente).

 

Desde la partida se fueron The Real Ángel y El Decano en busca del primer lugar, colocándose ellos en los puestos de vanguardia sin variaciones hasta la recta final, donde la insistencia del binomio jinete-ejemplar del hijo de Draw daría sus frutos al desplazar en los metros finales a The Real Ángel para vencerlo por ¾ de cuerpo en una bonita demostración, mientras el favorito Río Matiyure no pudo pasar del tercer lugar. El tiempo agenciado fue de 110”4 para los 1800 metros, obteniendo El Decano su segundo triunfo selectivo.

 

 

Como ya mencionamos en un párrafo anterior, ese año se disputaría la Serie Hípica del Caribe en nuestra sede principal, el Hipódromo La Rinconada. Teniendo copados los cuatro cupos que podíamos usar en el principal evento por ser anfitriones (Water Jet, Tato Zeta, Río Matiyure y Gran Charlie clasificaron), con El Decano se abría una posibilidad para disputar la Copa Confraternidad del Caribe, aunque eso implicaba enfrentar a los ejemplares maduros de la cuenca caribeña.

 

Confirmado entonces su cupo para participar en la Copa Confraternidad el 4 de diciembre, allí fueron inscritos ocho caballos (cuatro criollos, cuatro importados) y pese a lo pareja que lucía la prueba en el papel, El Decano cerraría como el primer favorito en taquilla (4/5). Aprovechando el PP1 que le tocó en el sorteo desde el brinco inicial se fue a comandar las acciones, aunque fue rebasado brevemente por dos de sus rivales al inicio de la llamada “recta de enfrente” pronto retomó el lugar de vanguardia para brindar una brillante demostración de su calidad corredora al imponerse de manera contundente sobre el mexicano Hibou que fue su gran rival en la recta final, superándolo por casi dos cuerpos mientras agenciaba 123”4 para los dos kilómetros.

 

 

Aunque su nombre lleva el título de “Copa” es evidente que ese fue un triunfo clásico, todos los hípicos sabemos lo difícil que es ganar esta competencia por ser un evento que enfrenta a tresañeros y maduros. El Decano se ganó su puesto en esta Galería con esta victoria internacional representando a Venezuela, el cual se convertía en su tercer triunfo selectivo de la temporada. Además, digno de resaltar que fue una tarde de ensueño para su jinete Jean Carlos Rodríguez, quien también ganó la Copa Dama del Caribe con American Woman.

 

Quince días después de su consagratoria carrera en la Serie Hípica, decidieron correrlo en la Copa Vittorio Catanese enfrentando a cinco rivales. Cotizado como el gran favorito (1/5) tras su reciente triunfo, logró tomar la punta como acostumbraba dejando parciales de 24”, 47”4 y 71”3 en los tres primeros cuartos de milla, pero su perseguidor Bandoneón logró rebasarlo con claridad en ese tramo y aunque El Decano no se rindió nunca, luchando para alcanzar al puntero su esfuerzo fue inútil ya que Bandoneón se creció y obtuvo la victoria, mientras que al final el veterano Hedonista le arrebató en el rayado el segundo lugar a El Decano que finalizó tercero a 1 ¼ cuerpos sin deslucir en ningún momento. El tiempo global fue de 112”3 para los 1800 metros.

 

Aunque no podemos afirmarlo con certeza, quizás el esfuerzo de correr tan pronto en otra competencia donde “echó el resto” en la recta final le afectó en sus condiciones físicas, pues luego de esa actuación empezó a sufrir dolencias musculares, según reportó vía Twitter el periodista Hernán Viloria Daboín que le informó su propio entrenador. Durante el mes de febrero de 2011 se anunció que en unas cinco semanas volvería a la pista, pero luego se conoció que había pisado mal en sus galopes matutinos y se le mantuvo en un descanso que se prolongaba por varios meses.

 

Reapareció el 15 de mayo de 2011 cuando lo inscriben en la Copa Remarkable News, cumpliendo una más que digna actuación al finalizar tercero a 4 ½ cuerpos de un inspirado Mr. Dimitri que se impuso de punta a punta en 118”3 para 1900 metros, mientras que nuestro homenajeado perdió el segundo en final fotográfico con el favorito San Nicolás.

 

De acuerdo a lo informado vía Twitter por @Venezuelaanews en fecha 25 de mayo de 2011, el caballo El Decano presentó fractura de sesamoides y no correría más, por lo que sería destinado a la cría en su natal Haras Tamanaco. No obstante, casi un año después logró volver a las pistas para competir en pruebas públicas luciendo nuevos colores (Stud Invasor-Comendatore del señor Víctor Guglielmo Fernández) y con nuevo entrenador, Miguel Hernández.

 

El 14 de abril de 2012 intervino en G-4,5ó6 con la monta de Jorge Urdaneta, arribando octavo (último) a 26 cuerpos del vencedor El Cumanés que respondió como gran favorito. Exactamente tres meses más tarde participó en el lote de G-5+ en 1800 metros con Manuel Ángel Melean dando leves señales de mejoría al finalizar quinto a 10 cuerpos de The Queen Ángel, mientras que el 5 de agosto con Maikel Rodríguez en el mismo lote arriba sexto a 12 cuerpos de Sir Churchill, siendo esa su última actuación de por vida en nuestras pistas.

 

De aquel caballo clasiquero y guapo que fue en sus inicios sólo quedaba el recuerdo, definitivamente no era el mismo y concordamos que fue lo más prudente su retiro como corredor. Su campaña numéricamente quedo así: 5 triunfos en 13 salidas (de ellos tres selectivos: una copa, un Gran Premio y su triunfo internacional en la Copa Confraternidad del Caribe), completando con un segundo, 3 terceros, un cuarto, un quinto y dos no figuraciones en el marcador (que vinieron al final de sus días como pistero), con premios por Bs. 381.636 para sus propietarios.

 

Una verdadera lástima que por sus lesiones no haya podido desarrollar una campaña más extensa, quizás si como cuatroañero hubiese estado sano pudo haber escrito páginas doradas en su propio historial. En cuanto a su paso por la cría, de acuerdo a la página pedigreequery.com sólo se le conoce un hijo suyo registrado: Business Class, que no pudo ganar en doce actuaciones.

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo, Prof. Winston Hernández, Lic. Hernán Viloria Daboín, www.pedigreequery.com

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, lunes 31 de octubre de 2022

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados