Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Karún

(Ven, 2007, Arch en Raven Quiver por Old Trieste)

Por Juan M. Arredondo Q.

 

Cuando un purasangre logra adaptarse a una pista en particular es capaz de lograr grandes cosas. Si además esa pista se encuentra ubicada en una región cuyas condiciones climáticas no son fáciles de sobrellevar para cualquier equino, le hace mucho más meritorio cada uno de sus triunfos, en especial si en ella pudo alcanzar una hazaña inédita en nuestro país: ganar cuatro veces el mismo evento clásico. Hoy queremos rendir homenaje al ejemplar que pudo conjugar los factores necesarios para concretar todas estas premisas, aquel que fue llamado Karún.

 

De pelaje castaño nació el 21 de mayo de 2007 en el prestigioso Haras Los Caracaros, siendo un importado en vientre hijo de Arch en Raven Quiver por Old Trieste. Su padre (USA 1995, Kris S en Aurora por Danzig) fue un destacado ganador clásico de grado con cinco triunfos en siete salidas que produjo US$480.969 en premios, que contaba con un excelente origen que le permitió convertirse en un destacado semental. Su primera producción nació en el 2000, de allí vino Les Arcs (produjo US$959.662) y eventualmente destacó con ganadores clásicos como Overarching (14-10 y US$228.627) y la campeona canadiense Arravale (de 8-5 y US$1.129.697), entre otros.

 

Su madre (USA 2002, Old Trieste en Speak Halory por Verbatim) tuvo corta campaña de tres salidas sin victorias, pero siendo una hija de un ganador clásico de 6 en 14 salidas que produjo US$847.944 y que además descendía de A.P. Indy (por Seattle Slew) le daba un buen potencial para la cría. Adicional, su abuelo materno era el mismo del crack venezolano My Own Business, que no necesita mayor presentación. Comenzó en la cría en 2006 dando en su país natal a Cooper Island Kid (por el mismo Arch, que no tuvo campaña), siendo adquirida por la gente de Los Caracaros por US$20.000 estando preñada de su segundo hijo (el que sería Karún), pero lamentablemente falleció en diciembre de 2007 víctima de una mordedura de culebra cuando se encontraba cerca de parir a su primer hijo engendrado en nuestro país.

 

Fue adquirido en la subasta realizada el 2 de septiembre de 2008 en las instalaciones de la Asociación de Ganaderos del estado Carabobo por la cantidad de Bs. 210.000 por el Sr. Alfredo Ronso para defender los colores de su Stud La Majada, quien le asignó al experimentado Antonio Bellardi su cuido y entrenamiento. Inició su campaña con un peso alrededor de los 430 kilogramos, pero con el paso del tiempo se fue haciendo “más caballo” para promediar sobre los 450 kilogramos en su etapa madura, y no tuvo actuaciones como dosañero.

 

Su estreno se produjo el 14 de marzo de 2010 en prueba para debutantes y perdedores con la monta de Francisco Arrieta en 1300 metros, cumpliendo una más que aceptable salida finalizando tercero a 4 ½ cuerpos detrás del notable sprinter Soy Leyenda y Wonder Dream, ganándose al futuro ganador clásico El Decano con un buen avance al final. Considerando que su trainer acostumbra llevar a sus pupilos poco a poco, ese debut parecía dejarlo listo para el triunfo.

 

Sin embargo, en su siguiente salida que fue el 22 de mayo (con Santiago González) le tocó enfrentar al extraordinario Tato Zeta que logró completar un estreno triunfal relegando a Karún al quinto puesto a casi 8 cuerpos del vencedor. Tres semanas después pasó a manos de Jean Carlos Rodríguez, pero repitió su quinto lugar esta vez a 8 ½ cuerpos de Rey Tor, mientras que al mes siguiente subiendo a los cuatro codos mejoró al finalizar segundo a 3 cuerpos de El Gran Chivas.

 

Finalmente sería el 1 de agosto en su quinta presentación que llegaría su primer triunfo al imponerse por vía de galope sobre The Perfect Ángel que lo escoltó a 7 ½ cuerpos, agenciando 112”2 para 1800 metros. Subido a G-1 el 18 de septiembre hizo pasantía finalizando cuarto a 3 ½ cuerpos de Nauj Prince, pero corriendo seguido fue capaz de alzarse con su segundo triunfo al superar por 2 ¾ cuerpos a Orestes, marcando 111”3 para los 1800 metros.

 

Pasando a manos de Rogers Rengifo dos semanas después en G-2 finalizó quinto a 19 cuerpos del superior Enólogo, mientras que el 21 de noviembre mejoró para escoltar a Gran Charlie, finalizándole a sólo 1 ½ cuerpos. Su temporada finalizó el 18 de diciembre con la monta de Emisael Jaramillo en G-2ó3 arribando cuarto a unos dos cuerpos de Enólogo que nuevamente le superó.

 

El 6 de febrero de 2011 con la monta de Carlos Andrés Olivero reapareció cuarto a 17 cuerpos de Gran Cleimer en 1400 metros mientras que a la semana siguiente en manos de Santiago González regresó a los cuatro codos finalizando segundo a 1 ¾ cuerpos de Ivánenrique. Un mes después de nuevo con Rogers Rengifo cayó desde el cuarto a casi diez cuerpos de The Winner Horse mientras que el 26 de marzo fracasó arribando séptimo a 17 cuerpos de King Carlos Juan con la monta del aprendiz Reybert Sánchez.

 

Tras un descanso mayor a tres meses regresa el 10 de julio con Rogers Rengifo luciendo repotenciado al meter un soberano galope por casi diez cuerpos sobre su escolta Takes Off, agenciando 110” para los 1800 metros (por cierto, su tercer triunfo y todos en 1800 metros). Dos semanas después arriba tercero a 8 cuerpos de Feel D’heat en G-3ó4 mientras que el 27 de agosto en G-2ó3 arribó oficialmente cuarto a 1 ½ cuerpos de Mr. Callao (Karún cruzó la raya en el segundo puesto, pero fue distanciado al cuarto por causar tropiezos), siendo su última salida en Caracas (por el momento).

 

El caballo Karún fue objeto de una negociación, siendo adquirido por el Ing. Gualberto Faneite para defender los colores de su Stud Sagitario, quien decidió enviarlo al Hipódromo Nacional de Santa Rita bajo el entrenamiento de Yondel Calderón. Debutó allá en el marco de la Noche Clásica Zuliana 2011 el 30 de septiembre participando en el Clásico High Security con la monta de Julio César Paz, fracasando desde el octavo puesto a 24 cuerpos del vencedor Don Juan Tenorio que agenció 133”3 para los dos kilómetros.

 

Luego de esa gris actuación, el caballo pasó a la cuadra de Nicola Iglio, quien lo reapareció al mes siguiente en G-3ó4 con la monta del aprendiz Carlos Castillo logrando imponerse en cerrado final por apenas un pescuezo sobre Quitasueño, agenciando 101”1 para la milla (su primer triunfo en tiro diferente a 1800 metros). El 17 de noviembre fue inscrito en el evento principal del hipismo zuliano como es el Clásico Nuestra Señora de Chiquinquirá con la monta de Julio César Paz, donde visto su exigido triunfo en su más reciente ante un lote muy inferior no era precisamente de los más cotizados al triunfo.

 

 

Sin embargo, demostrando una transformación total al estar mejor aclimatado en su nueva cuadra, el caballo Karún brindaría una exhibición de clase al imponerse por vía de galope superando por 11 cuerpos a su escolta Festival y luego llegaría Súper Trueno, agenciando crono de 130”1 para los dos kilómetros y ofreciendo en taquilla un atractivo 6 a 1 que refleja lo sorpresivo de su triunfo.

 

Finalizaría su temporada como cuatroañero el 14 de diciembre siendo inscrito en el lote de G-5ó6 con la monta de “El EnmascaradoJorge Urdaneta, ratificando su impecable condición al imponerse de punta a punta por unos 5 cuerpos sobre León Flamingo en tiempo de 101”1 para la milla pese a terminar desarmado por su jinete en los últimos metros.

 

Regresaría a la acción el 12 de enero de 2012 en el máximo lote común siendo invalidado para la jugada a ganador, lo cual visto el resultado “se justificó” pues Karún logró derrotar ¡por 25 cuerpos! a su escolta Festival pese a que nunca fue exigido por su jinete, dejando crono de 116”4 para los 1800 metros. Al mes siguiente fue inscrito en el Clásico Galería de la Fama del Hipismo Zuliano bajo la preparación de Edixon Quintero, lo cual no fue obstáculo para “pasear” al lote que enfrentó superando por casi 7 cuerpos a su más inmediato perseguidor que fue Súper Trueno, prácticamente pareció un traqueo en carrera marcando 103”3 para la milla.

 

 

El 29 de marzo mantuvo su racha triunfal participando en el máximo lote común superando por unos 7 ½ cuerpos a Quitasueño que lo escoltó, agenciando crono de 119”3 para 1800 metros. Dos semanas más tarde en G-6+ se vio algo comprometido cuando su jinete tuvo que estimularlo para asegurar el triunfo logrando aventajar por apenas 1 ¼ cuerpos a Deo Juvante y Classic Parts que se le acercaron al final, marcando 103”2 para la milla en lo que fue su séptimo triunfo consecutivo en el óvalo zuliano.

 

Pero si en su triunfo anterior ya se habían encendido ligeramente las alarmas al ganar con una ventaja menor a la habitual, lo sucedido el 25 de abril dejaría “boquiabierto” a mucha gente pues el ascendente Power Marine fue capaz de acabar con la hegemonía que traía el líder del patio al superarlo por 4 ½ cuerpos para anexarse la Copa Día del Trabajador en tiempo de 120”3 para los 1800 metros, justo el tiro donde había conseguido su mayor número de victorias. Dos notas adicionales sobre esta carrera: volvió a ser presentado por Nicola Iglio y su propietario denunció negligencia en la conducción de Jorge Urdaneta, por lo que nunca más regresó a su cabalgadura (iban invictos juntos, de 5-5).

 

Tras esa derrota pasó a la cuadra del entrenador Marcial Carruyo, quien se encargó de retornarlo a su mejor condición pues lo que venía en el calendario era la exigente prueba que suponía disputar el Clásico de la Resistencia, celebrado el 2 de junio y donde contó con la conducción de Albenis Cubillán. En una demostración de categoría, Karún lograría imponerse de punta a punta por 4 cuerpos sobre Súper Trueno que atropelló para quitarle el segundo a Deo Juvante (el cual persiguió al vencedor hasta la recta final), con tiempo de 189”1 para los 2800 metros.

 

 

El 20 de julio fue inscrito en el Clásico El Libertador, donde lamentablemente se podría decir que fue víctima de las contradicciones propias del calendario selectivo regional, pues luego de correr la prueba de mayor recorrido en el mes anterior ahora debía enfrentar a los mejores del patio en tiros cortos e intermedios. Pese a ello, el valiente Karún fue capaz de tomar la delantera pese a la oposición planteada por especialistas de la distancia como Italian Prince y Don Potro, marcando parciales de 23”3, 47”3 y 75”1 para mantenerse en la punta prácticamente hasta los últimos cien metros cuando el atropellador Classic Parts logró quebrar su línea de acción relegándolo al segundo puesto a 1 ½ cuerpos del vencedor, que agenció 90”1 para los 1400 metros.

 

 

Dos semanas después volviendo a su ambiente natural (los cuatro codos) lograría recuperar su liderazgo al vencer de punta a punta en el Clásico CoRe3 Guardia Nacional Bolivariana, superando a Power Marine por 3 ¾ cuerpos en tiempo de 134”4 para los dos kilómetros. El 29 de agosto intentaron aprovechar su gran condición al bajarlo nuevamente a la milla del Clásico Tío Cheo pero fue víctima de una partida nefasta que lo dejó en el último lugar, pese a ello se mandó un carrerón pues su jinete logró ubicarlo en la punta a los pocos metros y se mantuvo allí prácticamente hasta el rayado cuando Power Marine le arrebató el triunfo por un pescuezo, perdiendo lo que en el argot hípico se define como “una increíble” en tiempo de 103”3 para los 1600 metros.

 

Sus allegados tomarían entonces la decisión de invitar al campeón Emisael Jaramillo para que se encargara de conducir a Karún en sus siguientes compromisos de la temporada. La yunta se estrenó el 28 de septiembre en el marco de la Noche Clásica Zuliana 2012 disputando el Clásico High Security, donde fueron capaces de sobreponerse a la estrategia planteada desde la cuadra de su principal rival en el papel (Power Marine) de enviar al tordillo Takes Off en sacrificio para pelear al veloz hijo de Arch y tratar de sacarle provecho en atropellada, luego la atropellada de Shaddrak que lo escoltó a 2 ¼ cuerpos y tercero arribó Power Marine, los cuales no pudieron darle alcance al vencedor que dejó 135”2 para los dos kilómetros.

 

 

El 25 de octubre volverían a verse las caras los mismos rivales en el Clásico General en Jefe Rafael Urdaneta y la estrategia se repetiría con los mismos protagonistas, prevaleciendo una vez más la calidad del ahora pupilo de Nelson Morillo que soportó la pelea de Takes Off, pero nuevamente la clase del importado en vientre se pondría de manifiesto al vencer en gran forma soportando el avance final de Power Marine para lograr un bonito triunfo por 3 ½ cuerpos sobre su archirrival, mientras que India Yunjani y Shaddrak arribaron muy lejos en las posiciones secundarias, el tiempo global fue de 159”1 para los 2400 metros.

 

 

El 16 de noviembre acudiría por segunda ocasión a la disputa del Clásico Nuestra Señora de la Chiquinquirá (que ganó en 2011), superando lo alcanzado el año anterior pues de nuevo logró imponerse de punta a punta pero esta vez la ventaja de su triunfo fue por 14 cuerpos sobre Hermano Hulk pese a terminar prácticamente desarmado al final por lo fácil que venía, dejando crono de 135” para los dos kilómetros y consolidando un año donde tuvo el dominio casi absoluto de la programación clásica en el óvalo ritense.

 

Evidentemente, su fabulosa campaña le hizo acreedor al título como el Campeón Maduro en Santa Rita y además el Caballo del Año 2012, premios por demás merecidos e indiscutidos.

 

 

Tras demostrar en forma contundente estar sobrado en el Zulia, fue enviado de regreso al Hipódromo La Rinconada para intentar probarlo en las mejores competencias de la capital, siendo asignado al experimentado Daniel Pérez para su entrenamiento. Lamentablemente, la prueba escogida para su reaparecida fue el exigente Clásico Presidente de la República disputado el 19 de abril de 2013 contando con la conducción de “El MorochoManuel Ángel Melean. Y decidimos usar ese calificativo (lamentable) porque le tocó enfrentarse a un guerrero como King Carlos Juan que no le dio tregua en una lucha por la punta lo que prácticamente anuló las oportunidades de ambos ejemplares, siendo presas fáciles de los que corrieron en posiciones secundarias como los recordados Chao y Comediante (así fue la exacta), mientras Karún finalizaba noveno fuera de carrera tras abandonar la pelea en los mil metros finales.

 

Tres semanas después fue inscrito en el máximo lote común con la monta del aprendiz José Luis Peña y enseñó mejoría pues batalló todo el trayecto para caer desde el tercero a 2 ½ cuerpos detrás del vencedor Great Winner (favorito 1/9) y Capone que lo precedieron. Dos semanas más tarde intervino en la Copa Remarkable News con la monta de Iván Pimentel Jr., pero fracasó arribando séptimo fuera de carrera detrás de Comediante que impresionó metiendo un galope de 13 cuerpos en 114”4 para 1900 metros.

 

Luego de esa actuación pasó a la cuadra de Iván Calixto Jr., quien se dedicó a prepararlo para participar en la popular carrera “mata caballos” como se conoce al Clásico Fuerza Armada que se disputó el 5 de julio, reto que no dejaba de ser interesante tomando en cuenta su triunfo en el Clásico Día de la Resistencia (2800 metros) en el óvalo zuliano. Con la monta de Richard Bracho, logró hacer su carrera en la delantera, pero simplemente no pudo ante la superioridad de sus rivales y finalizó octavo fuera de carrera detrás de Tonyseraf que fue el vencedor. Al mes siguiente participó en el máximo lote común, pero lució impotente ante la calidad del Campeón del Caribe 2011 Heisenberg que ganó por vía de galope, mientras Karún arribó quinto fuera de carrera, pese a contar con la monta de su jinete en el Zulia Julio César Paz.

 

El 1 de septiembre intervino en la Copa Taconeo donde evidenció mejoría con respecto a sus anteriores salidas, pues logró tomarle la punta al superior Heisenberg que logró vencer con suma facilidad al lote, pero Karún terminó cuarto a 18 cuerpos en esa ocasión. Aunque buena parte de la afición estaba quizás decepcionada por los malos resultados del caballo en la capital (hipotéticamente pudo estar arrasando con los clásicos en Santa Rita), viendo en retrospectiva lo acontecido ese fogueo que había recibido durante esa temporada le serviría en el futuro inmediato, cuando decidieron regresarlo al Zulia.

 

El 24 de octubre fue inscrito en el Clásico General en Jefe Rafael Urdaneta, una de las pruebas de mayor tradición en el hipismo zuliano. Lamentablemente, el caballo Karún debió ser retirado poco antes de la partida por lo cual no pudo participar en esa prueba, que terminaría ganando el líder maduro del patio Bondy al mismo estilo que acostumbraba hacerlo el hijo de Arch, es decir, de punta a punta.

 

El 15 de noviembre se disputaría el tradicional Clásico Nuestra Señora de la Chiquinquirá, al cual Karún llegaba en calidad de doble ganador en los años previos. Contando con la monta de Julio César Paz (quien lo venía guiando en La Rinconada) en esa ocasión no gozaba del favoritismo del público que apoyaba al casi ídolo local Bondy, quizás tomando en cuenta los malos resultados conseguidos por nuestro homenajeado durante su estadía en la capital. Sin embargo, Karún lograría una hazaña de varias dimensiones al galopar por más de 21 cuerpos de ventaja sobre Achiever y Bondy que lo escoltaron, en una demostración inequívoca de superioridad contra sus oponentes de esa ocasión en tiempo de 132”1 para los 2000 metros.

 

 

Escribimos sobre las diferentes dimensiones de su hazaña por lo siguiente: en primer lugar, porque igualaba al inolvidable El Gran Sol como los únicos ejemplares en ganar tres ediciones del evento en homenaje a la Chinita. En segundo lugar, mejoraba su propia marca de ventaja al ganar esa competencia, tomando en cuenta que en los años previos se había impuesto por 11 y luego 14 cuerpos, esta vez fueron 21 cuerpos sobre sus rivales (que no fueron tales) y en tercer lugar porque lograba imponerse por tercera vez en un mismo evento bajo el entrenamiento de tres preparadores diferentes: Nicola Iglio (2011), Nelson Morillo (2012) y ahora Iván Calixto Jr. en 2013.

 

Luego de su resonante triunfo en la prueba más importante del hipismo zuliano, su entrenador declaró que no volvería a correr durante esa temporada y lo enviarían a un merecido descanso, el cual se prolongó por varios meses. Su siguiente actuación sería nuevamente en la arena capitalina el 2 de agosto de 2014, reapareciendo tras ocho meses de inactividad en el máximo lote común con la monta de Julio César Paz, finalizando cuarto a 15 cuerpos del ascendente Dreaming Of Gold que galopó en esa ocasión. Cabe destacar que se perdió con el ejemplar que terminó conquistando en octubre el magno evento nacional de ese año, de manera que su derrota fue ante un caballo que atravesaba una condición extraordinaria.

 

Tras fallar en un nuevo intento por conquistar lauros importantes en la pista caraqueña, el caballo Karún fue llevado con mucha calma de regreso al óvalo zuliano para intentar conquistar una vez más la prueba central de la programación en Santa Rita (homenaje a la chinita), buscando la inédita hazaña a nivel nacional de ganar un mismo clásico en cuatro ocasiones. El 14 de noviembre era la fecha fijada para la disputa de esa prueba, en la que Karún apareció bajo el entrenamiento de Hernán Gainza y le fue asignada la responsabilidad de su monta a Santiago González, quien lo había conducido en par de ocasiones previas durante la primera parte de su campaña en La Rinconada bajo el entrenamiento de Antonio Bellardi.

 

En el papel no era fácil el compromiso, enfrentaría rivales de cierta envergadura como Hermano Hulk, Cometín y la campeona Paso a la Reina además de otros que quizás contaban con menor cartel, pero estaban presentes y preparados para buscar el anhelado triunfo. Ya en carrera, el veterano corredor fue capaz de tomar la punta desde el vamos pese a irse ligeramente de manos en la partida, siendo administrado por su jinete a la perfección para marcar parciales de 23”3, 50”1, 75”2 y 105” logrando sortear exitosamente la presión o persecución que intentaron en diferentes tramos del recorrido tanto Paso a la Reina como Cometín, mientras que en la recta final sería el tresañero El Gran Rufo el que se convertiría en su más cercano rival para finalmente escoltarle a 2 ¾ cuerpos pero sin comprometer el triunfo del hijo de Arch, que agenció 135” para los 2000 metros.

 

 

De esa manera se logró el cometido de conquistar con un ejemplar por cuarta ocasión (y además seguidas) un mismo evento clásico, con el añadido de ser el tradicional Clásico Nuestra Señora de Chiquinquirá, todo un récord que estimamos será muy difícil de igualar y creemos imposible de superar, obviamente no nos referimos a ganar esa carrera en específico sino a cualquier prueba del calendario nacional, porque para superarlo tendría cualquier purasangre que vencer en cinco ediciones consecutivas de una misma competencia selectiva.

 

Creemos importante acotar que a los pocos días de conseguir este resonante triunfo sus allegados anunciaron su envío a la cría para cumplir el rol de semental, de acuerdo a una nota publicada por el periodista Hernán Viloria Daboín en el Diario Líder, aunque para ese momento no se había especificado el haras al que llegaría. Pese a regresar completamente sano, estimaban que ya era la hora de un merecido descanso para un ejemplar que había brindado tantas satisfacciones, especialmente en el óvalo zuliano.

 

Por razones que desconocemos su inicio como semental en Venezuela no se pudo concretar, por lo que el veterano corredor comenzó a ser preparado para su regreso a las pistas, con la firme intención de buscar un nuevo triunfo en el prestigioso evento clásico regional. Sin embargo, su reaparecida se produjo una vez más en La Rinconada, siendo inscrito el 20 de septiembre de 2015 (ya con 8 años) en el máximo lote común con la monta de Carlos Rojas, arribando sexto a 13 cuerpos del vencedor Artempus luego de confrontar tropiezos durante los primeros metros. Evidentemente fue una carrera para irlo poniendo en condición, ya que se disputó en el tiro de 1200 metros que no era precisamente su mejor distancia.

 

Llevado una vez más al óvalo de Palmarejo en la Costa Oriental del Lago, fue inscrito para disputar el día 13 de noviembre de 2015 (por quinta ocasión en su campaña) el Clásico Nuestra Señora de Chiquinquirá. Contando con la conducción de Carlos Rojas salió disparado a la punta y aprovechando la mala salida del veloz Truluck (el que en teoría le disputaría la delantera) logró sacar buena ventaja con parciales de 23”3, 50”1 y 77”2, pero a la altura de los 600 metros finales sería desplazado por Bad Toro y aunque su jinete lo exigió a fondo para tratar de mantenerlo en la pelea no pudo alcanzar de nuevo a su rival, el cual se despegó para imponerse con solvencia sobre Caminante Negro que en larga atropellada le arrebató el lugar de escolta al veterano Karún, que debió conformarse con el tercero a más de 13 cuerpos del vencedor.

 

Esa actuación marcó el adiós definitivo como pistero para el extraordinario corredor, protagonista de numerosas hazañas incluyendo el récord nacional de más triunfos en un mismo evento clásico. Su campaña se resume numéricamente así: 17 triunfos en 44 salidas (de ellos nueve clásicos, todos en Santa Rita), completando con 6 segundos, 4 terceros, 7 cuartos, 4 quintos y seis no figuraciones en pizarra, acumulando premios por Bs. 1.136.400,00 para sus propietarios.

 

Aunque nunca se logró concretar su pase a la cría en nuestro país, su propietario lo llevó a Estados Unidos donde le brindó la oportunidad de comenzar como semental. Su primer hijo registrado nació en 2017 de nombre Panamanian Teaser (ganador de una en 14 salidas) y fue también el que le otorgó su primera victoria como padrillo, destacando además con los ganadores Atta Boy Anthony, Beer Chaser, Unherdof y Jr's Gift. Pese al bajo número de hijos en actividad, creemos que ha cumplido en su nueva faceta. Adicionalmente, se le reportan 17 potros nacidos en 2021, por lo que estamos convencidos que veremos algunos hijos de Karún en las pistas norteamericanas brindando espectáculo como lo supo hacer su padre, todo un general del hipismo zuliano.

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo, Prof. Winston Hernández, Sr. Hernán Viloria Daboín (Diario Líder), www.pedigreequery.com

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 31 de marzo de 2022

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados