Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Kurtosis

(Ven, 1982, El Isiro en Fulvia por El Führer)

Por Juan Macedo

 

La alazana Kurtosis nació en el año 1982 en las praderas orientales del Haras Paradero, propiedad del Coronel Carlos Luis Serpa Herrera y su esposa Nelly. Fue adquirida por los hermanos Luis y Rosalio Montero para lucir la chaquetilla a cuadros amarillos y negros con mangas grises del Stud Paramétrico. Su cuido, doma y entrenamiento estuvo a cargo del eficiente Miguel Carrillo.

 

Su debut en el Hipódromo La Rinconada fue el 4 de agosto de 1984 en recorrido de 1100 metros con la monta de Rubén Huerta donde ocupó el sexto lugar a 13 cuerpos de Amazing Girl. Luego de mejorar al figurar tercera a 9 cuerpos de My Quick Lady, el 8 de septiembre “rompió el celofán” con la monta de Luis Francisco Martín al cruzar la meta con margen de 3 cuerpos sobre Apple Pie agenciando 75”4 para los 1200 metros.

 

Subida de lote, ocupó el quinto lugar a 6 cuerpos de Amazing Girl y el 14 de octubre participó en los 1300 metros de la Copa Agustín Hernández donde sorprendió al público apostador triunfando con ventaja de 3 cuerpos sobre Hipólita y dejando crono de 81” exactos. Después participó en el Clásico Ciudad de Caracas con la monta de William Mujica sin deslucir del todo ocupando el séptimo lugar a 6 cuerpos de Rymer Reef y cerró el año en la Copa Nicolás de las Casas sin pena ni gloria.

 

Kurtosis reapareció el 30 de marzo de 1985 con la monta de Luis Martín escoltando a Flor de India a 4 ½ cuerpos. Corrió cuatro veces más en el lote de G-2 hasta reverdecer laureles el 9 de mayo con Pedro González Pinto en su cabalgadura cuando superó con 6 cuerpos a Iroquesa agenciando 99”1 para la clásica milla. Tres semanas después participó en la Copa Patois figurando segunda a 2 cuerpos de Tan Bonita. Acumuló cuatro figuraciones más en el marcador para obtener su cuarta victoria a expensas de Cábala que la escoltó a 4 cuerpos, dejando crono de 115” flat para los 1800 metros.

 

Luego de figurar quinta a 9 cuerpos de Jaclyn, el 7 de septiembre subió a su cabalgadura Juan Vicente Tovar para llevarla a su quinta victoria, derrotando nuevamente a Cábala con margen de 4 ½ cuerpos y parando los relojes en 123”2 para los 1900 metros. A la semana siguiente participó en el Clásico Gustavo J. Sanabria con Pedro González Pinto arriba, figurando cuarta a 13 cuerpos de Rymer Reef. Dos semanas después, nuevamente con Juan Vicente Tovar en su cabalgadura cayó derrotada ante Cábala por apenas ½ cuerpo, en marco de los dos kilómetros de la Copa José Murillo. Luego de dos fracasos, se le detectó una lesión en uno de sus miembros anteriores que la alejan del ovalo de Coche.

 

Ya con cuatro años, Kurtosis reapareció el 5 de abril de 1986 con la monta de Rubén Huerta ocupando el noveno lugar a 11 cuerpos de Miss Sea. Durante ese año participó en 11 competencias sin lograr victoria alguna y tuvo un desempeño irregular, destacando un tercer lugar a 1 ¾ cuerpos de Bouquet en la Copa Roque Yoris.

 

Pero las cosas cambiaron drásticamente a partir del 3 de enero de 1987, con la monta del entonces aprendiz Luis Fuenmayor, reverdeció laureles al triunfar galopando con margen de 8 ¾ cuerpos sobre Rite Dancer, agenciando 116” exactos para los nueve furlones. A la semana con la monta de Juan Vicente Tovar repitió sobre Hipólita con ventaja de 2 ½ cuerpos parando el teletimer en 114”3 para el mismo recorrido.

 

El 8 de febrero participó en la milla del Clásico Arturo Michelena con la monta de Luis Martín donde fue relegada al sexto lugar a 12 cuerpos de Hipólita. Una semana después escoltó a The Swan a 4 cuerpos en la Copa Cipriano Jiménez Macías. Regresó al lote común donde dio cuenta de Carifana con margen de 1 ¾ cuerpos y cronometrando 97”4 para los 1600 metros.

 

El 14 de marzo con Luis Francisco Martín en los estribos se fue a la delantera en la Copa Roque Yoris desde el inicio para dar muestras de velocidad y resistencia a lo largo de los 1800 metros de la prueba superando con margen de 4 cuerpos a Gabrielle agenciando 116”2 para el recorrido. Dos semanas después participó en el Clásico Mathieu Valery para ocupar el cuarto lugar a 2 ¼ cuerpos de Hipólita. Luego figuró quinta a 7 cuerpos de Rite Dancer en la Copa Jesús Lander Guzmán.

 

El 26 de abril, en el Clásico John Boulton, salió al tiro, tomó la punta, bajó de línea rápidamente para agarrar baranda antes de girar la primera curva y en parciales cómodos se creció en la delantera para cruzar la meta con ventaja de 5 ¼ cuerpos sobre Last Time para dejar en 1800 metros crono de 115”3.

 

 

No conforme, la velocidad de Kurtosis nuevamente anestesió a sus contrincantes el 9 de mayo en la Copa José María Márquez Iragorri, aprovechó el recorrido de 1400 metros para írseles de punta a punta, dejando a Tan Bella en el lugar de escolta a 4 ¼ cuerpos registrando de 86”4 para la distancia. Regresó al lote común requiriendo de los servicios del aprendiz Giovanni Quintero para lograr un importante descargo que le ayudó a obtener una bonita victoria con ventaja de 1 ½ cuerpos sobre Gabrielle, dejando tiempo de 114”4 para los 1800 metros.

 

El 13 de junio participó en la Copa Francisco Urbina Romero donde protagonizó un bonito final con Alta Loma, que a la postre resultó la ganadora por apenas ½ cuerpo. Luego de fracasar estrepitosamente en el lote común ante Luciana, fue inscrita en el Clásico Coproca donde hizo el gasto de la carrera para finalmente escoltar en buena lid a Sátira a 3 cuerpos.

 

Luego de tres presentaciones grises, el 19 de septiembre con la monta de Julio Ortega se defendió a capa y espada para lograr un sensacional triunfo superando a Mi Parroquia por ¾ cuerpo en la Copa Manuel Vicente Lander Gallegos dejando crono de 80”1 para los 1300 metros. Dos semanas después figuró tercera a 2 ½ cuerpos de Negruzca, para que el 10 de octubre fracasara en el Clásico El Corsario que se adjudicó A Chorus Line, motivado a un recrudecimiento de sus lesiones. La fantástica campaña realizada ese año 1987 le permitió obtener el título de Campeona 4 y más años.

 

 

Con seis años a cuestas, Kurtosis reapareció el 27 de febrero de 1988 con la monta de Julio Ortega figurando sexta a 5 cuerpos de Histeria. A la semana participó en la Copa Roque Yoris donde ocupó honrosamente el segundo lugar a 1 ¼ cuerpos de Capaz, pero el 19 de marzo en el Clásico Mathieu Valery decepcionó al quedar novena a 18 cuerpos de Capaz, significando el fin de su vida pistera.

 

Kurtosis realizó una extenuante y productiva campaña de 60 actuaciones en las cuales saboreó las mieles del triunfo de 13 ocasiones, además de 10 segundos, 4 terceros, 5 cuartos y 5 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 2.825.100. Fue enviada al Haras Gran Derby donde fungió como yegua madre, destacando por intermedio del ganador clásico Kúrtico, la selectiva Ayma, además de los ganadores Río Isiro y Kurtosista.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista Hipódromo, Sr. Rosalio Montero.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 31 de marzo de 2022

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados