Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Miss Quisquella

(Ven, 2006, Copent Garden en Jaclyn’s Love por Jack Of Clubs)

Por Juan Manuel Arredondo Q.

 

En el mundo del hipismo suele pasar que cuando en una generación surge una estrella tan rutilante como lo fue Bambera el resto de sus coetáneas quedan un tanto “opacadas” por el brillo de la campeona, sin embargo, hoy queremos rendir homenaje a otra destacada corredora nacida en 2006, Miss Quisquella, cuyos logros en la pista tras la partida de la yegua con mayores hazañas en este siglo le llevarían a obtener incluso un título como campeona.

 

De pelaje alazán nació el 29 de marzo de 2006 en el prestigioso Haras Tamanaco siendo una hija de Copent Garden en Jaclyn’s Love por Jack Of Clubs. Su padre fue un linajudo corredor nacido en Irlanda hijo del Jefe de Raza Sadler Wells y por ende nieto del gran Northern Dancer, ganador de 6 en 35 salidas y productor de 225 mil dólares a cuya segunda producción perteneció Miss Quisquella. Por el lado materno era el tercer producto de Jaclyn’s Love, una hija de Jack Of Clubs en Jaclyn por Gentleman’s Word que fue ganadora selectiva con campaña de 9 triunfos en 42 salidas, la cual había dado antes de ella a los ganadores Richardo y Caribe.

 

En la subasta del Haras Tamanaco estaba el entrenador Abraham Campos en una mesa y Lenín Cruz en otra, disputándose una yearling de modesto pedigrí, buena conformación, pero pequeña, de las más baratas de la subasta, la hija de Copent Garden en Jaclyn’s Love. Ningún otro preparador ofertaba, sólo ellos se encerraron en la disputa. Campos paró en Bs. 60.000 y Cruz se la llevó en 65 mil para defender los colores del Stud Quisquella del Sr. Lenny Alexander Mercedes, quien no dudo en asignar al preparador Lenín Cruz para su cuido y entrenamiento, quien le dio todo el tiempo necesario a la yegua para su puesta en forma ya que, como se mencionó, no era poseedora de un gran físico, su peso en actividad osciló entre los 400 y los 424 kilogramos; valga acotar que no cumplió actuaciones como dosañera.

 

Su estreno se produjo el 7 de marzo de 2009 en prueba para yeguas debutantes y perdedoras en el tiro de 1100 metros con la monta de Leonel Reyes Ramos, mostrando cierta velocidad, pero poca consistencia para arribar quinta a 5 ¾ cuerpos de Ana Veloz. Tres semanas después corriendo de atrás en 1200 metros mejoraría a pesar de llegar sexta, pero a tan solo 1 ¾ cuerpos de Trilay en un lote tan parejo que del primero a la undécima no hubo más de cinco cuerpos. Dos semanas más tarde con la monta de Rigo Sarmiento de nuevo mostró su velocidad, pero terminó aflojando para finalizar tercera a 6 cuerpos de Shaolin en 1300 metros.

 

Sería el 25 de abril en su cuarta salida que “rompería el maiden” con la monta de Simón Robles y corriendo colocada para pasar de viaje en los 150 finales y vencer con facilidad a Maremy agenciando 71”2 para 1200 metros, mostrando importante evolución. Subida a G-1 el 17 de mayo con la monta de Edgar Pérez arribaría tercera a 3 ¾ cuerpos de Paso de Tango por lo que sus allegados se animaron a inscribirla el 7 de junio en su primera selectiva al disputarse la Copa Lady And Me, con la monta de Simón Robles accionó en posiciones intermedias, pero no fue enemiga en ningún momento finalizando sexta a 7 ¼ cuerpos de Águila Bella.

 

Tras un descanso de casi tres meses reapareció el 29 de agosto para desarrollar un segundo semestre muy diferente al anterior pues con la monta de Alfredo García Paduani logró vencer por 2 ¼ cuerpos a Mont Everest en tiempo de 78”3 para 1300 metros, en prueba sin validez para movimiento de lote por ser parte del Campeonato de Jinetes (Jockey Challenge) en el marco de la Gala Hípica de Caracas. Por esta razón, dos semanas después pudo correr de nuevo en G-1 con la monta de Emisael Jaramillo para revalidar su triunfo anterior con ventaja de 2 ¾ cuerpos sobre la favorita India Regia en tiempo de 78”3 para 1300 metros y en medio de un lodazal por la fuerte lluvia caída (como nota curiosa en el vídeo de esa prueba no se registró el audio de la narración oficial).

 

El 26 de septiembre subida a G-2 sirvió de escolta a Onilda Te Quiero arribándole a 2 ¼ cuerpos en 1100 metros, pero el 10 de octubre pasando a manos de Sonny León logró vencer con facilidad a Lady Debbie por 2 ¼ cuerpos dejando 83”2 para 1400 metros en lote de G-1ó2. Dos semanas después corrió por vez primera en los cuatro codos en G-2ó3, pero arribó cuarta a más de diez cuerpos de la entonces superior Mad Light (favorita 1/9 ese día). Tras un descanso de un mes cerraría su temporada con par de triunfos en la intermedia, el 6 de diciembre en G-2ó3 superó por 5 ½ cuerpos a Eléctrica dejando 83”3 para 1400 metros mientras que a la semana siguiente subiendo a G-4,5ó6 repitió al derrotar por 8 ½ cuerpos a Oil Field y mejorando a 82”1 su tiempo para el mismo recorrido, quedando lista para volver al lote selectivo de manera definitiva.

 

Su mejor año sería 2010 aunque contradictoriamente comenzó con par de derrotas, el 24 de enero escoltó a la rendidora Miss Miranda a tan solo medio cuerpo en la Copa Rafael Rodríguez Navarro en 82”3 para 1400 y el 13 de febrero con la monta de Rigo Sarmiento en la Copa Starship Miss finalizó tercera a 13 cuerpos de la propia Miss Miranda que ante la ausencia de Bambera se consolidaba como líder temporal del patio entre las maduras.

 

Pero el anhelado triunfo selectivo llegaría el 28 de febrero regresando a su cabalgadura Sonny León al disputar el Clásico Eduardo Larrazábal Eduardo venciendo por medio cuerpo a Avo Próspera en tiempo de 97”3 para la milla a pesar de sufrir tropiezos durante el desarrollo de la competencia. Si usted amigo lector se fija en el vídeo aproximadamente en el segundo 47 su jinete tuvo que levantar y retrogradó al cuarto cuando ya venía pasando a dominar la carrera, sin duda un triunfo muy meritorio el de esta yegua ese día.

 

 

Exactamente un mes más tarde fue inscrita en el Clásico Ségula C, pero cayó derrotada por Takupi arribándole segunda a 5 ½ cuerpos tras sufrir nuevamente múltiples tropiezos en carrera, aunque para ser justos la vencedora igual retrasó en la partida, pero se recuperó pegada a la baranda y consiguió una fácil victoria, demostrando que ese día andaba en el tope de su condición ya que agenció 82”3 para los 1400 metros. Pero regresando a los cuatro codos el 18 de abril con la monta de Carlos Andrés Olivero iniciaría una racha triunfal al anexarse el Clásico Blondy superando a Xica Linda por 6 ¼ cuerpos en tiempo de 116”4 para 1900 metros, viéndose solvente en la larga (creo importante acotar que Miss Miranda, entonces líder yegua madura fue inscrita para correr al día siguiente retando a los machos en el Presidente de la República, incluso participó como la primera favorita en taquilla, pero no logró ganar).

 

 

Por razones de programación fue bajada nuevamente a la corta el día 16 de mayo para disputar la Copa Pensilvania bajo la conducción de Santiago González respondiendo con un contundente triunfo por 3 ½ cuerpos sobre la veloz Napajpiri dejando 76” para 1300 metros a pesar de finalizar desarmada, de haber sido exigida por su jinete seguramente la ventaja era mucho mayor y hubiese marcado 75” y fracción para el recorrido.

 

 

El 13 de junio fue inscrita en la Copa Cantaura enfrentando a solo cinco rivales (incluida la misma escolta de su triunfo anterior) la cual se lleva con absoluta claridad al superar por 7 ¼ cuerpos a La Danzante dejando marca de 82”1 para los 1400 metros.

 

 

Dos semanas después regresó al tiro de aliento para disputar el Clásico Lavandera donde se vería las caras nuevamente con la que fue su verduga a comienzos de año (Miss Miranda), pero ratificando que su condición era impecable logra conquistar un contundente triunfo por 5 cuerpos sobre Eréndira marcando 111”4 para 1800 metros, en tanto que su máxima rival en el papel apenas pudo llegar en el cuarto puesto, lejos de su mejor momento tras su fallido intento contra los machos.

 

 

La vida nos ha enseñado que todo lo que comienza también termina, así que su exitosa racha llegaría a su fin de forma quizás inesperada para la afición entera, pues el 18 de julio en el Clásico Día de la Armada estaba enfrentando a solo tres rivales que ya había superado previamente con cierta comodidad y se cotizaba como favorita unánime (1/9) pero fue sorprendida en propia sentencia por la atropellada fulminante de Autumn Parts, la cual con una gran conducción de Leonel Reyes Ramos avanzó por la baranda y aprovechó la ventaja concedida al giro de la curva por la principal candidata que vio detenida su cadena de triunfos por apenas una nariz en tiempo de 95”1 para la milla.

 

Cuando se tiene una yegua de esta calidad y la misma atraviesa una gran condición es lógico aspirar a correr las mejores competencias que la programación ofrece, por lo que en el marco de la Gala Hípica de Caracas los propietarios de Miss Quisquella tenían la posibilidad lógica y razonable de ir contra las hembras en la Copa Cruz del Ávila (a su disposición pero era actuar conservadoramente) o atreverse a soñar con ganar el evento principal como era el Clásico Propietarios La Rinconada enfrentando a los machos e importados. Sus allegados se decantaron por la segunda opción, quizás tomando en cuenta que el mejor ejemplar del hipódromo estaría ausente de la misma, ya que se había informado que el triple coronado invicto Water Jet no iría a la carrera.

 

Contando con la monta de Carlos Andrés Olivero le tocó enfrentar un lote de 16 rivales incluidos dos importados, cumpliendo una destacada actuación ya que tras perseguir a los veloces Sambuca y Enólogo fue capaz de apoderarse de la punta en los 600 metros finales y entrar con ventaja en la recta final, pero lamentablemente le sobró distancia y terminó fuera de pizarra justo en el rayado (a medio cuerpo del cuarto) finalizando sexta a 7 ¾ cuerpos del norteamericano Dixie Emperor que se alzó con el triunfo en tiempo de 125”3 para los dos kilómetros.

 

Analizando su desempeño en esta carrera y comparándolo con el resultado de la Copa Cruz del Ávila no me cabe la menor duda que de haber corrido contra las hembras hubiese logrado la victoria, pues la vencedora Eréndira agenció 119”4 en los 1900 metros. Sin embargo, para nada es criticable la decisión de buscar el triunfo en la prueba más importante que ofrecía el calendario pues como hípicos aupamos la sana competencia entre los mejores ejemplares; no obstante, es necesario acotar que tal vez el esfuerzo hecho ese día repercutió algo en su físico pues vendrían luego tres derrotas más antes de saborear nuevamente las mieles del triunfo.

 

El 19 de septiembre contando con la conducción de Santiago González disputó el Clásico Hípica Nacional, pero fracasó al arribar cuarta (y última) a 14 cuerpos de Eréndira que evidenció andar en gran condición gracias al buen trabajo del maestro César Cachazo agenciando 123”3 para los 2000 metros. Luego de esta actuación la yegua Miss Quisquella fue adquirida por la Agropecuaria Grupo D pasando a defender los colores del Stud El Patriarca, siendo enviada a la cuadra del experimentado Antonio Bellardi para su entrenamiento.

 

Tras descansar un mes regresó el 7 de noviembre manteniendo la monta Santiago González, pero tras pasar a dominar en la entrada de la recta final no pudo contener la atropellada de Rubizay que la derrotó por 2 ¼ cuerpos en tiempo de 95”2 para la milla. Corriendo seguido en el Gran Premio Asocrinca (prueba mixta) se fajó en un duelo junto a Miss Miranda que la derrotó por un cuerpo en 95” para la milla, completando ambas una exacta de hembras ante los machos que las enfrentaron. Pero dos semanas después tomaría desquite de su oponente y se reivindicaría al intervenir en el Clásico Fuerza Aérea Nacional con la monta de Emisael Jaramillo, derrotando a Tía Chama por 9 cuerpos y agenciando 109”4 para 1800, luciendo otra vez como a principios de año.

 

 

El 19 de diciembre confirmaría su recuperación total cuando se impuso de punta a punta en la Copa Alighieri por la impactante cifra de 20 cuerpos (19 ¾ oficial) sobre Tía Chama agenciando 111” para los 1800 metros, siendo desarmada en los metros finales por su jinete Emisael Jaramillo, cerrando su temporada de manera categórica. Por lo méritos alcanzados durante toda la temporada fue declarada Campeona Madura 2010 en La Rinconada, tomando en cuenta que logró conquistar cuatro clásicos y tres copas, varias de esas pruebas por vía de galope.

 

 

Tomando en cuenta lo comentado en el último párrafo sorprendió en gran manera que a partir de 2011 la yegua Miss Quisquella correría dieciséis veces más sin poder concretar ningún otro triunfo. Hacemos esta acotación porque resalta lo difícil que puede llegar a ser el concretar un triunfo en una carrera, aun teniendo un gran ejemplar con el añadido de una buena cuadra y además excelente jinete, pero siempre habrá un cúmulo de otros factores que inciden positiva o negativamente en el resultado final de una competencia.

 

El 13 de febrero de 2011 fue inscrita en la Copa Starship Miss siendo cotizada favorita unánime (1/9), prueba en la que pasó a dominar en plena recta final pero no pudo sostener la reacción de la veloz Cali (que hizo el gasto) ni la atropellada de Chris Le Blanc, las cuales decidieron en final de foto que resultó en un empate agenciando 119” para 1900 metros, mientras que Miss Quisquella finalizó tercera a sólo ¾ de cuerpo. Dos semanas después fue montada por vez primera por “el morochoManuel Ángel Meleán al disputar el Clásico Eduardo Larrazábal Eduardo (que ganó en 2010) y tras pasar a ganar antes del giro de la curva final no pudo mantenerse en la punta sucumbiendo ante el avance de Autumn Parts y Miss Miranda que la relegaron al tercer lugar a 2 ½ cuerpos, en tiempo de 97”2 para la milla.

 

El 20 de marzo participó en el Clásico Gustavo J. Sanabria intentando venirse de tiro a tiro, pero fue superada por la campeona tresañera 2010 American Woman y Miss Miranda que decidieron en un cerrado final, llegando tercera a 5 ½ cuerpos. El 17 de abril fue conducida por Rigo Sarmiento en el Clásico Blondy pero tras salir a perseguir a la vencedora Miss Miranda simplemente no pudo seguirle el paso y terminó sexta a 30 cuerpos, con su jinete desarmándola en la recta final ya que no era enemiga.

 

Tras un descanso de casi dos meses regresó el 11 de junio en la Copa Cantaura con la monta de Johan Aranguren, pero se cansó de perseguir a la fenomenal Elegida que venció de punta a punta en 88”4 para 1500 metros, cediendo al final el lugar de escolta a Autumn Parts tras un breve duelo entre ellas arribando finalmente tercera a unos 3 ½ cuerpos.  A la semana siguiente con la monta de Santiago González intervino en el Clásico Lavandera y en buena demostración arribó 3ra a 1 ¾ cuerpos de Miss Miranda y American Woman que la precedieron en 110”2 para 1800 metros.

 

El 5 de julio bajó al máximo lote común con la monta del aprendiz Reybert Sánchez pero no pudo alcanzar a la veloz La Danzante que la superó por 3 ½ cuerpos, mientras que el 24 de julio disputó el Clásico Día de la Armada con la monta de Roger Rengifo donde se produjo un hecho curioso puesto que se repitió prácticamente al carbón el resultado del año anterior, con final de foto y diferencia de nariz para Autumn Parts sobre Miss Quisquella, las cuales superaron en el rayado a la favorita Elegida que lucía ganadora a la entrada de la recta final, agenciando 96”3 para la milla.

 

Como esta página es de anécdotas ampliaremos lo comentado con esa particularidad de tener una diferencia de nariz en el mismo evento con los mismos ejemplares en años consecutivos (hecho inédito), nos llamó la atención que los profesionales involucrados fueron totalmente diferentes para ambas yeguas, a saber: Autumn Parts 2010 (Leonel Reyes Ramos-Antonio Machado) y 2011 (Ronald Ordoñez-Morris Salswach), Miss Quisquella 2010 (Santiago González-Lenín Cruz) y 2011 (Roger Rengifo-Antonio Bellardi), parece irrepetible esta hazaña.

 

El 28 de agosto en el marco de la Gala Hípica de Caracas participó en la Copa Cruz del Ávila enfrentando a lo más granado de las féminas de la capital y parte del Caribe, finalizando quinta a 6 cuerpos de la tresañera Miss Santona que se consagraba como la mejor del patio superando a American Woman y marcando 118”4 para 1900 metros, en prueba que contó con la participación de Miss Miranda, Elegida y otras buenas corredoras más.

 

El 18 de septiembre fue inscrita en el Clásico Peggy de Azqueta con nuevos colores ya que defendió al Stud La Escondida I, allí finalizó quinta a 9 cuerpos de la veloz Carontes que se impuso de punta a punta en 81”3 para los 1400 metros. Luego de un mes de descanso intervino en el Clásico Tapatapa con la monta de Rigo Sarmiento, pero se vio fuera de paso en el corto recorrido y no pudo alcanzar a las veloces Agusta y Carontes que la precedieron, arribando tercera a solo 1 ¾ cuerpos en 71” para 1200 metros.

 

A la semana siguiente fue conducida por Leonel Reyes Ramos cuando participó en el Clásico Gelinotte, allí vivió un buen momento al giro de la última curva cuando parecía decidir junto a Elegida y Autumn Parts (exacta final) pero aflojó bastante en los últimos metros terminando cuarta a 3 ½ cuerpos de la vencedora que agenció tiempo de 97” para la milla. El 4 de diciembre nuevamente la yegua Miss Quisquella apareció con nuevos colores pues defendió la chaquetilla del Stud Por el Mundo cuando intervino en el Clásico Aviación Militar Bolivariana con la monta de Ronald Ordoñez, pero arribó sexta a 5 ¾ cuerpos de la sorpresiva Lido Di Venezia, la cual derrotó a American Woman en bonito final dejando 113”1 para 1800 metros.

 

La campaña cumplida por la yegua Miss Quisquella durante la temporada 2011 fue de 13 competencias sin poder concretar victoria alguna (siendo justos perdió al menos dos increíbles) lo cual parecía indicar que la hija de Copent Garden estaba “pidiendo haras” (expresión usada por los hípicos cuando un(a) corredor(a) ya no es tan bueno como en otro tiempo), pero sus nuevos propietarios insistieron en mantenerla en actividad por otro año siendo asignado al barinés Aldo Traversa el trabajo de recuperarla para intentar reverdecer viejas glorias.

 

Con mucha paciencia y tras un descanso de tres meses regresó a la acción el 25 de marzo de 2012 en el Clásico Gustavo J. Sanabria con la monta de Jean Carlos Rodríguez, allí salió en punta batallando con la veterana Miss Miranda y logró dejarla en el camino entrando con buena ventaja en la recta final pero no pudo contener la atropellada de Autumn Parts y Nike And Me que la relegaron al tercer puesto a 3 ¼ cuerpos de la vencedora que agenció 123”3 para los dos kilómetros. A pesar de aflojar un tanto en la recta final su demostración fue muy buena, pareciendo prometer revivir como el Ave Fénix en un futuro no muy lejano.

 

Luego de otro descanso de par de meses fue inscrita en la Copa Bambera el 20 de mayo donde se cotizó como la principal favorita ante un lote que lucía en el papel un tanto inferior para ella, pero haciendo nuevamente la carrera en la punta sólo pudo aguantar hasta el giro de la curva final cuando fue desplazada por Nike And Me y gradualmente perdió posiciones para finalizar novena a 16 cuerpos de Estocolmo, que resultó ganadora en sensacional atropellada. El 24 de junio intervino en el Clásico Lavandera en el que una vez más intentó hacer su carrera en velocidad hasta los 800 metros finales aproximadamente, allí la pasó de un viaje la vencedora American Woman y comenzó a retrogradar hasta finalizar 13ra a 20 cuerpos, confirmando que ya no era la misma y que necesitaba un descanso definitivo de su actividad como pistera.

 

Luego de esa increíble (y tal vez injusta) racha de dieciséis derrotas para finalizar su campaña, los números reflejan que consiguió 13 victorias en 44 salidas (de ellos 4 clásicos y 3 copas, todos en 2010 cuando fue declarada campeona), completando con 8 segundos, 10 terceros, 3 cuartos y 3 quintos además de siete no figuraciones (tres de ellas en sus últimas cuatro actuaciones) acumulando en ganancias la suma de Bs. 768.262, conociéndose de manera extraoficial que la yegua está alojada en el Haras El Bosque pero hasta el presente no se le ha registrado descendencia.

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo. Prof. Winston Hernández, Dr. Javier I. Farache.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, lunes 31 de mayo de 2021

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados