Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Paso a la Reina

(Ven, 2010, Orientate en Ravine Rose por Gulch)

Por Juan M. Arredondo Q.

 

Así como en la Biblia se puede leer que muchos personajes lograron cumplir o desarrollar lo que significaba su nombre, en el mundo del hipismo hemos visto numerosos casos de purasangres que reciben un nombre por parte de sus dueños y el mismo parece predestinado a la grandeza, encargándose con sus actuaciones de darle validez o relevancia a esa denominación que se le hizo antes de iniciar su actividad. Recientemente hizo campaña en el estado Zulia, en el Hipódromo de Santa Rita, una yegua llamada Paso a la Reina, que justificó con creces el llamarse así con su luminoso palmarés.

 

La destacada alazana nació el 21 de febrero de 2010 en el Haras Belén Paradise, siendo una importada en vientre hija de Orientate en Ravine Rose por Gulch. Su padre (USA 1998, Mt Livermore en Dream Team por Cox’s Ridge) fue un destacado corredor ganador clásico de diez en diecinueve salidas que produjo US$1.716.950 en premios, incluyendo un tremendo triunfo en la Breeder’s Cup Sprint 2002 que lo catapultó a ser el Campeón Sprinter 2002 en USA. Su primera producción nació en 2004, aunque ha sido un padrillo prolífico no ha podido replicar en la cría el nivel de éxito que tuvo en la pista, dando buenos corredores que han sido ganadores en diferentes países, pero ninguno de su talla en su calidad pistera.

 

Su madre (USA 2000, Gulch en Lotka por Danzig) costó US$300.000 en subasta como yearling pero tuvo corta campaña, fue una ganadora de una en cuatro salidas que produjo apenas US$19.860, contando con un excelente origen que comenzó a demostrar en su país natal donde dejó cuatro hijos incluidos los buenos ganadores San Missile (11 triunfos) y Mr. Flexible (7 triunfos). Adquirida en US$24.000 en la subasta mixta de Keeneland por la gente del Belén Paradise, siendo traída a Venezuela estando preñada por Orientate del producto que fue llamada Paso a la Reina (nuestra homenajeada). Posteriormente tuvo otros dos hijos en nuestro país, uno de ellos el campeón valenciano King Angelus, por lo que esta yegua en su corto desempeño en la cría venezolana fue capaz de producir a un par de campeones.

 

La hermosa potranca fue adquirida por el Sr. Héctor Bravo para lucir la chaquetilla del Stud HB-FV, quien le encargó su cuido y entrenamiento al campeón regional Juan Andrés Rodríguez. En cuanto a su físico su peso al debutar fue de 380 kilogramos y su promedio de por vida estuvo por debajo de los 400 kilos, aunque fue ya en su etapa de cuatroañera que al fin pudo superar esa barrera.

 

Su estreno se produjo el 28 de septiembre de 2012 en el Clásico Asuprozulia disputado durante la jornada de gala conocida como la Noche Clásica Zuliana, contando con la conducción de Santiago González. Cerrando en taquilla como amplia favorita (ofrecía 1/5) logró responder de manera contundente al superar por 9 ¼ cuerpos a Mi Ternura que la escoltó, dejando crono de 77”4 para los 1200 metros.

 

 

Cuando se observa el vídeo de esa salida, hay dos detalles muy llamativos: el primero es que luego de una partida normal (aceptable) a los pocos metros pareció encender un motor extra que le permitió pasar a dominar con claridad sobre sus rivales; el segundo es que hacia el giro de la última curva lucía algo quedada y lista para ser rebasada por Mi Ternura, pero al moverla en plena recta final su jinete Santiago González la potra reaccionó para desprenderse y vencer con total autoridad, lo cual reflejaba neta superioridad sobre sus oponentes para ese entonces.

 

Por razones que desconocemos con exactitud la vistosa potranca fue enviada a la cuadra de Mario Esteves, quien a partir de ese momento se encargó de su entrenamiento. Regresó a la acción el 21 de noviembre disputando el Clásico AP Smart con la monta de “El PochoJaime Lugo, siendo cotizada como favorita unánime de la afición (1/9). Aunque su brinco inicial no fue el mejor, pronto asumió el liderato de la prueba para controlar las acciones prácticamente de punta a punta superando al final por 6 cuerpos a Messina, dejando parciales de 23”3, 49” y 76”1 hasta cerrar con un remate de 15”3 para completar en 91”4 los 1400 metros, ratificando supremacía.

 

 

El 5 de diciembre fue inscrita en la Copa High Power enfrentando a sólo dos rivales a las cuales superó con relativa facilidad, aunque en esta ocasión debió correr colocada tras la esprintada de Messina, pero la líder generacional logró rebasarla en la entrada de la recta final y luego contuvo a Mi Ternura que la escoltó a 1 ¼ cuerpos en tiempo de 86” para los 1300 metros.

 

 

Dos semanas más tarde intervino en la Copa Oswaldo Camejo que se tradujo en un match contra Messina, ya que no hubo otras inscritas. Luchando desde la propia salida como en su carrera previa, la importada en vientre logró mantener su imbatibilidad al superar fácilmente a su única rival con ventaja que al final fue de 6 cuerpos, dejando crono de 87”2 para los 1300 metros. Evidentemente, tras su arrase con el calendario selectivo para las potrancas dosañeras del óvalo zuliano, la invicta Paso a la Reina fue declarada como la Campeona Dosañera 2012 en Santa Rita, habiéndose mostrado totalmente sobrada ante sus congéneres para ese entonces.

 

 

Durante finales de ese mismo año se había anunciado su posible viaje hacia La Rinconada para continuar su campaña bajo la tutela del propio Mario Esteves, lo cual no se concretó.

 

Mientras Paso a la Reina disfrutaba un merecido descanso luego de coronarse como la mejor potranca, había surgido otra notable corredora que se asomaba como una potencial rival para la hija de Orientate, la linajuda AP Classy que iba invicta en dos salidas con victorias muy llamativas sobre sus oponentes. El 1 de febrero se iba a dar su primera confrontación en el marco del Clásico Signorina Vale, contando con la participación de Messina para completar el trío de inscritas.

 

La expectativa por ese duelo de invictas era grande durante la semana previa al evento, pero rápidamente se desvanecería porque al momento de la partida la potranca Paso a la Reina se fue de manos y tumbó a su jinete, lo que causó la pérdida de su condición de invicta. AP Classy lograría imponerse fácilmente por 11 cuerpos sobre Messina en tiempo de 89”4 para 1400 metros, mostrando calidad para ser la nueva líder de la generación.

 

El 12 de abril volverían a verse las caras en la disputa de la Copa Gustavo Lepage, apareciendo otras dos rivales para completar un cuarteto de participantes. Sin embargo, toda la atención estaba puesta en la “revancha” entre las dos mejores potrancas, en especial cuando no pudieron medirse de tú a tú en su anterior por la rodada de Jaime Lugo. En esta ocasión salió al tiro Paso a la Reina y dominó desde el inicio, aunque AP Classy le brindó oposición desde temprano y logró desplazarla al giro de la última curva, pero se cargó hacia líneas internas haciendo levantar al jinete de Paso a la Reina antes de consolidarse en la punta logrando vencer por 3 ¼ cuerpos en tiempo de 90”4 para los 1400 metros.

 

 

Posteriormente vino la reclamación que fue declarada con lugar por los señores Comisarios, procediendo el distanciamiento de AP Classy y la subida al primer lugar de Paso a la Reina, la cual se anexaba un nuevo triunfo selectivo, esta vez por vía legal. Ese resultado que arrebataba el invicto a la hija de Smart N’Classy produjo cierta polémica por las opiniones encontradas, por lo cual le invitamos a usted amigo lector a evaluar el vídeo y sacar sus propias conclusiones sobre su pertinencia.

 

El 2 de mayo vendría en teoría un nuevo capítulo de la confrontación entre las dos valiosas tresañeras al disputar el Clásico José Antonio Andrade, completando Tía Bertha la nómina de la prueba. Pero se produjo un nuevo imponderable en su historia particular con el retiro en el aparato de AP Classy (se enredó con el mismo), dejando la competencia reducida a un match que resultó muy disparejo ya que Paso a la Reina mostró absoluta superioridad sobre su rival al vencerla por ¡18 cuerpos! sin ser exigida en ningún momento, con tiempo de 105”3 para la milla.

 

 

El 23 de mayo iniciaría la triple corona regional para hembras con la celebración del Clásico Ana María Campos, con la expectativa de ver a las dos mejores potrancas compitiendo para dirimir supremacía sin otros obstáculos. La pupila del Stud HB-FV acudía con campaña de 7-6 y su única derrota fue por una rodada, mientras su rival iba de 4-3 y su única derrota fue por distanciamiento.

 

Ya en carrera la veloz Paso a la Reina salió a comandar al lote dejando 23”3 en el primer cuarto, pero rápidamente AP Classy fue en su búsqueda y libraron un pequeño duelo donde salió favorecida ampliamente la pupila del Stud Touchstone que logró consolidarse en la punta para imponerse finalmente por 5 ¾ cuerpos sobre Paso a la Reina que vendió cara su derrota, aunque su jinete la contuvo en los metros finales ante la imposibilidad de alcanzar a su rival, la cual agenció 101”3 para la milla.

 

Quizás tomando en cuenta lo parejo de la generación de potros en el Zulia, sus allegados se animaron a inscribirla en el Clásico Asdrúbal Romero Cardozo disputado el 13 de junio, con el cual se daba inicio a la triple corona regional abierta para ejemplares, donde evidentemente se enfrentaría a los potros. Para esa ocasión estrenó la monta de Francisco Urdaneta, ya que Jaime Lugo se había inclinado por otro. En ocasión de su inscripción ante los machos, el profesor Winston Hernández publicó en su blog un artículo de tal pertinencia que nos parece muy oportuno recomendar su lectura, acá dejamos el enlace con su dirección: http://siempreenlapomada.blogspot.com/2013/06/paso-la-reina-puede-ser-la-macha-en-el.html

 

En cuanto al desarrollo de la competencia, la veloz potranca salió al tiro en la punta logrando poner sólida distancia sobre sus oponentes en parciales de 23”3, 46” y 75”2 para los tres primeros cuartos, entrando con ventaja en la recta final pese al sostenido avance de su compañero de cuadra Calai, el cual le dio alcance faltando unos 300 metros. Tras un breve duelo entre ambos, la valiente Paso a la Reina regresó a la delantera y se creció para imponerse por unos dos cuerpos sobre Calai mientras el resto del lote finalizaba lejos de los dos punteros. Lamentablemente, un reclamo de Carlos David Lugo por un tropiezo en plena recta final fue declarado procedente por los señores Comisarios y se procedió al distanciamiento de Paso a la Reina al segundo lugar, siendo el ganador por vía legal el potro Calai.

 

 

A la semana siguiente volvió a enfrentarse a las hembras cuando participó en el Clásico Qué Calor como segundo peldaño, pero de nuevo le tocó caer vencida por la ya superior AP Classy que la aventajó por unos 4 ¼ cuerpos en tiempo de 121”4 para los 1800 metros. Pese al esfuerzo que significó recorrer 3.400 metros en unos ocho días, la potranca Paso a la Reina no deslució en ningún momento, simplemente su rival demostró ser la auténtica campeona de la generación.

 

Tras su actuación en el segundo peldaño de hembras, la pupila del Stud HB-FV pasó a la cuadra de “El PollitoJosé Luis Balzán, quien a partir de ese momento fungió como su entrenador. El 18 de julio volvieron a medirse las mejores potrancas de Santa Rita en el tercer paso que era el Clásico Periodistas Hípicos y una vez más AP Classy logró derrotar a Paso a la Reina para convertirse en una nueva triple coronada zuliana, mientras que la hija de Orientate lograba escoltarla llegando a unos 2 ½ cuerpos en tiempo de 139” para los dos kilómetros.

 

El 5 de septiembre volvió a medirse con su archirrival en el Clásico Cristal Candy, estrenando la monta de Alberto Gauna. Desafortunadamente, no hubo variaciones en el resultado pues de nuevo AP Classy logró vencerla de manera fácil, esta vez por unos 5 ¼ cuerpos con tiempo de 121”1 para los 1800 metros. Así quedaba la escena servida para lo que sería su enfrentamiento durante la llamada Noche Clásica del Zulia, midiéndose en el Gran Premio Criadores Zulianos.

 

El 27 de septiembre se celebró el importante evento, volviendo Jaime Lugo al sillín de la importada en vientre. Al inicio pareció seguirse fielmente el guion que venían cumpliendo en sus salidas recientes las dos favoritas, Paso a la Reina adelante y AP Classy muy de cerca para no dejarla escapar. En parciales de 23”4, 51”, 75”3 para los tres primeros cuartos tomaron una gran ventaja sobre las demás competidoras, pero pareció que habían echado el resto muy temprano y en plena recta final ambas fueron presa fácil de una irreverente Karola Princess que las liquidó con solvencia en los metros decisivos. Además, AP Classy le dio un fuerte golpe a nuestra homenajeada en la entrada de la recta final, lo que ocasionó su distanciamiento del segundo al tercer lugar, quedando oficialmente Paso a la Reina con el lugar de escolta por sexta ocasión consecutiva. El tiempo global fue de 136”3 para los dos kilómetros, siendo la primera derrota de Paso a la Reina contra una yegua distinta de su archirrival.

 

El 17 de octubre fue inscrita en el Clásico Magnificently, que se convirtió en un match contra la veterana campeona Waka Waka. Una prueba que lucía pareja entre ambas al presumirse una lucha a muerte desde la salida, terminó con un galope de 20 cuerpos a favor de la madura mientras la potranca nunca pudo igualar su accionar, aunque fue muy movida por su jinete. Dejaron crono de 91”4 para los 1400 metros.

 

El 7 de noviembre la llevaron de nuevo a los cuatro codos para disputar el Clásico Hipódromo de Santa Rita, regresando Alberto Gauna como su jinete. Tras batallar con Backary desde el inicio, ambas fueron superadas por la atropellada de la favorita India Uribí, finalizando Paso a la Reina tercera a 12 ¾ cuerpos de la vencedora que agenció 135”2 para los dos kilómetros. Sus últimas salidas habían sido decepcionantes, o al menos por debajo de lo esperado para un purasangre de su calidad. Probablemente lo mismo creía su propietario, ya que luego de esta actuación decidió cambiar nuevamente de cuadra a su pupila, pasando a ser entrenada por José D. Hernández.

 

Su estreno en nuevas manos no pudo ser mejor, pues el 12 de diciembre participó en el Clásico Jockey Club del Zulia y obtuvo un contundente triunfo de punta a punta por 9 ½ cuerpos sobre India Uribí (que era favorita 1/9), luciendo muy recuperada en su condición física para completar la milla en 103”4, cortando una racha de ocho derrotas consecutivas en su campaña.

 

 

Dos semanas después intervino en el Clásico de la Zulianidad con la monta del astro Ángel Alciro Castillo, batiéndose en un duelo contra el caballo Hermano Hulk que logró doblegarla en la recta final, aunque debió ser exigido para superarla por 1 ½ cuerpo en tiempo de 119”4 para los 1800 metros. De esa manera cerró sus actuaciones como tresañera, mostrando que en la venidera temporada estarían contando con ella en las mejores pruebas del calendario zuliano.

 

Arrancó su temporada como cuatroañera el 16 de enero de 2014 en el lote de G-5,6ó7 siendo cotizada como favorita unánime (1/9) con Alberto Gauna en su cabalgadura, pero no pudo pasar del tercer puesto a 3 ¼ cuerpos de Karola Princess que se la volvió a ganar. El 6 de marzo intervino como gran favorita (1/2) en la Copa Amable Sánchez regresando a manos de “El Pocho”, pero tras marcar parciales desde el brinco inicial fue rebasada por Faustinaville en la entrada de la recta final (Paso a la Reina cargó ligeramente hacia afuera) y aunque la pupila del HB-FV volvió en los últimos metros no pudo alcanzar a su rival que la superó por pescuezo dejando marca de 75”4 para los 1200 metros. Cabe agregar que para esta única actuación apareció en la revista bajo el entrenamiento de Gilberto Atencio.

 

El 11 de abril fue inscrita en la Copa Smart N’Classy donde le tocó enfrentar a varias de las yeguas que se la habían ganado desde finales del año anterior, pero pudo reverdecer laureles saboreando la dulzura de la revancha al conquistar de manera imponente el triunfo superando por 6 ¾ cuerpos a Karola Princess mientras que luego llegaban Faustinaville y Waka Waka, agenciando 103”3 para la milla.

 

 

El 14 de mayo disputó la Copa Euclides Villalobos frente a tres rivales, en lo que resultó ser una prueba de trámite pues logró imponerse con gran autoridad por más de 10 cuerpos sobre Victory Lawyer, dejando marca de 122”2 para los 1800 metros.

 

 

Estando en medio de lo que parecía ser su mejor momento pistero la yegua Paso a la Reina pasó a la cuadra de Francisco Prado, quien se encargaría de su entrenamiento. Realmente desconocemos a la distancia del tiempo cual fue el motivo para ese cambio, pero de acuerdo a lo visto en su siguiente salida no le afectó de manera alguna en lo inmediato.

 

El 3 de julio intervino en el Clásico Día de la Independencia enfrentando a sólo dos rivales y logró meter un galope de casi 14 cuerpos sobre Victory Lawyer que la escoltó, con tiempo de 105”1 para la milla. Ese triunfo que recién reseñamos cobra mayor valor al conocer que segundos antes de la partida la yegua violentó las puertas del aparato, por lo cual pudo incluso haber sido retirada. Sin embargo, la cuadraron de nuevo y el resultado fue el esperado por la afición hípica en general, un paseo de salud sobre sus rivales que no pudieron contra ella.

 

 

El 25 de julio disputó el Clásico Batalla Naval del Lago y Día de la Armada, pero se consiguió con una compañera de cuadra que también andaba en el aire y mantuvo su propia racha triunfal de cinco salidas al imponerse fácilmente sobre sus oponentes. Hy Champion Star resultó la vencedora mientras Paso a la Reina cedió el lugar de escolta prácticamente en el rayado, finalizando tercera a 7 ¼ cuerpos de la ganadora que agenció 123”1 para los 1800 metros.

 

El 15 de agosto regresó al tiro intermedio cuando intervino en el Clásico Veseli estrenando la monta de Ronald Ordoñez, pero se vio inmersa en una lucha a muerte desde el inicio con la veloz My Sofi y ambas pagaron el precio al quedar fuera de la exacta. Una fulminante atropellada de la sorpresiva Takanori le permitió liquidar en los últimos metros a la favorita Hy Champion Star mientras Paso a la Reina finalizaba tercera a 2 ½ cuerpos de la vencedora, que agenció 92”2 para 1400 metros. Cabe acotar que la trifecta de la competencia fue para ejemplares entrenados por Francisco Prado, mérito para todo su equipo de cuadra.

 

El 26 de septiembre vendría la celebración de la Noche Clásica Zuliana, siendo inscrita Paso a la Reina en el Clásico Entrenadores Zulianos con la conducción de Jorge Urdaneta (jinete con el que lograría su mayor rendimiento). Logrando la que visualmente sería la mejor actuación en su brillante historial, la veloz hija de Orientate tomó la punta desde el brinco inicial marcando parciales de 24”3, 47”2, 74”3 y 102”2 para completar en 117”1 en los 1800 metros, metiendo un galope impresionante que le permitió cruzar la raya con unos 30 cuerpos de ventaja sobre Takanori y Hy Champion Star que decidieron en foto el segundo puesto, en otra trifecta del trainer Prado.

 

 

El 9 de octubre intervino en el Clásico Magnificently en plan de gran favorita y no decepcionó a la afición pues logró imponerse cómodamente al superar por 7 ¼ cuerpos a The Black Woman que la escoltó, en tiempo de 88”4 para los 1400 metros. La yegua atravesaba tal condición que sus allegados se animaron a inscribirla en el Clásico Nuestra Señora de la Chiquinquirá celebrado el 14 de noviembre, enfrentando a lo mejor de la caballada zuliana bajo el entrenamiento de José D. Hernández. Un leve tropiezo en la partida le obligó a apurar para intentar buscar la punta, aunque realmente ese día el veterano Karún lució muy superior para imponerse con suma facilidad de poste a poste superando a El Gran Rufo que lo escoltó. Entre tanto el jinete Urdaneta contuvo a su conducida al verla sin opción de triunfar, finalizando séptima (última) fuera de carrera en lo que se puede calificar como una actuación para el olvido.

 

 

Apenas dos semanas después participó en el Clásico Jockey Club del Zulia con la monta de Alberto Gauna, saliendo a marcar parciales de 23”2 y 46”4 que resultaron demasiado exigentes para su condición, siendo alcanzada y rebasada con facilidad por sus rivales al giro de la última curva, terminando en el quinto puesto (última) a 24 cuerpos de la vencedora The Black Woman, que agenció 107”3 para la milla. Por el resultado parecía evidente que el esfuerzo de perseguir al superior Karún en el evento de la Chinita le estaba pasando factura, por lo que fue sometida a un merecido descanso de varios meses.

 

Ante la falta de información oficial por parte de las autoridades correspondientes, debemos coincidir con el Profesor Winston Hernández en que la yegua Paso a la Reina acumuló en la temporada 2014 los méritos suficientes para ser declarada como la Campeona Madura, toda vez que obtuvo tres triunfos clásicos más dos copas, luciendo realmente sobrada en algunos de ellos. Ninguna de sus rivales siquiera se acercó a lo conseguido por la valiosa yegua, que alcanzaba así el segundo título de su campaña.

 

Desde inicios del año 2015 el Hipódromo de Santa Rita comenzaba a vivir horas aciagas, con algunas pausas en su programación por cierres temporales que vinieron por decisión de las autoridades. Esto fue aprovechado por la cuadra de Francisco Prado (quien retomó el cuidado de Paso a la Reina) para ponerla a tono en busca de los mejores eventos del segundo semestre. Reapareció el 25 de junio de 2015 en G-5+ con la monta de Jaime Lugo, conquistando un fácil triunfo por 4 ¾ cuerpos sobre Negra Estelar marcando 85”3 para 1300 metros, totalmente a voluntad en los últimos cien metros.

 

El 9 de julio participó en el Clásico Día de la Independencia cotizada como gran favorita (1/5), logrando un convincente triunfo al aventajar por 6 cuerpos a Miss Arantza y tercera Hy Champion Star, en tiempo de 91”3 para los 1400 metros.

 

 

Dos semanas después intervino en el Clásico Batalla Naval del Lago y Día de la Armada logrando ampliar su racha triunfal al imponerse de punta a punta por 3 ½ cuerpos sobre Hy Champion Star que atropelló con fuerzas al final para acercarse a la vencedora que traía gran ventaja, dejando crono de 120”4 para los 1800 metros. Una vez más se repitió la historia con esta yegua, atravesaba una gran condición física y sus allegados deciden enfrentarla a los machos en el Clásico Guardia Nacional Bolivariana disputado el 6 de agosto.

 

 

Lamentablemente no pudo ni hacer su carrera en velocidad porque salió el tordillo Mandatario a “echarse cuchillo” con ella desde el brinco inicial (compañero de cuadra del vencedor) y decepcionó arribando séptima fuera de carrera detrás de Cometín que logró vencer con gran solvencia al lote en tiempo de 135”3 para los dos kilómetros. Allí fue montada por Neptalí Ortiz, cuya actuación dejó mucho que desear.

 

El 26 de agosto participó en el Clásico Veseli regresando a su sillín “El PochoJaime Lugo, allí se manda un carrerón luchando prácticamente todo el recorrido contra la veloz My Sofi sin poder quebrar nunca su línea de acción, cayendo desde el segundo lugar a sólo ¾ de cuerpo en tiempo de 90”2 para 1400 metros. Tal vez de no haber corrido a principios de mes contra los machos en distancia de aliento hubiese estado en capacidad de vencer en esta competencia, nunca lo sabremos con certeza.

 

El 16 de septiembre intervino en el Clásico Magnificently cerrando como primera favorita en taquilla (1/5) pese a enfrentarse con la yegua que venía de derrotarla (My Sofi, 1/2 cerró en taquilla). Aunque su partida no fue la mejor y tuvo que recuperar la ventaja cedida en los primeros metros, rápidamente Jorge Urdaneta la hizo tomar la punta defendiéndola a capa y espada de sus oponentes para concretar un bonito triunfo por 1 ¼ cuerpos sobre Hy Champion Star que por instantes parecía iba a rebasarla en plena recta final, con tiempo de 92” para los 1400 metros.

 

 

El 15 de octubre fue inscrita en el Clásico Jockey Club del Zulia enfrentando a cuatro rivales con la monta de Manuel Ángel Melean, cotizada como la favorita unánime (1/9). En una demostración de su calidad fue capaz de tomar la punta unos pocos metros luego de la salida y con parciales de 23”2, 45”4 y 74”3 galopar por más de 18 cuerpos sobre Mamá Chinca que la escoltó, crono global de 104”1 para la milla.

 

 

El 5 de noviembre participó en el Clásico Hipódromo de Santa Rita con la monta de Jaime Lugo, metiendo otro galope contra sus rivales al superar con ventaja de 9 ¾ cuerpos a Hot Price que atropelló para ocupar el lugar de escolta. Durante los primeros metros Paso a la Reina entabló una lucha tenaz con Onda del Lago por el sitial de vanguardia, pero una vez que se apoderó de la punta prácticamente se acabó la carrera, alcanzando su primer y único triunfo en el tiro de los 2000 metros, los cuales cubrió en 140”.

 

 

Por las particularidades del calendario hípico regional en 2015 se celebró lo que era conocido por muchos años como la Noche Clásica del Zulia durante el mes de diciembre, además por ser carreras diurnas (por falta de alumbrado eléctrico) se disputó como la Gala Hípica del Zulia.

 

Paso a la Reina apareció por vez primera bajo la preparación del experimentado AgapitoTitoFeijoo, quien le inscribió en el Clásico Entrenadores Zulianos con la monta de Jorge Urdaneta. En cuanto al desarrollo de la competencia en el vídeo se puede ver que la salida no fue la mejor para la favorita unánime, pero una vez que su jinete la movió se fue en busca del primer lugar y se adueñó del mismo para no perderlo jamás, logrando un fácil triunfo por unos 15 cuerpos sobre Santa Ilusión que la escoltó, agenciando 121”4 para los 1800 metros. Esa fue su última actuación en Santa Rita.

 

 

Paso a la Reina había coronado un segundo semestre de ensueño, obteniendo seis triunfos clásicos que le permitieron con toda seguridad ser coronada como la Campeona Madura 2015 en Santa Rita, alcanzando su tercer título en su historial (solo le faltó el de tresañera, ya que se le atravesó la fenomenal AP Classy).

 

Al inicio de 2016 se produjo el cierre definitivo del óvalo zuliano, por lo que su propietario decidió llevarla a Valencia en busca de nuevos retos. En el hipódromo carabobeño volvió a ser entrenada por Francisco Prado, tratando de reverdecer laureles. Su reaparición se produjo el 13 de mayo con la monta de Rigo Sarmiento disputando la Copa Hermán Ettedgui Hidalgo, donde mostró su acostumbrada velocidad para liderar la prueba en los primeros metros cayendo vencida desde el cuarto puesto a 5 ¼ cuerpos de Miss Cracker que se alzó con el triunfo agenciando 81”3 para 1300 metros.

 

El 24 de junio participó en G-6+ con la monta de Jaime Lugo donde lamentablemente no pudo seguir el paso de las yeguas Miss Cracker y Sarasota (exacta de la carrera) y su jinete terminó conteniéndola en la recta final al verse sin oportunidad de triunfo, finalizando sexta (última) a 32 cuerpos (F.C.) de la vencedora que repitió su victoria anterior frente a ella. Esa deslucida actuación marcó su retiro definitivo de las pistas, ya que no volvió a competir en pruebas públicas.

 

Su campaña se resume numéricamente así: 19 triunfos (de ellos trece clásicos y cinco copas) en 39 salidas, completando con 10 segundos, 5 terceros, un cuarto, un quinto y cuatro no figuraciones (que fueron una rodada, dos frente a los machos en 2000 metros y la de su última actuación), acumulando premios por el orden de Bs. 1.401.049 para su propietario. En su haber tres campeonatos: dosañera y dos veces como madura, demostrando ser una de las mejores pisteras zulianas por su historial de triunfos en eventos de corte selectivo (18 en total).

 

Una vez que terminó su etapa como pistera fue llevada a su haras de origen para comenzar funciones de matrona, naciendo su primer hijo en 2018 en cruce con el semental Keep Thinking (el padre de su hermano campeón King Angelus) que recibió el nombre de Elías, caballo con campaña en Valencia donde acumula diez salidas sin haber conseguido victorias hasta este momento, aunque si tiene varias figuraciones. Ojalá sus próximos hijos hereden su tremenda capacidad corredora, la cual exhibió durante su exitosa campaña.

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo, Prof. Winston Hernández, www.pedigreequery.com

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, lunes 31 de octubre de 2022

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados