Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Quick Mani

(Ven, 2012, Champlain en Blue Secret por Water Poet)

Por Juan M. Arredondo Q.

 

Con este trabajo queremos rendir homenaje a un buen caballo cuyo paso por la pista capitalina fue muy breve pero que en su corto tiempo participando en pruebas públicas dejó una huella histórica porque estuvo muy cerca de lograr la gran hazaña de ser triple coronado, nos referimos al que fue llamado Quick Mani. Su nombre es así, sin el acento, en homenaje a Manuel Felipe Rosales, gran hípico venezolano, fundador de Haras La Lechuza que falleció y era muy apreciado por los hermanos Uzcátegui, quienes acostumbraban llamarle “Mani” (no por diminutivo de Manuel, que sería “Manny”, sino por razones propias de su relación de amistad).

 

De pelaje castaño nació el 12 de febrero de 2012 en el prestigioso Haras La Primavera, siendo un hijo del británico Champlain en Blue Secret por Water Poet. Su padre (2004, Seeking The Gold en Calando por Storm Cat) fue un ganador de una (Chesham Stakes) en siete salidas y produjo cerca de 48 mil libras para el jeque Hamdan bin Mohd Al Maktoum, pero como era poseedor de un excelente origen que reunía entre sus antecesores a sus ilustres abuelos Mr. Prospector y Storm Cat (Jefes de Raza) y por si fuera poco Diminuendo (abuela materna) ganó clásicos en Inglaterra, Irlanda y Francia, siendo Campeona Tresañera en los tres países, con producción superior a los 730 mil dólares, fue traído desde joven a cumplir funciones como semental a Venezuela, naciendo sus primeros hijos en 2009 de manera que Quick Mani fue parte de su cuarta producción. De las tres anteriores podemos destacar a ganadores como Gran Artemisa (de 29-8), Lady Ashton (23-5), Andrés Emilio (de 42-7) y Sarasota (de 22-10), entre otros.

 

Su madre (2002, Water Poet en Racing Queen por Mt. Livermore) fue una destacada corredora criolla ganadora clásica de 8 en 40 salidas incluyendo el Clásico Comparación 2004 frente a los machos, a su vez descendiente del mejor padrillo en Venezuela del siglo 21 (que no requiere mayor presentación), siendo hermana completa del también ganador clásico Racing Poet (Santa Rita) y del selectivo The Queen Ángel. Quick Mani fue su tercer producto (primero con cruce neto de La Primavera, provenía del San Isidro), habiendo dado antes a Bucanera (2009, de 3-1) y Triunvirato (2010, de 4-1) ambos ganadores en cortas campañas.

 

Quick Mani fue, desde sus primeros pasos, el potro líder de la camada”, expresó su criador César Paparoni, propietario del Haras La Primavera. “Fue, Quick Mani, el ejemplar que correteaba a los demás. Siempre destacaba por ser ese caballo vistoso, por su fecha de nacimiento y por cómo se veía despierto en el potrero. Él, Mister Champ (un hijo de Arabianca) y Manchester (descendiente de Water Poet) eran los tres de la pandilla. Recuerdo que les gustaba fastidiar a Intelecto, porque era el más chiquito. Un potrero es como un colegio, y salir al aire libre es como ir al recreo, para jugar y pasarla bien”, agregó Paparoni. El destacado criador reveló que José Antonio Uzcátegui y Germán Rojas se enamoraron del portentoso corcel, en una de sus tantas visitas al haras. “Quick Mani tenía estilo, un temple sinigual. Fue uno de los cinco productos que eligieron ambos para reforzar el Stud El Oso Yogui”. Fue poseedor de un excelente físico cuyo peso promedio rondaba los 470 kilogramos mostrando mucha precocidad como su madre.

 

Tomando en cuenta el final del párrafo anterior no debe extrañar que su estreno llegara en la primera selectiva programada para los dosañeros, la Copa Iniciación Juan Arias disputada el 30 de agosto de 2014 con solo cinco inscritos la cual quedó en 4 competidores ante el retiro de The Great Brother. Ya en carrera su jinete Manuel José Meleán lo ubicó tercero detrás del veloz Real Onofre (favorito 1/5) y Winner Vision que salieron a pelearse la punta en 22”3 y 47”1 asumiendo el mando claramente el hijo de Biloxi Palace pero en mitad de la recta final hizo un extraño y chocó con la baranda interior, lo que sumado al fuerte avance que ya traía Quick Mani le permitió a éste pasar de viaje a ganar la competencia con ventaja de 3 cuerpos sobre Real Onofre que mantuvo el segundo pese al tropiezo en tiempo de 65”3 para 1100 metros.

 

 

Dos semanas después se esperaba la revancha entre ambos corredores en el Clásico Victoreado pero Real Onofre fue retirado antes de la competencia quedando Quick Mani con solo dos rivales (ambos debutantes) para finalizar metiendo un galope por más de 15 cuerpos sobre Epic Leo y tercero llegaría Supremo, agenciando 72”2 en 1200 metros viéndose totalmente sobrado ante el lote, era claramente el mejor potro dosañero del momento.

 

 

Sin embargo, por esos imponderables que suelen ocurrir en el hipismo el valioso potro se lesiona (presentó fractura de rodilla) por lo que no pudo volver a correr en esa temporada, operado el 25 de septiembre 2014 y permaneciendo alejado de las pistas por varios meses mientras se completaba el proceso de recuperación y luego conseguir su puesta en forma nuevamente. Por lo mostrado en sus dos salidas no cabe duda que de seguir saludable era fuerte aspirante a concretar el título como el campeón dosañero, que recayó al final en Rey Tesa por haber dominado el escenario clásico ante la ausencia del invicto.

 

Para su campaña como tresañero pasó a la cuadra campeona de “El CatireJuan Carlos Ávila, quien le brindó el tiempo necesario para regresar a las pistas en su plenitud. Tras haber superado sus dolencias físicas fue preparado concienzudamente con la mira puesta en el venidero calendario selectivo, pero antes de eso reapareció el 19 de abril de 2015 participando en un fuerte lote de G-2 donde realizó una buena exhibición al finalizar segundo a solo ¾ de cuerpo de Wild Honey en tiro de 1500 metros, cayendo fuerte al final y lo más importante demostrando que estaba saludable. A partir de esta actuación lució los colores del Stud la Invasión, perteneciente al mismo propietario del Oso Yogui.

 

El 31 de mayo fue la fecha fijada para el inicio de la triple corona por la disputa del Clásico José Antonio Páez en una nómina de siete inscritos con algunas ausencias de peso por lesiones (como Good Speed) pero que reunía a lo mejor disponible de la generación, incluido el campeón dosañero 2014 Rey Tesa además de los ganadores clásicos Manchester, Supremo, Cool Runnings, entre otros. Cabe acotar que Cool Runnings era compañero de cuadra y divisa del hijo de Champlain y tras su contundente triunfo en el Gran Premio Unicría con Emisael Jaramillo se cotizaba como el principal favorito de la competencia pues era el escogido por el jinete campeón como su monta para esta prueba, mientras que Quick Mani sería conducido por Jorge Urdaneta ya que a su vez Manuel José Meleán se había decantado por guiar al tordillo Rey Tesa.

 

 

Ya en pleno desarrollo de la competencia se cumplió inicialmente lo previsto en el papel con el veloz Cool Runnings brincando a la punta marcando parciales de 22”1 y 44”4 pero luego fue igualado por Supremo que logró desplazarlo a la entrada de la recta final, allí emergería con poderoso avance Quick Mani para rebasarlo con facilidad aprovechando esa pelea (parcial de 68”4 en los 1200) y adjudicarse el triunfo por 2 ¾ cuerpos sobre Supremo, tercero arribó Manchester y cuarto Bonifacio que superó al favorito en taquilla, agenciando tiempo de 95”4 para la milla y quedando como el único aspirante a ganar la triple corona nacional.

 

El 21 de junio se programó la celebración del Clásico Cría Nacional con apenas cinco inscritos y ahora siendo Quick Mani el principal cotizado en prueba que incluía a los cuatro primeros del JAP más el prospecto Don Lucas que se sumaba al lote selectivo. Para este compromiso el vencedor del Páez sería conducido por el campeón Emisael Jaramillo en lugar de Jorge Urdaneta, lo que constituyó para mucha gente (incluido quien escribe) una gran injusticia vista la excelente demostración del binomio jinete-ejemplar en el peldaño anterior. Sin embargo, casos como ese son frecuentes en el hipismo venezolano (y también en el mundial, se podría decir), porque al líder entre los jinetes del patio generalmente se le da la oportunidad de escoger sus montas y él había guiado al favorito del primer paso que era de los mismos propietarios, por lo que todo “quedaba en casa”.

 

En cuanto al desarrollo de la competencia la misma se presentó con una pelea inicial entre Don Lucas y Manchester mientras Quick Mani y Supremo corrían a la expectativa, tras marcar parciales de 23”1, 47”4 y 72”1 surgió el avance del favorito luego de ser movido por Jaramillo para tomar la punta antes del giro de la última curva y consolidarse hasta la meta con ventaja de 2 ¾ cuerpos sobre Manchester y tercero llegaría Supremo, en tiempo de 126”2 para los dos kilómetros logrando la doble corona y quedando a tiro de la hazaña.

 

 

Antes de continuar con la reseña de Quick Mani quiero dar cabida acá a unas líneas que escribí un tiempo atrás para referirme a casos como el suyo pero que puede aplicar en otros episodios de nuestra historia hípica:

 

La ilusión de todo criador de purasangres de carrera es producir a uno o más ejemplares que en la pista logren alcanzar los triunfos que le permitan la posibilidad de llegar a ser llamados campeones, para ello se requiere de mucho esfuerzo, paciencia e incluso tener capacidad financiera porque se llegan a invertir grandes cantidades de dinero aunque en la mayoría de las ocasiones terminan traduciéndose en pérdidas económicas para ellos y/o los propietarios de esos equinos al no haber correspondencia entre la realidad y los éxitos soñados. Simple cuestión de matemáticas, si cada año nacen quinientos caballos (cifra al azar que uso para ilustrar) es casi seguro que no pasará de diez el número de ellos con el potencial real de consagrarse como los mejores de su generación.

 

En nuestra hípica se conoce la historia de personajes que tardaron muchos años para que finalmente la suerte les sonriera con uno o varios de sus pupilos logrando victorias resonantes, mientras que a otros les ha llegado de forma más rápida. Cuando se producen casos como el primero de estos ejemplos pareciera tener un sabor muy especial porque finalmente se cosechan los frutos del arduo trabajo y la perseverancia, procurando hacer lo necesario para que ese gran ejemplar permanezca saludable y alcance las mejores competencias. Ser la cuna de un triple coronado, un ganador del Simón Bolívar o del Caribe significa mucho no solo por el reconocimiento y el prestigio, quizás la mayor recompensa sea la que da esa satisfacción interna de sentirse realizado por lograr alcanzar las metas trazadas al inicio de esa larga travesía.

 

Una familia de larga data en nuestro hipismo han sido los Paparoni (Don Gaetano y su hijo César), que han estado involucrados en nuestra actividad tanto en la reproducción como en el rol de propietarios de purasangres de carrera y quienes han podido ver concretadas en pleno siglo 21 muchas de esas aspiraciones que todo hípico posee, por lo cual cobra mayor importancia lo que sucedería con la disputa del Clásico República Bolivariana de Venezuela 2015”.

 

El 19 de julio de 2015 fue la fecha prevista para la realización del Clásico República Bolivariana de Venezuela con la participación de siete ejemplares siendo Quick Mani el principal favorito como aspirante a convertirse en el noveno triple coronado de La Rinconada, teniendo como enemigos a Manchester, Supremo, Danzante y la doble coronada ante las hembras La De Mercedes, entre otros. Siendo Quick Mani nacido y criado en el Haras La Primavera y como uno de sus principales enemigos era Manchester (fue su escolta en el Cría Nacional) propiedad del Stud Ferálico (dueños de La Primavera) mucha gente llegó a pensar que “todo estaba listo” para que nada le impidiese al hijo de Champlain conquistar la anhelada hazaña, pero quienes así pensaron estaban a punto de recibir una gran lección de honestidad por parte de los Paparoni.

 

En una carrera sensacional por su desarrollo y resultado se produjo una ligera pelea entre El Gran Eco, Supremo y Manchester desde la entrada a “la recta de enfrente” hasta faltar unos ochocientos metros cuando se vienen los dos ejemplares nacidos en La Primavera a decidir mientras surgía peligrosa la potranca La De Mercedes y se ubicaba cerquita en el cuarto detrás de Supremo que no abandonaba la lucha, pareciendo al entrar en la recta final que liquidaría Quick Mani al tomar ventaja clara en la punta pero no pudo resistir la reacción de Manchester brillantemente conducido por Jean Carlos Rodríguez que lo doblegó en los metros finales para superarlo por solo medio cuerpo y acabar con las ilusiones de tener un ganador de la famosa tríada del hipismo venezolano.

 

 

De forma increíble para alguna parte de la afición se perdía la posibilidad de tener un triple coronado justo con un potro propiedad de los criadores de aquel, demostrando que el hijo de Water Poetiba de frente” y que si Quick Mani lograba la hazaña era por mérito propio y no porque “lo dejaron”, ejemplificando así el verdadero hipismo que todos aspiramos tener, donde simplemente gane el mejor y no “el que convenga” a determinados intereses. Aun perdiendo una oportunidad única de alcanzar la fama perenne que da producir un ganador de la triple corona, ese día los Paparoni ganaron más en respeto y admiración por los verdaderos hípicos de nuestro país, aunque con toda propiedad ellos pueden “presumir” ser la cuna de los ejemplares ganadores de los tres eventos de la triple corona en 2015.

 

El 9 de agosto fue inscrito en el Clásico Millard Ziadie regresando a su cabalgadura Manuel José Meleán (ya Emisael Jaramillo había partido a USA donde finalmente se radicó) donde consiguió una bonita victoria al superar por 2 cuerpos al prospecto Don Lucas que vendió cara su derrota, agenciando 113”3 para 1800 metros y así retomar el liderato de su generación.

 

 

Con la mirada puesta en el magno evento intervino el 4 de octubre en el Clásico Jockey Club de Venezuela (enfrentando por primera vez a los maduros) que tuvo una reducida nómina de cinco participantes pero que contaba con el valiente Río Negro, el guapo Mr. Pistacho (invicto en esa temporada), el rendidor Good Friend y como outsider Nexus Prime aunque venía precedido de figuraciones clásicas. En una bonita competencia el destacado Río Negro logró conquistar el triunfo superando por un cuerpo a Nexus Prime que atropelló fuerte al final, finalizando Quick Mani en el tercero a 3 ¼ cuerpos del vencedor que agenció 112”1 para 1800 metros.

 

Luego de la competencia, su entrenador Juan Carlos Ávila en declaraciones dadas al diario Líder en Deportes anunció que el ejemplar había llegado bien y que el Simón Bolívar quedaba descartado pues su próxima actuación sería en el Clásico del Caribe. Sin embargo, a mediados de octubre se dio a conocer la noticia de la lesión de Quick Mani que lo retiraba definitivamente de las pistas y pasaría a desempeñar el rol de semental a partir de 2016 en el establecimiento de cría propiedad de sus dueños, el Haras La Invasión. Sin embargo, por los méritos acumulados durante el año fue declarado Co-Campeón Tresañero 2015, título que compartió con su compañero de crianza Manchester.

 

Su corta campaña se resume en 5 triunfos de 8 salidas (cuatro clásicos y una copa, todos sus triunfos selectivos) completando con dos segundos y un tercero (100% en trifecta), acumulando ganancias por Bs. 4.333.845 en premios y dejando en el ambiente la sensación de haber podido lograr mucho más de estar saludable o al menos haberse mantenido sano otra temporada.

 

De su paso por la cría podemos comentar que su primera producción nació en 2017 y hasta el presente solo aparecen 4 hijos suyos registrados en pedigreequery.com, destacando con los ganadores Thas Iron, The Big Madison, Lusitano y Constancy. De su segunda producción nacida en 2018 solo se reseña a Willie Horton (que logró su primer triunfo el domingo 11 de julio viéndose prospectivo por su evolución en cada salida). Tras el conocido cierre del Haras La Invasión pasó a formar parte de la padrillera de su natal Haras La Primavera, donde lamentablemente murió en el año 2020 dejando tres yeguas preñadas, pero con solo un nacimiento efectivo.

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo, Prof. Winston Hernández, Dr. Javier Farache, Sr. César Paparoni, Diario Líder en Deportes, www.pedigreequery.com.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, sábado 31 de julio de 2021

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados