Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Regaleali

(Ven, 1980, Native Majesty en Miss Cocada por Snow Cold)

Por Juan Macedo

 

El 5 de marzo de 1980 comienza la historia de este caballo castaño, en las verdes praderas del Haras Tocuyito del Sr. Henry Lord Boulton, justo al frente del Haras San Francisco, en Tocuyito, Estado Carabobo. Este nieto de Never Bend fue adquirido por Don Mario Domanti para correr los colores vino tinto con circulo blanco del Stud Il Padrino y bajo la tutela de Vicenzo Lombardi.

 

Para el momento de su debut a los dos años en 1982, su peso físico rondaba los 430 kg, lo hizo en una tercera válida para el 5 y 6, en el marco del Trofeo 35 Aniversario del servicio de Meteorología y Comunicaciones de la F.A.V. en distancia de 1400 metros con la monta de Rafael Bravo Gómez ganando en gran forma sobre Aislador por ½ cuerpo el cual tendría que conformarse con el segundo ya que Regaleali en atropellada corta lo desplazó a 200 metros para el final y venirse en ganancia hasta la meta, agenciando 85"4 para el recorrido.

 

 

Su convincente debut permitió que sus propietarios arriesgaran y el 24 de octubre participó en el Clásico Albert H. Cipriani, asi mantuvo su invicto liquidando en gran atropellada por un cuerpo al veloz Tom Ruler, que con Jesús Márquez amenazó con venírseles de punta a punta, Regaleali dejó crono de 71”2 para los 1200 metros.

 

 

Luciendo nuevos colores, blanco con circulo vino tinto del Stud Park Avenue de Don Vicente Ciulla, triunfó el 14 de noviembre en el Clásico Antonio José de Sucre por 5 ¼ cuerpos sobre Vari Yata y September Ten, agenciando 85”3 nuevamente con la monta de Rafael Bravo Gómez. Siempre hay una primera vez y el 12 de diciembre perdió su invicto en el Clásico Comparación ante Vari Yata, que esta vez se vio devastador e invencible. Pero su espectacular campaña fue suficiente para obtener el título como Campeón Dosañero.

 

 

El 2 de enero de 1983 Regaleali retomó el mando de la generación nacida en 1980, corrió esta vez más cerca del puntero Vari Yata y en la recta final resultó más efectivo para ganar por clara ventaja de 2 ½” cuerpos en Clásico Francisco de Miranda, con la conducción de Rafael Bravo Gómez y recorriendo la milla en 99”1. El 30 de enero ganó el Clásico Gobernador del Distrito Federal por 2 cuerpos sobre September Ten agenciando 98”3, esta vez con Ángel Francisco Parra. Sentido de una de sus manos fue retirado temporalmente de la pista caraqueña y apareció inscrito el 23 de abril pero fue retirado por claudicación del miembro anterior izquierdo.

 

 

Reapareció en septiembre con Ángel Francisco Parra en el lote de ganadores de 5 y 6 carreras, en milla, triunfando con casi dos cuerpos de ventaja sobre Cairoli, agenciando 99”. A las dos semanas volvió a participar en el mismo lote, pero esta vez  en 1900 metros, donde derrotó por tres largos a Royal Passion en 121”1, carrera que le sirvió de preparatoria para el Gran Premio Clásico Simón Bolívar. Pero a pesar de salir triunfante, no parecía el mismo caballo arrollador de sus inicios, el tiempo nos daría la razón.

 

Inscrito en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar con la monta de Ángel Francisco Parra, animó en toda la carrera y apenas figuró quinto a 12 cuerpos de Salt Lake. Viajó a Puerto Rico junto a Premio de Oro para representar los colores patrios en el Clásico Internacional del Caribe, pero nunca se vio en carrera y llegó en el sexto lugar, en carrera que ganó la sensacional boricua Verset Dancer. Reapareció en Venezuela el 18 de diciembre mejorando ostensiblemente para figurar tercero a 2 ¼ cuerpos de Salt Lake y Ronán en el Clásico Jockey Club de Venezuela.

 

Reapareció el 29 de enero de 1984 figurando segundo en la milla del Clásico Burlesco a 2 ¼ cuerpos del sensacional North Music. A las dos semanas cayó segundo a 1 cuerpo de Salt Lake en los dos kilómetros del Clásico Mathieu Valery, reapareciendo en sus lomos Rafael Bravo Gómez. Las lesiones hicieron crisis y fue retirado temporalmente de las pista venezolanas.

 

Reapareció el 5 de agosto con José Luis Vargas figurando segundo a ½ cuerpo de Tintorero en los 1400 metros del Clásico Gradisco. Dos semanas después Kalengo y Zico lo superaron por un cuerpo en la Copa John Phelps. Don Vicente decidió enfrentar al nieto de Snow Cold contra el doblecoronado Indudable el 2 de septiembre en la Copa de Oro de Venezuela con la monta crédito de Rafael Bravo Gómez pero apenas pudo figurar cuarto a 15 cuerpos de anteriormente mencionado.

 

A la semana, el 8 de septiembre obtuvo su octavo triunfo con Bravo Gómez en la Copa José María Márquez Irragori por ½ cuerpo sobre Vivoli, recorriendo los 2200 metros en 142”1. Tres semanas después volvió a correr de manera sensacional donde fue superado por un cuerpo por Indudable en el Clásico Cavepro. El 14 de octubre obtuvo el tercer lugar en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios a 2 ¾ cuerpos de Giovanotto como preparativo para el Clásico Simón Bolívar.

 

En el día de San Simón, el 28 de octubre, logró un meritorio cuarto puesto en el Clásico Simón Bolívar a 7 ½ cuerpos del ganador Kabakán, superando inclusive al favorito Indudable. El 18 de noviembre llegó nuevamente cuarto en el Clásico Cría Nacional, esta vez con José Padrón en su cabalgadura, a 8 ¼ cuerpos de Kabakán. Regaleali se reencuentró con las distancias intermedias y con Bravo Gómez, ahora en los 1400 metros de la Copa Ultima Hora Hípica donde figuró segundo a 1 ¾ cuerpos del zuliano Legendario. A la semana, en el lote máximo, por primera vez en su vida pistera en Venezuela, no quedó entre los cinco primeros, al quedar séptimo apenas a 3 cuerpos de Montgomery en 1300 metros. Participó en el Clásico Jockey Club de Venezuela para figurar quinto a 10 cuerpos del “invasor valencianoSky Road. Regaleali, a pesar sus lesiones, cumplió una campaña pareja y útil para sus propietarios, pero en el pasado había quedado aquel noble atropellador que retumbaba en los metros finales.

 

Para los cinco años en 1985, disminuido en su capacidad locomotiva, pero luchando con garra y valentía, reapareció en el Copa Alfredo Abilahoud quedando quinto a 5 cuerpos de Basat, luego en el Clásico Burlesco figuró quinto apenas a un cuerpo de Montgomery, continuó en campaña durante el resto del año sin deslucir del todo pero sin reencontrarse con la victoria (como anécdota ocupó el noveno a 22 cuerpos de Giovanotto en el Clásico José María Vargas montado por la estrella invitada Ángel Cordero Jr). Regaleali ya no rendía mas, pero insistían en mantenerlo en campaña y fue así hasta 1986, con seis años a cuestas, cuando corrió dos veces sin pena ni gloria y en ese momento decidieron que era el final pistero de Regaleali, un final que no merecía.

 

 

Su campaña total en el Hipódromo La Rinconada fue de 42 actuaciones con 8 triunfos, 7 segundos, 4 terceros, 6 cuartos y 6 quintos, acumulando Bs. 3.413.600 en metálico, fueron un total de 26 actuaciones sin ganar desde su último triunfo, aquel obtenido en el 8 de septiembre de 1984 en la Copa José María Márquez Irragori. Existe evidencia fotográfica de que Regaleali realizó campaña en el Hipódromo La Limpia de la ciudad de Maracaibo, estado Zulia, lamentablemente no contamos con información de su campaña, que puedo suponer que fue corta.

 

 

 

El Sr. Cono Vertucci lo adoptó para su Haras Montevergine y lo transforma en su padrillo estrella, dándole las mejores oportunidades que podía darle en su humilde recinto. Regaleali respondió con creces a la confianza dada y fue un buen semental, padre de los selectivos Caribean Poker, Noche de Rumba y Little Tower; además de  muchos ganadores como Andrycarol (madre de la ganadora clásica Tiembla Tierra), Orosca, River Moon, Parlay, Ojalá, Don Pino, Pretty Girl, Khios, Neuflebanque, D'Amble, Luna Caprese, entre otros. Falleció el año 1994 cerrando así un capitulo más de nuestra historia hípica.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas A.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 03 de mayo de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados