Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Reina Primavera

(Ven, 2015, Haskell en Angiemerkel por My Own Business)

Por Juan M. Arredondo Q.

 

En el mundo hipismo han existido muchos ejemplares que parecen tener “un toque divino”, algo especial que no podemos definir con claridad pero que sabemos les permite alcanzar hazañas que quizás serían improbables para otros o tal vez resulten sorpresivas para la mayoría. Dicen algunos teóricos del pedigrí que para obtener un gran purasangre se deben estudiar “los mejores cruces genéticos” pero la vida nos ha enseñado que un(a) campeón(a) también puede surgir si se logran conjugar otros factores de igual importancia (como la inspiración de un criador) aunado a ese toque mencionado al inicio. Un ejemplar que a mi juicio cumple con esta descripción fue aquella llamada Reina Primavera, a la que rendiremos este homenaje.

 

De hermoso pelaje alazán nació el 20 de febrero de 2015 en el prestigioso Haras La Primavera, siendo una hija de Haskell en Angiemerkel por My Own Business. Su padre Haskell (2008, Seek Smartly en Retadora por Raglan Road) fue un destacado corredor en el Hipódromo de Valencia ganador de 9 en 18, incluida la triple corona abierta regional, convirtiéndose además en el campeón dosañero y tresañero de su generación.

 

Su madre Angiemerkel (2008, My Own Business en Lady Nelbel por Rush Dancer) fue ganadora de 6 en 14 salidas incluida la triple corona regional para hembras en Valencia, siendo descendiente del que para muchos ha sido el mejor caballo venezolano de todos los tiempos (MOB indiscutiblemente es el de más logros, para no entrar en discusiones estériles) y a la vez era hermana materna del recordado Harriman, aquel que frustró la doble triple corona de Bambera en el inolvidable Cría Nacional 2009. Su primer hijo se llamó Gran Traición (por Marital Asset) con corta campaña, siendo Reina Primavera su segundo producto.

 

La historia de Reina Primavera es tan rica en detalles que debemos confesar teníamos cierto tiempo queriendo escribirla, pero necesitábamos el valioso aporte de una voz autorizada y conocedora de la misma, por lo cual acudimos a Don César Paparoni quien amablemente nos ayudó suministrando informaciones desconocidas para las mayorías pero que acá trataremos de plasmar. Es importante acotar que Haskell y Angiemerkel fueron ganadores de la triple corona valenciana en 2011 coincidiendo en haras de origen (La Primavera), propietario (Stud Ferálico), jinete (Roimes Chirinos) y entrenador (Luis Fontes), un hecho único en la hípica nacional y probablemente a nivel mundial.

 

Una vez que Haskell inicialmente termina sus días como corredor activo fue enviado a su haras natal para darle una oportunidad en la cría, decidiendo su propietario realizar su cruce con Angiemerkel para obtener un producto hijo de “sus triplecoronados” (¿Cuántos criadores pueden decir eso?). Como resultado de ese gusto personal (¿Con inspiración divina?) obtuvo a una hermosa potranca de gran físico, cuyo peso promedio en actividad rondaba los 490 kilogramos. Aunque quizás sobra decir por qué decidió que la potra defendiera los colores de la familia (Stud Ferálico), debemos mencionar el valor sentimental que un purasangre con sus antecedentes tiene para un hombre hípico de verdad.

 

Algo que llamó nuestra atención y quisimos indagar para compartir con nuestros lectores fue el por qué se decidieron a correrla en La Rinconada y no en Valencia (donde sus padres se cubrieron de gloria) siendo el Stud Ferálico un permanente promotor del hipismo regional con sus ejemplares. Quiero transcribir textualmente sus palabras en este sentido: “…siempre he defendido el trabajo en equipo, por eso creo firmemente en las personas que me han acompañado a sol y sombra durante estos años de lucha, trabajando y construyendo sobre bases sólidas la transformación del Haras La Primavera y el Stud Ferálico. En ese momento nuestros productos se domaban en el Centro de Entrenamiento a cargo de Don Luis Fontes como entrenador, Antonio López (El Niño) como capataz y los domadores Alfonso López, Brígido Nieves y Jean Carlos López. Para la fecha había muchas dudas referentes a la programación selectiva para dosañeros en Hinava y como La Reina nació el 20 de febrero se domó en el primer grupo, desde que comenzó su proceso tanto Fontes como Nieves coincidían en que era un ejemplar muy precoz y con mucha calidad. Palabras textuales de Fontes: “Esta ya sabe leer y escribir...” Palabras textuales de Nieves: “Parece una dama, no una yegua...” Es por eso que asumimos el reto de llevarla a debutar a La Rinconada y enfrentar a una potranca de mucha calidad como La del Castillo que había debutado ganando en la Copa Iniciación Juan Arias”.

 

Su esperado estreno llegaría el 8 de octubre de 2017 disputando el Clásico Lanzarina con la monta de Brígido Nieves en una pista mojada por la lluvia caída ese día, enfrentando a siete rivales incluidas la invicta La del Castillo y también Neftis del Valle que escoltó a la anterior, ambas en calidad de las principales favoritas en taquilla (3/5 y 4/5 respectivamente). A pesar de recibir un ligero tropiezo en la partida que la dejó penúltima, la debutante Reina Primavera logró recuperarse y ya a mitad de la carrera se apoderó de la punta para no soltarla jamás superando a Neftis del Valle por 4 ¼ cuerpos dejando tiempo de 73”2 para el tiro de 1200 metros, siendo sorpresa con dividendo de 7 a 1 para confirmar que no fueron muchos los que creyeron en ella en esa ocasión.

 

 

Su siguiente actuación vendría el 5 de noviembre en el Clásico Edgar Ganteaume enfrentando a solo dos potrancas, aunque detrás del aparato se produjo el retiro de su principal enemiga que era Neftis del Valle. De esa manera la prueba quedó reducida a un match contra la también invicta Valeria Friend que no fue enemiga para la defensora del Stud Ferálico, la cual venció por 23 cuerpos a su rival dejando marca de 86”3 para 1400 metros, acotando que nuevamente le tocó accionar en pista mojada por la lluvia. Pese a ser una competencia de poco atractivo por tener solo dos participantes, la facilidad en su desplazamiento para imponerse sin exigirla en ningún momento hacía ver que estábamos en presencia de una excelente corredora.

 

 

La prueba más importante para las potrancas dosañeras es el Clásico Ciudad de Caracas (siendo el único grado 1) y el 26 de noviembre allí se darían cita cuatro de ellas incluida la líder generacional Reina Primavera que enfrentaría de nuevo a La del Castillo y Neftis del Valle. Ratificando con creces su supremacía fue capaz de tomar la punta a los pocos metros de la largada para consolidarse en ella logrando derrotar por 9 ½ cuerpos a Neftis del Valle que nuevamente la escoltó, agenciando 86”1 para 1400 metros en pista normal y de nuevo sin ser exigida por su jinete, despejando cualquier duda en cuanto a su calidad y de paso asegurando su título campeonil.

 

 

Mientras la potranca lucía sobrada ante sus congéneres los potros se habían venido repartiendo los triunfos en las selectivas, por lo que en el Clásico Comparación se produjo una anhelada “batalla de los sexos” entre Reina Primavera y los ganadores selectivos Stay Connected (Copa Juan Arias), Hierro Colado (Clásico Victoreado), Elegido (Clásico Antonio José de Sucre) más el subido de lote pero invicto One Way, el cual había impresionado con su físico sobre 500 kilos además de una victoria por unos 12 cuerpos aunado a su buen origen como importado en vientre.

 

En una carrera que brindó espectáculo a los aficionados, la valiosa potranca salió a perseguir al raudo Hierro Colado que registró los parciales 22”3 y 45”3 pero en los 700 finales se vendría la hija de los triple coronados a dominar marcando 70”4 para 1200 metros pero como giró un poco abierta en la curva no pudo contener el fuerte avance de One Way que se coló por la baranda para superarla en los 300 finales y sostener la punta hasta el final, pese a la reacción de Reina Primavera que cayó vencida con todos los honores a sólo ¾ de cuerpo en tiempo de 98”4 para la milla. De esa forma se acabó su invicto, pero no había dudas que con lo hecho en su temporada se había consagrado de manera indiscutible como la Campeona Dosañera 2017 de La Rinconada.

 

 

Su campaña como tresañera comenzó el 28 de enero de 2018 disputando el Clásico Andrés Bello ante solo tres rivales inscritas, aunque finalmente quedaron en dos por el retiro a última hora de Drama Queen, principal enemiga de la favorita en el papel. En una prueba que resultó de trámite Reina Primavera logró vencer de punta a punta, aunque le tocó pelear por un rato con Pati Pati pero ya antes del giro de la última curva tenía todo bajo control, a tal punto que su jinete nunca la exigió y eso le permitió a Trinita acercársele para terminar a solo un cuerpo de la vencedora, la cual agenció 87”1 para 1400 metros rematando en 15” los últimos 200 metros totalmente a voluntad.

 

 

Luego de haber corrido cinco pruebas en un lapso de tres meses y medio sus allegados decidieron darle un descanso preventivo, con miras a tenerla lo suficientemente fresca para la triple corona de hembras que se iniciaría en el mes de junio. Reapareció el 22 de abril en el lote de G-3ó4 con la monta del aprendiz Félix Velásquez mostrando neta superioridad al superar por 5 ¼ cuerpos a Brillantísima dejando crono de 86” para 1400 metros sin ser exigida a fondo pese a retrasar al momento de la partida, algo que le ocurriría en varias ocasiones. Para efectos comparativos, Reina Primavera corrió justo en la prueba siguiente del Clásico Senegal exclusivo para potrancas tresañeras, allí le ganó Believe a Visionaria marcando 98”2 para la milla.

 

El 3 de junio fue la fecha programada para la disputa del Clásico Hipódromo La Rinconada que es el primer peldaño de la triple corona para yeguas contando con una reducida nómina de apenas cinco potrancas, pero de buen cartel, pues allí estaban la campeona dosañera Reina Primavera, la ganadora clásica Believe, la prospecto Visionaria y además Blue Ángel para retar a la invicta y líder generacional Rosalba María, la cual acudía en calidad de primera favorita. La pupila del Ferálico fue conducida por el astro Ángel Alciro Castillo, quien estaba de visita en Venezuela para ese momento.

 

Ya en carrera la partida fue desafortunada para Visionaria que prácticamente quedó eliminada y Reina Primavera también comenzó un tanto lenta, lo que permitió a Believe y Rosalba María tomar ventaja desde el inicio en parcial de 23”4. Sin embargo, ya en los 600 metros iniciales la velocidad natural de la hija de Haskell le permitió pasar a dominar marcando 47” (o sea 23”1 los segundos 400 metros) permaneciendo así hasta la entrada de la recta final, cuando es rebasada por Believe y luego por Rosalba María que a la postre fue la vencedora, finalizando en el tercero a 8 ¼ cuerpos en tiempo de 96”2 para la milla incluyendo un poderoso remate de 24”3 en el último cuarto.

 

Luego de esa actuación se decidió abandonar la ruta de la triple corona con ella y concentrarse en pruebas de menor recorrido, por lo que su siguiente salida vendría el 21 de julio disputando la Copa Día del Veterinario nuevamente con la monta de Félix Velásquez enfrentando a siete rivales pero que en el papel lucía como un match entre ella y Visionaria. Tras retrasar ambas en la partida, Reina Primavera inició temprano un rush que la llevó desde el penúltimo al primer lugar logrando entrar con ventaja en la recta final pero no pudo contener la atropellada de Visionaria que la alcanzó poco antes del rayado derrotándola por solo medio cuerpo en tiempo de 65” para 1100 metros.

 

En el marco de la Gala Hípica de Caracas la pupila de los Paparoni fue inscrita en el Clásico Sprinters para Hembras pasando a manos del experimentado Jaime Lugo enfrentando a once rivales incluida quien le venía de derrotar en su última, Visionaria. Pese a retrasar nuevamente en la partida, “el pocho” logró traérsela de menor a mayor desarrollando una fuerte atropellada en la recta final que le permitió pasar de un viaje y obtener el triunfo de forma contundente al superar por 4 cuerpos a Súper Bella agenciando un extraordinario crono de 70”2 para 1200 metros, alcanzando no sólo lo que sería el triunfo más importante de su campaña (por el contexto) sino que lamentablemente también fue el último.

 

 

Luego de su convincente triunfo la yegua fue enviada a su haras natal para un merecido descanso, por lo cual no corrió más en 2018. Su reaparición se produjo el 7 de abril de 2019 cuando fue inscrita en la Copa José Luis Fernández, pero decepcionó arribando quinta a 9 ¾ cuerpos de la rendidora Piacenza que logró derrotar a la rauda Alas Doradas en excelente tiempo de 63”4 para 1100 metros. Como nota adicional queremos agregar que la ganadora Piacenza poco tiempo después fue vendida para desempeñarse como yegua madre en Australia, por lo que no corrió más luego de esa salida.

 

El 5 de mayo participó en el Gran Premio Unicría para yeguas maduras, pero cayó desde el tercero a unos 6 ¾ cuerpos detrás de la extraordinaria Deslumbrante que respondió en calidad de favorita en tiempo de 98”2 para la milla, aunque ciertamente la Reina mostró mejoría con respecto a su carrera anterior. Tres semanas después intervino en el Clásico Pensilvania en el que retrasó nuevamente en la partida arribando cuarta a unos cinco cuerpos de la vencedora Visionaria en tiempo de 78”3 para 1300 metros.

 

Tras dos actuaciones muy decorosas, pero sin mostrar el brillo de otrora la yegua fue descansada un par de meses para ser preparada con la mirada puesta en la Gala Hípica de ese año, reapareciendo el 4 de agosto en la Copa Front Stage con la monta de Maykor Ibarra, pero sin poder pasar del quinto puesto a casi 10 cuerpos de la vencedora Gran Vanessa que agenció 79”3 en 1300 metros. Cabe acotar que ese día corrió con la pista mojada (en la cual destacó en sus inicios), pero eso no le ayudó a cumplir con una mejor actuación. Sin embargo, se conoció que la yegua sufrió de atrapamiento epiglótico requiriendo una cirugía, por lo que no pudo correr en la Gala ni en el resto del año.

 

Después de un año 2019 que se podría calificar de traumático para ella (sin victorias, con figuraciones secundarias y de paso operada) sus allegados decidieron mantenerla un año más en actividad, quizás buscando despedirla por todo lo alto de las pistas. Reapareció el 8 de marzo en el lote de G-4,5ó6 con la monta del aprendiz Kelvin Aray, pero cayó desde el cuarto lugar a 9 cuerpos de la rendidora Mía Faustina que logró vencer con facilidad. Una semana después vendría la cuarentena por la pandemia del coronavirus, lo que ameritó de forma obligada un nuevo descanso de varios meses.

 

Luego de reanudarse la actividad hípica se produjo un nuevo regreso a las pistas de la valiosa yegua del Ferálico, participando en la Copa El Corsario el día 2 de agosto regresando a su sillín Maykor Ibarra, pero no pudo pasar del quinto puesto a 7 ½ cuerpos de Mía Faustina que logró ganar de punta a punta dejando 77”2 para 1300 metros. La yegua Reina Primavera una vez más retrasó en la partida y aunque vivió un buen momento antes del giro de la última curva hasta la entrada de la recta final, simplemente no pudo finalizar con energía suficiente para estar decidiendo la prueba. Tomando en cuenta que la yegua definitivamente ya no era la misma y tras haber recibido una merecida oportunidad de alcanzar una despedida quizás más acorde con su clase, pero sin poder concretarla, le llegó la hora del adiós a su tiempo como corredora activa siendo esa su última actuación.

 

Su campaña se resume en 6 triunfos de 15 salidas (de ellos cinco clásicos), completando con 2 segundos, 2 terceros, 2 cuartos y 3 quintos (100% en el marcador) su paso por las pistas y produciendo Bs. 16.417.210 en premios. Como es lógico suponer, Reina Primavera ha recibido su oportunidad como matrona en el Haras La Primavera, siendo servida este año por otro campeón del Stud Ferálico, el recordado Manchester. Esperemos entonces en el mediano plazo ver a los hijos de esta gran corredora, que era hija de dos campeones triple coronados y nieta del súper campeón de Venezuela y el Caribe My Own Business, por lo que estamos convencidos transmitirá su gran clase a sus descendientes.

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo, Prof. Winston Hernández, Sr. César Paparoni

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, martes 31 de agosto de 2021

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados