Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Running River

(Ven, 2013, Marital Asset en Money River por Striding Out)

Por Juan Manuel Arredondo Q.

 

En el hipismo de cualquier lugar del mundo siempre se ha vivido con gran emoción la dicha de tener un campeón o una campeona que brinda alegrías no sólo a sus allegados sino a la afición en general. Una vez que a ese ejemplar le toca despedirse de su actividad como pistero comienza la ilusión de obtener a través suyo en la cría a otro purasangre que iguale o supere la calidad que se supone heredó de su padre o madre, aunque la realidad es que la gran mayoría de las veces sus hijos no llegan a cubrir esas expectativas. Existen muchas hipótesis al respecto, gran parte de los expertos en el tema señalan que el desgaste causado por una extensa campaña afecta notablemente la capacidad transmisora de los equinos, sin embargo, a la hora de realizar una subasta es normal que llamará mucho más la atención de potenciales compradores el potro que provenga de un gran corredor o corredora, máxime si su progenitor logró algún título campeonil.

 

Particularmente en Venezuela no son muy frecuentes las yeguas que hayan sido campeonas en la pista y que puedan producir en la cría a otros campeones, por lo que nos llaman poderosamente la atención cuando efectivamente se logran dar lo que se podrían llamar las excepciones de la regla, pero que también nos confirman que si es posible obtener un gran purasangre que sea descendiente directo de otra que lo fue en el pasado. Hoy queremos rendir homenaje a uno de esos casos, la yegua que llevó por nombre Running River.

 

De pelaje castaño nació el 21 de marzo de 2013 en el Haras La Primavera, siendo una hija de Marital Asset en Money River por Striding Out. Su padre (2003, A.P. Indy en Marital Spook por Silver Ghost) fue un ganador de 3 en 13 salidas y produjo más de cien mil dólares que llevaba la carga genética de sus antecesores por línea paterna Seattle Slew y Secretariat, su primera producción nació en 2010 pero contaba con pocas oportunidades por lo que nunca alcanzó la decena hasta su cuarta que vino en 2013 (justo en la que nació Running River). Su madre (2001, Striding Out en Red River por Heron Bay) ha sido una de las grandes corredoras en Valencia (para muchos la mejor), ganadora de 21 en 25 salidas que fue campeona a los 2, 3 y 4 años, la cual tiene un párrafo aparte.

 

Money River comenzó en la cría en el Haras San Isidro (lamentablemente cerrado por la expropiación de sus tierras que se ordenó desde el gobierno) produciendo allí en 2009 a Frank Colors (por Water Poet, ganador de dos en apenas siete salidas). Luego se concretó una negociación que la llevó al Haras La Primavera, naciendo en 2010 el potro Prince Poet (por Water Poet) ganador selectivo de 4 en sólo 9 actuaciones incluida la Copa Iraquí 2013 y además segundo en el Clásico Millard Ziadie. En 2012 le nació Manchester (de nuevo por Water Poet), co-campeón tresañero 2015 triunfador de 11 en 23 salidas y múltiple ganador clásico, mientras que en 2013 su cuarto producto fue su primero en un cruce diferente de Water Poet, pues fue servida por Marital Asset naciendo Running River. Al momento de escribir esta nota (mayo 2021) sus ocho hijos registrados han sido ganadores, incluida su actual tresañera Zendaya que solo tiene dos actuaciones.

 

La potra Running River fue adquirida por el Sr. Noel Kucich Pocaterra para defender los colores del Stud Los Samanes Racing, quien le asignó al novel Nelson Castillo su cuido y entrenamiento, siendo una yegua cuyo peso físico osciló entre 413 y 431 kilogramos en las pocas veces que se le logró registrar el mismo, puesto que presentaba cierta indocilidad para cumplir con este paso.

 

Su estreno se produjo el 4 de octubre de 2015 en el Clásico Uniproca, prueba que reunió a ocho participantes entre las que Running River fue la principal cotizada en taquilla a pesar de ser debutante (para ese momento era conocida como la hermanita de Manchester). Contando con la monta de Yosenyer Serrano fue capaz de salir a buscar la carrera en pelea con Autana Tepuy marcando parciales de 22” y 46” logrando dominarla ligeramente a la entrada de la recta final, pero fue sorprendida en el rayado por la atropellada de Black Model y Abuela Adela que la relegaron al tercer puesto a solo una cabeza de la vencedora, perdiendo una increíble. El tiempo final fue de 73”2 con remate de 27”2 en los últimos 400 metros, lo que explica como lograron darle alcance pues mientras ella aflojó un poco en los metros decisivos sus rivales volaron para arrebatarle el manjar de la boca.

 

Tres semanas después fue inscrita en el Clásico Edgar Ganteaume (Gr. 2) pasando a manos de Jean Carlos Rodríguez como jinete, donde a pesar de llegar precedida de un excelente apronte que denotaba su evolución fue cotizada como la tercera favorita pues se enfrentaba a las ya ganadoras clásicas Bancaria y Black Model. La carrera resultó ser la primera exhibición de su gran clase pues salió nuevamente desde el vamos a pelear la punta con Bancaria pero ya en los 600 metros finales la había dejado en el camino rumbo a consolidar un apoteósico triunfo por casi 13 cuerpos sobre Black Model y tercera Bancaria, agenciando un contundente 83”2 para 1400 metros luego de marcar parciales de 22”, 45”4 y 70”1, por lo que esta vez remató en 13”1 los últimos 200 metros.

 

 

El 15 de noviembre se disputaría el Clásico Ciudad de Caracas (Gr. 1) que probablemente definiría el campeonato de la generación y en el que apenas hubo tres inscritas, algo hasta cierto punto lógico visto lo contundente de su triunfo anterior. Nuevamente fue capaz de brincar en la delantera y marcando un tren cómodo durante el trayecto consiguió venirse de punta a punta superando por 2 ¼ cuerpos a Satanta y tercera llegaría Black Model agenciando 99”3 para la milla, tras marcar 24”2, 48” y 73”1 con remate de 26”2 en los últimos 400 metros.

 

 

Con este par de triunfos logró los méritos suficientes para asegurarse el título como Campeona Dosañera 2015 en La Rinconada (que fue un doblete para Money River, pues su producto 2012 Manchester fue co-campeón tresañero) y se especuló por breve tiempo sobre su enfrentamiento contra los mejores potros en el Comparación, lo cual fue rápidamente desmentido por sus allegados quienes la enviaron a descansar en su haras natal con miras a afrontar la temporada venidera, en la que incluso vislumbraban su posible participación en el Simón Bolívar. Como nota adicional, la potranca Black Model sí acudió al llamado del Clásico Comparación y logró la hazaña de vencer a los machos con facilidad, por lo que uno podría presumir que de haber competido Running River probablemente se hubiese anexado la victoria.

 

Mientras estuvo en ese receso y por razones que desconocemos, sus propietarios decidieron cambiarla de cuadra por lo que fue enviada a la caballeriza de Mario Alberto Domínguez (hijo del campeón Santos Mario Domínguez). Su estreno como tresañera se produjo el 24 de enero de 2016 al disputar el Clásico Andrés Bello enfrentando a solo tres rivales, pero destacando la invicta Guara Mía y la escolta de su último triunfo Satanta. Se rumoraba que la campeona venía algo falta y en taquilla fue cotizada 3/5 al igual que Guara Mía, una vez en carrera se tranzaron en duelo las dos favoritas marcando parciales de 24”, 47” y 72” pareciendo dominar la pupila del Stud ZM pero ésta se abrió ostensiblemente a la entrada de la recta final perdiendo toda oportunidad (al estilo Alighieri) mientras que eso lo aprovechó Running River al sacar ventaja decisiva que le permitió contener la atropellada de Satanta que la escoltó a sólo ¾ de cuerpo, agenciando 99”4 tras rematar en 27”4 los últimos 400 metros.

 

 

Luego de un breve descanso superior a un mes los allegados de Running River decidieron asumir el reto de enfrentarla a los machos durante la disputa del Clásico Hypocrite que se corrió el 13 de marzo, allí una vez más la potranca salió a luchar desde la partida esta vez con Prince Sheik y Lucas Forever marcando 23”1 y 46”1 para dominar hasta el giro de la curva, allí fue desplazada por el favorito en taquilla Prince Sheik que parecía ganador antes de surgir el poderoso remate de Ruffius con la monta de Joezer Rangel para liquidarlo casi en el rayado pero con facilidad, dejando a Running River en el tercero a 9 ½ cuerpos del vencedor que agenció 98”1 para la milla.

 

A pesar de la derrota en una prueba exigente, la yegua fue inscrita el 19 de abril, pero en el lote de G-2ó3 en procura de mantenerle su condición con la monta del aprendiz Yeffrén Rodríguez (buscando el descargo) para conseguir un fácil triunfo por 6 ¼ cuerpos sobre Princess Derby agenciando 86”3 para 1400 metros y viéndose mejorada con respecto a su anterior. Con esta actuación quedaba lista para asumir la triple corona, aunque le tocaría enfrentar a varias de los mejores prospectos que venían en ascenso (Pregonera, Girls Twin, Ivana Valentina) más otras consolidadas como su vieja conocida Black Model.

 

El día 29 de mayo fue la fecha fijada para la disputa del Clásico Hipódromo La Rinconada y sus allegados se movieron para conseguirle la monta del astro Ángel Alciro Castillo (J.C. Rodríguez montaría a Pregonera), en el camino se fueron quedando algunas potenciales rivales (Ivana Valentina y Black Model, por lesiones) pero igual se preveía para esta prueba una fuerte disputa por la punta como en efecto sucedió. La pelea entre Pregonera, Piu Bella y Running River favoreció a la hermana completa de Bambera llamada Girls Twin que con la monta de Carlos Rojas supo aprovechar el correr colocada para derrotar por 1 ¾ cuerpos a la hija de Money River que debió conformarse con el lugar de escolta, en tiempo final de 96”1 para la milla.

 

A pesar del buen resultado obtenido en el primer peldaño sus conexiones prefirieron abandonar la ruta de la triple corona y preservar a la yegua corriendo en los tiros intermedios, fue inscrita en la Copa Lady And Me el día 3 de julio con la monta de Yosenyer Serrano (quien la debutó) en una prueba que en el papel lucía completamente a su disposición, pero tras tomar la punta con parciales de 22”1, 44”3 y 70” no pudo sostener la delantera y fue superada por Piu Bella y DeGeneres que la aventajaron por 2 ½ cuerpos en tiempo final de 90”3 para 1500 metros. Además, por haber causado tropiezos en la recta de enfrente a Trufa Negra fue oficialmente distanciada al cuarto (y último) lugar, con la acotación que también molestó seriamente en algunos tramos a la que terminó siendo la vencedora de la justa.

 

La potra que había deslumbrado como dosañera no parecía ser la misma, aunque seguía animando en cada salida logrando batallar desde la partida no conseguía concretar victorias selectivas desde enero. Quizás por esta razón se decidió enfilar baterías con ella hacia los tiros más cortos, siendo inscrita en la Copa Día del Veterinario que se disputó el 17 de julio estrenando la monta del “enmascaradoJorge Urdaneta, con quien se logró entender para conquistar un fácil triunfo por cuerpo y medio sobre Rosemont, agenciando 64”1 para 1100 metros.

 

 

Tras reencontrarse con el éxito la mirada fue puesta en el Clásico Internacional Sprinters para Yeguas que se disputa en el marco de la Gala Hípica de Caracas (aunque esa edición no tuvo participantes foráneas), la fecha fijada fue el 3 de septiembre. En un lote de once competidoras prácticamente toda la atención estuvo centrada antes de correr en el esperado enfrentamiento entre la campeona dosañera 2015 Running River en contra de una imbatida en siete actuaciones de la cuadra amarilla llamada Rosa Champ, mientras el resto de las yeguas parecían estar destinadas a disputar del tercero hacia abajo. Este análisis en el papel se cumplió a cabalidad en la pista, pues desde la partida ambas yeguas salieron a batirse en un duelo marcando parciales de 22”2 y 45”3 que les hizo obtener una gran ventaja sobre las demás participantes, aunque ya en la recta final la valiosa Rosa Champ tomó vuelo para extender su invicto a ocho salidas superando por 6 ¼ cuerpos a Running River que logró conservar el lugar de escolta, en tiempo de 70”2 para 1200 metros.

 

Para el día 2 de octubre se disputaba el Clásico Coproca en el que teóricamente se pudo dar la revancha contra la invicta hija de Champlain, pero a Running River decidieron inscribirla ese mismo día en el lote de G-4,5ó6 que para ella era mucho más fácil (se veía tan sobrada que fue invalidada por el INH para todas las apuestas), tanto que terminó ganando cómodamente por 10 cuerpos sobre Dijab en tiempo de 79”2 para 1300 metros.

 

Lo llamativo del párrafo anterior es que mientras Running Riverpaseaba” en un lote inferior, la aparentemente invencible Rosa Champ veía caer su invicto ante Carita de Rosas en tiempo de 86” para los 1400 metros en un reducido lote de tres competidoras del Coproca. Esa derrota vino como producto de una lesión en carrera que generó una fractura y terminó con su actividad como pistera. Aunque es imposible asegurarlo, es lógico pensar que si la pupila del Stud Los Samanes Racing se hubiese medido a las mejores en ese clásico podía ser la ganadora por encima de Carita de Rosas, que era una buena yegua pero que para nada se podría considerar mejor que la hija de Money River. Esas son las cosas que a veces pasan en nuestro hipismo.

 

A mediados del mes de octubre estalló en La Rinconada un paro de caballerizos que prácticamente acabó con el resto de la temporada por ese año (se retomó la actividad al final de diciembre) y obligó a cancelar el desarrollo de varias de las competencias clásicas dentro del calendario, por lo que la hija de Marital Asset no vio acción hasta el próximo año.

 

Reapareció el 29 de enero de 2017 cuando disputó la Copa Rafael Rodríguez Navarro y lo hizo de manera sobresaliente al finalizar segunda a 1 ¼ de La De Mercedes, luego de perseguir a la veloz Pregonera y desplazarla en mitad de la recta final, solo que no pudo contener la atropellada de “la flaca” de Ramón García que agenció 90”1 para 1500 metros. El 19 de febrero fue víctima de una mala partida que le costó el triunfo en el Clásico Ségula C para finalizar segunda a cuerpo y medio de Princesa Sofía, ya que luego de brincar última se recuperó para puntear hasta mitad de la recta final, en tiempo de 84”2 para 1400 metros.

 

Luego de esa actuación la yegua Running River pasó a la caballeriza del entrenador Ramón García Mosquera en busca de cambiar la suerte y quizás conseguir mejores resultados. La primera actuación bajo su cuidado fue el 26 de marzo en el Clásico Eduardo Larrazábal Eduardo, pero el resultado no fue diferente ya que volvió a llegar segunda de Princesa Sofía, pero esta vez a 3 ¼ cuerpos en tiempo de 95”4 para la milla, aunque si mostró mejoría pues logró superar al resto del lote por unos diez cuerpos (valga acotar que la yegua Princesa Sofía terminaría la temporada no solo como la Campeona Madura, sino que se consagró como Caballo del Año 2017).

 

El 7 de mayo participó en la Copa Pensilvania estrenando la monta de Carlos Rojas, pero no pudo alcanzar a la veloz Trufa Negra que logró imponerse de punta a punta con la conducción de Rigo Sarmiento, superando a su escolta Running River por 2 ¼ cuerpos en tiempo de 77”1 para 1300 metros. Dos semanas después fue inscrita en el Gran Premio Unicría (versión hembras 4+) donde una vez más fue vencida por la superior Princesa Sofía que marcó 97”2 para la milla, finalizando tercera a 6 cuerpos tras perder el segundo en la propia raya.

 

Tras ese breve período en la cuadra de Ramón García sin poder concretar triunfos la yegua Running River pasó a la caballeriza de Fernando Parilli, quien se dedicó a prepararla para intervenir por segundo año seguido en el Clásico Sprinters para Yeguas (llegó 2da en 2016) que se disputaría el 2 de septiembre. Allí regresó a montarla Jean Carlos Rodríguez, quien la llevó a ser campeona dosañera; en una competencia muy pareja y disputada la victoria correspondió a la tresañera Docoreña que resultó ser la más consistente para superar a Lelamuti por ¾ de cuerpo, finalizando Running River quinta a 3 ¼ cuerpos en tiempo de 71”4 para 1200 metros.

 

Sería el 1 de octubre que finalmente volvería a saborear las mieles del triunfo al participar en el Clásico Coproca (el mismo en el que no la inscribieron un año atrás), con la monta de Wilbert León fue capaz de brincar en punta y sostenerse allí hasta la raya para superar por 2 cuerpos a Gran Vanessa que la escoltó, luego de marcar parciales de 22”2, 44”4 y 70”1 para finalizar en 84” los 1400 metros. Este sería el último triunfo que lograría en su actividad como pistera.

 

 

El 12 de noviembre disputó el Clásico Gelinotte en el que intentó una esprintada que por poco logra concretar, tras marcar parciales de 24”2, 46”4 y 72”1 mantuvo buena ventaja toda la competencia, pero al final la fuerte atropellada de Newmarket dio su fruto para vencerla en los últimos metros superándola por 2 ¼ cuerpos en tiempo de 98”4 para la milla. El 17 de diciembre intervino en la Copa Gran Estefanía, pero cayó desde el quinto y último lugar a más de 20 cuerpos de Pregonera que metió 89”4 para 1500, luego de que su jinete la dejara tranquila en los metros finales al no tener ningún chance de vencer en la prueba.

 

Una vez concluida esa presentación, su propietario anunció vía twitter que la yegua Running River se iría de inmediato al Haras Los Samanes Polo & Racing para cumplir con su nueva faceta en la cría, muy importante poderla llevar estando aún sana y con relativo “poco kilometraje”. Su campaña se resume en 7 triunfos en 20 salidas (de ellos cuatro clásicos y una copa) completando con siete segundos (70% en la exacta), tres terceros, un cuarto y dos quintos (siempre en el marcador), acumulando ganancias de Bs 41.985.800 y dejando para el recuerdo su título como la mejor dosañera 2015.

 

Si bien se podría afirmar que no logró concretar todo lo que prometía al inicio de su actividad como pistera no podemos negar que fue una gran corredora que batalló con calidad y animó en casi todas las pruebas en que participó, esperamos que sus descendientes logren heredar su clase y quizás algún día veamos gracias a ella un campeón o campeona hijo de campeona y nieto de campeona.

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo. Prof. Winston Hernández, Dr. Javier I. Farache.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, lunes 31 de mayo de 2021

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados