Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Señora Simona

(Ven, 2010, Thunder Ridge en Impending Bear por Farma Way)

Por Juan M. Arredondo Q.

 

Para quienes nunca hemos tenido la dicha de poseer un ejemplar purasangre de carreras no nos es tan difícil imaginar lo que aspiran alcanzar con sus pupilos cada uno de aquellos que sí han podido concretar ese sueño, se podría resumir en dos fases: que sea triunfador o al menos competitivo en las mejores carreras durante su campaña sería la meta primaria y luego de concluido su paso por las pistas tener la oportunidad de ser exitoso en la cría. Cuando un equino (sea macho o hembra) cubre esas dos etapas de buena manera se puede afirmar que ha cumplido con las expectativas generales que seguramente tenía en mente quien logró adquirirle cuando apenas era una promesa en formación. A juicio de quien escribe, una yegua que se ajusta a esta descripción es aquella que fue llamada Señora Simona y le rendimos este homenaje para recordarla.

 

De pelaje castaño nació el 28 de marzo de 2010 en el Haras Los Caracaros, siendo una hija de Thunder Ridge en Impending Bear por Farma Way. Su padre (USA 2002, Storm Cat en City Band por Carson City) no pudo ganar en ocho salidas y produjo apenas US$21.585 pero al ser hijo de un Jefe de Raza era evidente que tendría más futuro como semental que como corredor, siendo traído a Venezuela para cumplir ese rol. Su primera producción nació en 2008 dando allí a la ganadora selectiva Albinita Queen (Copa Miss Marena y con figuraciones clásicas), mientras que Señora Simona formó parte de la tercera. Eventualmente destacó además con Blaze Horse, Wild Honey, Prince Gold, entre otros.

 

Su madre (USA 1997, Farma Way en Harlan Honey por Silver Hawk) fue ganadora de cuatro en dieciséis salidas (incluido el Appalachian Stakes en Keeneland) que produjo US$255.751, comenzó en la cría dando a su primer hijo en 2003 nacido en los Estados Unidos, donde dejó 5 hijos siendo el mejor de ellos Invest que llegó a ganar siete carreras. Traída a Venezuela con un producto en vientre por el padrillo Limehouse que resultó ser el destacado Señor Acuña (nacido en 2008), mientras que Señora Simona fue su segunda hija en nuestro país. En el año 2013 fue nombrada como la Yegua Madre del Año, precisamente por las hazañas logradas por ese par de hijos suyos.

 

Fue adquirida por el Sr. Pedro Acuña para defender los colores de su Stud García Petion, quien le confió al multi campeón Juan Carlos Ávila el cuido y entrenamiento de su ejemplar. Su físico se podría catalogar como normal lo cual le permitió dejar en balanza 430 kilogramos en su debut, fue aumentando con el paso del tiempo hasta superar en una ocasión los 450 kilos.

 

Su estreno se produjo el 30 de noviembre de 2012 en lote de dosañeras debutantes y perdedoras con la monta de Johan Aranguren. Considerando que el catire Ávila acostumbraba a traer sus ejemplares listos para debutar no es extraño que haya sido cotizada como la primera favorita (4/5) y casi ratifica esa condición, pero el tiro de 1100 metros le quedó corto para su atropellada y no pudo alcanzar a la veloz Acrobática que logró vencerla por medio cuerpo. Esa sería su única actuación de la temporada, y como nota curiosa agregamos que las tres potras de la trifecta (completada por Gema) llegaron a ser ganadoras clásicas con el transcurrir del tiempo, lo cual habla de la calidad que hubo en ese lote.

 

Debutó como tresañera el 19 de enero de 2013 siendo de nuevo cotizada como gran favorita (1/5) luego de su auspicioso estreno y esta vez respondió de manera categórica al superar por 6 ¾ cuerpos a Indy Paris que la escoltó, logrando agenciar 71”3 para los 1200 metros. Tan buena impresión causó que fue subida directo al lote selectivo el 10 de febrero para disputar el Clásico Manuel Fonseca Arroyal enfrentando a sólo tres rivales, pero una vez más siendo la gran favorita (1/9), conquistando un bonito triunfo al superar por 2 cuerpos a Lady Sultana marcando 86”1 para 1400 metros, ubicándose tempranamente entre las líderes de la generación.

 

 

Luego de su victoria en esa selectiva la potranca Señora Simona presentó algunos problemas menores de salud (nada grave) que le impidieron desarrollar alguna actuación previa al inicio de la triple corona, por lo cual le tocó reaparecer directamente en el importante evento que se disputó el 19 de mayo junto a su compañera en la cuadra amarilla Taormina (que estaba invicta y fue la campeona dosañera), siendo montada por el estelar Santiago González.

 

En medio de una generación muy pareja que vislumbraba varias candidatas de postín en este evento sería Blue Moon con el astro Ángel Alciro Castillo la que saldría triunfante en cerrado final sobre la outsider Simpática que volaba al final en tiempo de 98”1 para la milla, mientras Señora Simona apenas pudo arribar séptima a casi 12 cuerpos de la vencedora luego de mañosear buscando afuera desde antes de girar la última curva y peor le fue a Taormina (9na y F.C.), en lo que se podría catalogar como una competencia para el olvido de las entrenadas por Juan Carlos Ávila.

 

Pese a su discreto performance en el primero de la tríada para hembras sus allegados mantuvieron la fe en una mejora importante por lo que sin dudar fue inscrita en el Clásico Prensa Hípica Nacional disputado el 9 de junio, esta vez bajo la conducción de Félix Vásquez. Olvidada en las apuestas (ofrecía 20 a 1 siendo la menos jugada) y accionando desde el fondo del pelotón fue capaz de avanzar desde antes del giro de la última curva para amenazar seriamente a las punteras, aunque sería Princess Candy con Jaime Lugo la que mostraría mayor consistencia para alzarse con el triunfo superando por 2 ¼ cuerpos a Señora Simona y luego arribó Miss Olimpia, dejando crono de 129”3 para los dos kilómetros rematando en un flojo 28”4 el último cuarto. Aunque no logró la victoria sí pudo confirmar su evolución y mostrar talento para las distancias de aliento (lo cual no abundaba entre las potras), pero de nuevo su jinete debió luchar con ella para evitar que se abriera más de lo debido.

 

El 7 de julio era la fecha fijada para correrse el Clásico General Joaquín Crespo que cerraba la trilogía para las hembras, esta vez Señora Simona iba a ser montada por el campeón del patio Emisael Jaramillo y con el implemento gríngolas colocado por su trainer en búsqueda de corregir su tendencia a cargar afuera. La suma de todos esos detalles le hicieron ser cotizada como la primera favorita en taquilla (1 a 2) y logró responder en gran manera al vencer categóricamente por 2 ¼ cuerpos a Princess Candy que no pudo contener el fuerte avance de la hija de Thunder Ridge, la cual agenció 156”2 para los 2400 metros con un remate de 27”4 en los últimos 400 metros.

 

 

Creemos importante acotar que en una entrevista post carrera su entrenador Juan Carlos Ávila mencionó la tendencia de la yegua Señora Simona a sangrar, lo cual le da más mérito a su triunfo en tan exigente recorrido, para el cual se requiere una buena capacidad pulmonar y resistencia. Si a ello le sumamos el mañoseo que había manifestado en sus actuaciones previas podríamos afirmar que esos serían quizás sus dos principales enemigos para consolidar un liderazgo claro entre sus congéneres.

 

Su siguiente salida fue el 4 de agosto participando en calidad de primera favorita en el Clásico Gustavo Ávila frente a sólo tres rivales, pero una partida desafortunada le quitó toda opción ganadora al cargar afuera violentamente y regalar mucho terreno. Pese a que al final pudo acercarse no logró alcanzar a su archirrival Princess Candy que logró vencer en buena lid a la veloz Keylin Woman que amenazó con venirse de punta a punta, mientras Señora Simona arribaba tercera a sólo 2 ¾ cuerpos con tiempo de 115”2 para el tiro de 1800 metros.

 

En el marco de la Gala Hípica de Caracas fue inscrita en la Copa Cruz del Ávila enfrentando a seis rivales, siendo las más cotizadas su compañera en la cuadra amarilla Marianna Queen y Miss Sherezade, mientras la potra Señora Simona iba a la sorpresa contra las veteranas. Incluso su propio entrenador declaró en una entrevista concedida al periodista Hernán Viloria Daboín (Diario Líder) durante el transcurso de esa semana que las cuatroañeras ya mencionadas eran las grandes candidatas a decidir la prueba. Para esa ocasión regresaba a su cabalgadura Félix Vásquez, ya que Jaramillo llevaría a una Marianna Queen que en el papel lucía con mayor opción de triunfo.

 

Ya en carrera de nuevo sufrió una mala partida cargándose levemente hacia afuera (no tanto como en su anterior), lo cual le llevó a ceder ventajas una vez más. Accionando al fondo del pelotón inició un buen avance antes del giro de la última curva, aunque prontamente se diluyó mientras las punteras tomaban gran ventaja, especialmente Miss Sherezade que terminó galopando por más de 9 cuerpos sobre la favorita Marianna Queen, mientras la pupila del García Petión finalizaba sexta a 36 cuerpos (F.C.) una vez que su jinete la dejó tranquila en los metros finales.

 

Al mes siguiente fue inscrita en la Copa Alighieri con la monta de Santiago González y aunque llegó lejos nuevamente de la vencedora si mostró una mejoría considerable con respecto a su actuación previa, pues accionando muy retirada de las punteras hasta la mitad del recorrido fue capaz de desarrollar su atropellada para caer desde el tercer lugar a 13 cuerpos detrás de las maduras Miss Sherezade y Reina Yura (misma exacta pero invertida del Clásico Hípica Nacional, en el que Señora Simona no participó), logrando descontar bastante terreno en los últimos metros y quedando lista para su próximo desafío.

 

En medio de una generación que había resultado muy pareja durante todo el año la escogencia de nuestra representación para ir a Panamá en búsqueda del triunfo en la Copa Dama del Caribe no fue tan sencilla de completar, saliendo favorecidas la ascendente Naborí, la rendidora Miss Olimpia, la zuliana A. P. Classy y nuestra homenajeada Señora Simona, siendo escogido el campeón Emisael Jaramillo para ser su jinete en la importante carrera.

 

El día 14 de diciembre se disputó esta competencia que reunió a doce participantes, una vez más Señora Simona tuvo una partida desafortunada que la dejó en el último lugar obligando a su jinete a traerla poco a poco descontando ventaja, iniciando un buen avance desde los mil metros finales que le permitió ir superando rivales y al giro de la curva final todavía venía como séptima por fuera, pero al enderezar su jockey buscó hacia líneas internas y enserió su atropellada para pasar de un viaje en los ciento cincuenta metros finales conquistando un emocionante triunfo por 3 ½ cuerpos sobre la panameña Pleamar que la escoltó y luego llegaría otra de las nuestras, Naborí.

 

 

Es importante acotar que, así como la tordilla panameña sufrió un tropiezo faltando unos 700 metros que la hizo retrogradar para luego regresar con valentía y caer con todos los honores, no es menos cierto que la criolla Señora Simona también dio ventajas en la partida y durante el recorrido, por lo cual esa exacta fue muy meritoria para ambas potrancas porque lograron superar las adversidades para decidir la prueba. El tiempo agenciado fue de 110” para la distancia de 1700 metros.

 

Una vez finalizada la temporada se produjo la selección de los mejores ejemplares en los diferentes renglones en que se divide nuestra hípica, siendo elegida Señora Simona como la Campeona Tresañera 2013 según la votación de los periodistas hípicos que otorgaban el Premio Burlesco (organizado por Jaime Casas). Sin embargo, de acuerdo a lo informado por el departamento de prensa del INH y reseñado por el periodista Hernán Viloria Daboín en el Diario Líder en Deportes, la Comisión Nacional de Carreras otorgó el Casquillo de Oro (premio oficial del INH) a la yegua Princess Candy como la mejor tresañera del año 2013, una muestra de la paridad que hubo entre las hembras en ese entonces.

 

Luego de su regreso a suelo patrio se le brindó todo el tiempo necesario para recuperarse del desgaste propio de un viaje internacional, por lo cual no vio acción durante el primer trimestre de 2014. Reapareció el 5 de abril en el lote de G-2ó3 donde se apreciaba bajada de lote, siendo montada por el aprendiz Yonder Rodríguez en procura del descargo. Pese a que brincó bien esta vez que fue capaz de tomar la punta por breves instantes rápidamente fue superada por las veloces Sicarú y Margariteñita, las cuales lograron hacerse fuertes en la delantera, pero cambiando el orden entre ellas pues logró vencer con mucha facilidad Margariteñita sobre Sicarú mientras que Señora Simona perdía el tercero en foto contra Camila Zeta, finalizando cuarta a 9 cuerpos de la triunfadora pareciendo quedarle corto el recorrido de 1500 metros.

 

Su siguiente actuación fue el 1 de junio pasando a la conducción de Richard Bracho en el lote de G-3ó4, pero cayó desde el tercero a 3 ¼ cuerpos de la rendidora Norcarl que iba en franco ascenso. Sin embargo, cabe acotar que Señora Simona se vio con fuerzas en la recta final logrando descontar gran parte de la ventaja que había cedido desde el inicio. A tal punto agradó su performance que fue llevada nuevamente al lote selectivo para intervenir en el Clásico Lavandera disputado el 22 de junio, cayendo desde el tercero a 7 cuerpos de Luna Santa que logró vencer de punta a punta consolidando su liderato entre las maduras del patio.

 

El 13 de julio nuevamente fue bajada al lote de G-2ó3 con la monta del aprendiz Misael Rodríguez Ventura, pero fue sorprendida por Abuela Lili que la superó por apenas ½ cuerpo, sacando provecho de correr pegada a la baranda desde el giro de la última curva mientras Señora Simona concedía ventajas al accionar abierta durante todo ese trecho. Sin embargo, en el marco de la Gala Hípica de Caracas sus allegados se animaron a inscribirla en el Clásico Cruz del Ávila celebrado el 31 de agosto con la monta de Richard Bracho enfrentando a las mejores del patio incluyendo a su compañera de cuadra Ninfa del Cielo, la cual acudía en calidad de invicta y triple coronada como la vedette de la prueba.

 

Lamentablemente, le tocó una vez más correr última durante casi todo el trayecto y al final descontó algo de terreno para finalizar séptima a 10 cuerpos de una Luna Santa que se consagraba como la campeona entre las maduras quitándole el invicto en cerrado final a Ninfa del Cielo. Para el 12 de octubre interviene en la Copa Alighieri con la monta de “El MorochoManuel José Melean, pero nunca fue enemiga pues accionando lejos desde la partida solo pudo acercarse en la recta final para meterse en el pelotón de escoltas, arribando cuarta a 9 cuerpos de la vencedora Rin Rin que agenció 118”1 para los 1900 metros, siendo esta la última salida de Señora Simona en pruebas públicas.

 

Su campaña en Venezuela se resume a 3 triunfos en 15 salidas (de ellos dos clásicos) a lo que debemos agregarle un majestuoso triunfo internacional por la Copa Dama del Caribe en Panamá, completando con 3 segundos, 4 terceros, 2 cuartos y 3 no figuraciones en pizarra para acumular ganancias por Bs. 463.502 (sin incluir los US$67.280 obtenidos en Panamá). Como reseñamos anteriormente para un sector de los hípicos en nuestro país (los periodistas) acumuló los méritos para ser la campeona de su generación como tresañera.

 

Pero si bien lo realizado durante su actividad como pistera ya le otorgaba credenciales para formar parte de esta galería, lo que consiguió en su inicio como matrona le termina de asegurar su puesto acá. Fue llevada al Haras La Invasión naciendo en 2016 su primer hijo en cruce con Pleasant Strike que se llama All The Way, rendidor ganador de dos en sólo ocho actuaciones lamentablemente afectado por las lesiones. Su segundo hijo vino en cruce con el criollo ganador clásico Quick Mani y se llama Lusitano, nada más y nada menos que el flamante ganador del Clásico Simón Bolívar en 2021 que ha obtenido tres triunfos en siete salidas luego de superar una seria lesión en el sesamoides y promete seguir cosechando logros en 2022, protagonista además de su propia historia que es digna de contar para la posteridad. Por cierto, cabe acotar que ambos ejemplares han superado los 500 kilogramos de peso físico, una madre de ejemplares con buen tamaño.

 

En 2018 produjo a una hembra en cruce con Vacation a la que llamaron Alegría Star pero tristemente murió en el Hipódromo La Rinconada antes de debutar y en 2019 parió un macho por The Great War llamado McGregor, ganador. Luego del cierre de La Invasión pasó a formar parte del Haras Los Samanes Polo & Racing donde quedó preñada por Great Hunter, pero lamentablemente murió en el año 2020 cuando le faltaban unos tres meses para parir, sin duda una gran pérdida para nuestra cría.

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo, Prof. Winston Hernández, Haras Los Samanes Polo & Racing, www.pedigreequery.com.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, martes 30 de noviembre de 2021

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados