Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Swing

(Ven, 1973, Seaneen en Marila por Atabor)

Por Víctor R. Marín Y.

 

Dedicado a mi hermana Marinés Marín Yzer, el castaño Swing fue un importado en vientre hijo de Seaneen en Marila por Atabor nacido en el Haras Santa Cruz en el año 1973. El Ing. Miguel Alfonzo Hernández nos relató "En diciembre de 1972, el Sr. Luis Navas organizó una subasta de yeguas madres en el Haras Ranco. Asistí con mi papá y habíamos comprado una yegua llamada Enviable, hija de Petare preñada de Bupers. Terminaba la subasta y estaba una yegua mayor y nadie ofertaba nada, papá me comentó: compramos a la viejita y yo le digo. bueno. Esa yegua era Marila, argentina hija de Atabor, preñada de Seanen, que era un Royal Charger. La mandamos al Haras Santa Cruz, criadero donde teníamos varias yeguas en pensión, a Manuel Fonseca le llamó la atención ya que había tenido una novia con ese mismo nombre. Ahí nació Swing, el nombre se lo puse ya que siempre me gustó mucho el base ball. Marila no quedó más preñada y Enviable tampoco".

 

En La Rinconada lució los colores del Stud Inmar del Ingeniero Miguel Alfonzo Ravard y estuvo bajo el entrenamiento de Ademar Piñango Meléndez. Nuestro protagonista de hoy perteneció a una generación sumamente pareja comandada en primera parte por El Aventurero, Lavandín y Pretor; en una segunda etapa por El Pañuelo, Doble R, Sendero y Niso.Swing debutó un domingo de octubre de 1975 con la monta de Julio Cesar Piñero arribando en el cuarto lugar en carrera ganada por Black Star en distancia de 1100 metros. Después de obtener su primera victoria fue directo al Clásico Comparación con el jinete José Luis Vargas llegando noveno del campeón El Aventurero.

 

En el año 1976 realizó una pasantía por el lote de ganadores de una hasta que el 25 de abril ganó con Freddy Mora en una sexta valida en distancia de 1300 con 1 ½ cuerpos sobre Can Sing en 80”4. El viernes 30 de abril, con cinco días de descanso, se impuso con “El LlaneritoRafael Rodríguez Morales en el Trofeo VI Aniversario del Club de Leones Caracas sobre Vesperal dejando 125” exactos para los 1900 metros.

 

Con el mismo Llanerito llegó cuarto de Black Star en 1200 metros. Luego ganó de punta a punta en 1500 con 5 cuerpos sobre Viarregio en tiempo de 93”4, llegó segundo a ½ cuerpo de Remache en la clásica milla y después llegó empatado en el primer lugar con el ejemplar Aleluya, registrando crono de 115”2 para los 1800 metros.

 

Ganó en 1400 metros sobre Pekín en el Trofeo Día de la Mecánica Nacional en 85”4, volvió a ganar en 1400 metros sobre Tupamaro y Danubio en gran final en 85”1, enrachado ganó nuevamente, en esta ocasión en 1900 metros, sobre Ébano. Sus allegados se entusiasmaron y lo inscribieron en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios y buscan la monta de Gustavo Ávila ya que “El Llanerito” se decidió por Victorioso, pero Swing llegó último en carrera ganada por Doble R.

 

Pasó a las manos de Ángel Parra y un jueves nocturno lo impuso en buena lid ganando por cabeza al maduro Long Play dejando 94”4 para los 1500 metros, participó nuevamente con el campeón Parra esta vez el ultimo clásico del año, el Jockey Club de Venezuela, en gran carrera llegó segundo del valiente Papi.

 

Con Ángel Parra inició el año 1977 llegando quinto de Naviero en la Copa Alfredo Abilahoud, volvió “El Llanerito” a sus lomos, pero nada puede hacer y llegó en el octavo lugar de El Aventurero en ese espectacular Clásico Burlesco. Luego de esa carrera le ganó a Popeye en 1500 metros para 93” exactos, volvió a enfrentar a El Aventurero esta vez con Argenis Rosillo y llegó en el cuarto puesto para la distancia de 1500 metros.

 

El 6 de marzo participó en el Clásico José María Vargas ganado por Victorioso ocupando el octavo lugar a 10 cuerpos, llegó segundo a ½ cuerpo del veloz Niquero en 1400 metros, el 19 de abril con la monta de Jesús Márquez llegó segundo a 1 ½ cuerpos de Niso en gran carrera en el Clásico Presidente de la República. A continuación, figuró tercero de Niso en la Copa Revista Hipódromo y Copa Gaceta Hípica respectivamente.

 

Por fin le tocó ganar un clásico, aunque por la vía reglamentaria, fue el 19 de junio con el distanciamiento de Victorioso en el Clásico Batalla de Carabobo y Día del Ejercito en 2200 metros con Ángel Parra. Participó llegando sexto de Popeye en la Copa Juan Eduardo Cruz y quinto de Florín en el Clásico Fuerzas Armadas.

.

 

Para el segundo semestre de 1977 Swing no fue el mismo, quinto de Radiodifusor en la Copa Carlos Morales, cuarto con Humberto Pinto detrás de Victorioso en el Clásico Cavepro y puso fin a su carrera en la pista de La Rinconada fracasando en Clásico Asociación Hípica de Propietarios ganado por Huracán Sí.

 

Total, de su campaña en el Hipódromo La Rinconada, fueron 12 victorias en 49 intentos además de 9 segundos y 5 terceros dejando para su dueño la cantidad de Bs. 908.726, increíblemente no llegó al millón de bolívares en premios. Luego cumplió campaña en el Hipódromo Municipal de Ciudad Bolívar. Nos platicó el Ing. Alfonzo “Recuerdo que Luis Barrera, revisando nuestros caballos en la caballeriza 30, de Ademar Piñango, me preguntó: ese como se llama, Swing y me dijo: me lo llevo a correr a New York, le dije: no Luis, está lesionado de las 2 rodillas. Luego me lo lleve al Haras Inmar, lo tenía en la padrillera descansando, ya había llegado Raise Tip T para la temporada de 1978. Un día se presentó un señor de Ciudad Bolívar, creo apellido Machín y me pregunto si se lo vendía para semental, ya que tenía un pequeño haras en esa zona. Sorpresa para mí fue ver que lo estaban corriendo en ese Hipódromo y no lo usaron como semental. Comento esto, ya que leí un reportaje sobre Swing, en el cual nos critican que nosotros habíamos despreciado a ese caballo y vendido para correr en Ciudad Bolívar”.

 

 

 

 

Antes de terminar quiero contar un anécdota, cuando la época de Swing vivíamos en casa de mi abuelo materno mi Opa, en barrio El Carmen A.V. Urdaneta 70-26, este servidor siempre que iba hacer un mandado lo hacía corriendo y narrando una carrera, un día iba con mi hermana menor Marines de 5 años para ese entonces, ella era Swing porque le gustaba mucho ese caballito y yo por supuesto era Victorioso, al regreso de la bodega de "el maracucho", cruzando la calle desplazo a Swing mi hermana y de pronto "tacata" mi hermanita de largo a largo en el pavimento porque fue arrollada por una bicicleta, el señor de la bicicleta más asustado que yo le dijo a mi mamá: “Señora, yo no tuve la culpa de nada, el niño del cabello largo narraba una carrera de caballos y lo pude esquivar pero no pude evitar a la niña”, gracias a Dios no pasó más de un susto, lo cierto del caso que Victorioso fue nuevamente bajado (me echaron una pela) y ¡subieron nuevamente a Swing!.

 

Fuentes: Foto cortesía del Sr. Juan Antonio Rodríguez M., fotos de Ciudad Bolívar cortesía del Sr. Trino Pulido B., Ing. Miguel Alfonzo H.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 30 de septiembre de 2021

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados