Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Tal Vez

(Ven, 1986, El Isiro en Atlanta por Mon Chanson)

Por Juan Macedo

 

Todo inició cuando el reconocido atleta Thelmo Romero compró en el inolvidable Haras Macapo una hija de Fervent en la criolla importada en vientre Paquita que registró en el Stud Book con el nombre de Bien Pagá, resultando ser una buena corredora ganadora de 9 carreras y Bs. 134.623. Ya retirada de la pista, Thelmo decidió dar el gran paso de pasar al otro nivel: ser criador de purasangre. Pensionó a su noble Bien Pagá en el inolvidable Haras Karen Sissy donde procreó a Arizona (hija del argentino Tajamaco), que resultó ser una ganadora de 7 carreras y Bs. 206.892, que decidió enviar al Haras Karen Sissy donde produjo a Atlanta, ganadora de 2 y Bs. 140.800.

 

La pasión y perseverancia de Don Thelmo llevó a Atlanta a la cría en el Haras Güigüe donde fue cruzada con El Isiro, de esos amores nació el 31 de enero de 1986 un hermoso alazán que fue registrado con el nombre de Tal Vez para lucir la chaquetilla mitad blanco mitad azul del Stud Bien Pagá. Enviado al Hipódromo La Rinconada, fue alojado en la cuadra de Carlos Morales SalasEl Niño Jesús”. Asi lo describió el Sr. Richard Aguilar "era de poca alzada pero de mucha cruz, un pechote cuadrado"

 

De desarrollo tardío, Tal Vez debutó el 16 de abril de 1989 con la monta de Frederik Römer y cuando salió a la pista, impresionó por su físico y algunos lo tenían como el gran dato, pero quedó para otra ocasión ya que Gorky Park lo derrotó con ventaja de ¾ cuerpo. Un mes después, con la monta de Miguel Blancorompió el celofán” al derrotar cómodamente con ventaja de 3 ½ cuerpos sobre Chavalín, agenciando 80”1 para los 1300 metros.

 

Luego de dos figuraciones decorosas en el lote de G-1, el 15 de octubre dio cuenta de Visobianco con ventaja de 1 ¾ cuerpos recorriendo los siete furlones en tiempo de 85”4. A la semana figuró segundo a 1 ½ cuerpos de Longliner y el 4 de noviembre, por primera vez en los cuatro codos, corrió de manera excelente para derrotar a Delito con 2 largos y crono de 115”2 para los 1800 metros. Cerró el año figurando decorosamente ante el lote de G-3.

 

El 21 de enero vendió cara su derrota, siendo superado por Nevers. A la semana siguiente con la monta de Richard Ibarra derrotó fácilmente a Karnak con ventaja de 4 cuerpos recorriendo los dos kilómetros en 128”2. El 11 de febrero José Leonardo Verenzuela se hizo caballero en Tal Vez para triunfar de manera por demás cómoda con 8 ¼ cuerpos sobre River Minster, parando el reloj en 91”3.

 

El 17 de febrero José Leonardo Verenzuela estuvo a punto de caerse (se agarró como una garrapata) en la Copa Revista Hipódromo. Montando a Tal Vez el cual venia escapado en la punta, sobre el rayado rojo, con el triunfo virtualmente asegurado, casi tumbó a su jinete, pero logró pasar la meta en ganancia con 4 cuerpos sobre Background, agenciando 115”3 para los 1800 metros. Según las resoluciones oficiales, el caballo se asustó al observar unas personas que estaban por la parte interior de la pista. Una semana después metió un galopón de ¡18 cuerpos! a Background, agenciando 128” flat para los dos kilómetros.

 

 

Para el 10 de marzo en el Clásico José María Vargas fue el gran favorito, pero la atropellada de Background fue contundente quedando Tal Vez en el segundo lugar a 2 cuerpos. Regresó al máximo lote donde figuró tercero a 9 ½ cuerpos de Nevers. El 7 de abril le confiaron la monta a Juan Vicente Tovar, quien lo sacó dentro de las características de galopador. Así lo llevó al frente en cómodos parciales hasta la recta final cuando sintió un poco la presión de Azócar, que anuló al reaccionar Tal Vez para cruzar la meta con 5 ¼ cuerpos de ventaja, dejando 125”2 para los dos kilómetros.

 

En la milla y media del Clásico Presidente de la República, Tal Vez no fue el mismo y quedó ultimo muy lejos de Background. El 20 de mayo con José Luis Rodríguez mejoró al figurar tercero a 6 ¼ cuerpos de The Other en el Clásico Iraquí, pero después fracasó en las Copas Revista Gaceta Hípica y Ramiro Cruz, carreras que fueron justificadas por lesiones en las manos que obligaron a un retiro momentáneo.

 

Luego de casi un año, Tal Vez reapareció el 18 de mayo de 1991 con la monta de Germán González, donde hizo una carrera para el olvido. Poco a poco fue mejorando, logrando buenas figuraciones en el marcador, hasta que el 6 de octubre con la monta de Ángel Francisco Parra dio “un recital” al cruzar el disco en ganancia con 8 largos de ventaja sobre Climalba, dejando registro de 125”1 para los 2000 metros del Clásico Asociación Hípica de Propietarios. Tres semanas después figuró cuarto a 5 cuerpos de Termidor.

 

 

El 17 de noviembre Tal Vez reverdeció laureles al irse de punta a punta en el Clásico Jockey Club de Venezuela, dejando al insistente Río Chamita a 2 cuerpos, registrando 112”1 para los 1800 metros. Viajó a Puerto Rico para representar a Venezuela en la Copa Confraternidad del Caribe, figurando quinto del panameño Espaviento.

 

 

Con seis años a cuestas, el hijo de El Isiro continuó realizando vida pistera, agregando dos triunfos a su campaña: el 4 de abril en la milla de la Copa José Luis Fernández con ¾ cuerpos sobre Slew Boy dejando crono de 98”1 bajo la conducción de Ángel Francisco Parra y el 29 de agosto en la milla de la Copa Revista Estudio Hípico que recorrió en 96”4 para superar a Río Chamita con ventaja de 4 cuerpos y Germán González en su cabalgadura; además de buenas figuraciones como segundo a 2 ½ cuerpos de Gatopardo en la Copa Leopoldo Márquez y segundo a 2-3/4 cuerpos de Termidor en la Copa Revista Hipódromo.

 

 

A los 7 años, Tal Vez realizó dos carreras más sin deslucir del todo, cuando fue enviado al Hipódromo de Santa Rita y fue alojado en la cuadra de Gustavo Delgado Socorro. El 12 de febrero de 1993 participó en el Clásico Gobernador del estado Zulia con la monta de “El CanarioDamián Quintero realizando una carrera llena de emociones hasta el final, donde logró sacar cabeza de ventaja sobre Don Chichilo, agenciando 97” exactos para la milla. Pero este fue el último cartucho que quemó Tal Vez, ya que corrió cinco veces más en el hipódromo sin entrar en la pizarra electrónica.

 

Negociado por el Sr. Guillermo Bortot, fue enviado al Hipódromo Nacional de Valencia, a la cuadra de Miguel Hernández, donde corrió cuatro veces más, siendo su última carrera el 29 de octubre dentro del marco de la Copa Unión de Entrenadores del Estado Carabobo con la monta de José Luis Ramírez, quedando séptimo a 21 cuerpos de Mi Chejendé.

 

La campaña de Tal Vez se resume de la siguiente manera: un total de 60 actuaciones de las cuales en 13 oportunidades saboreó las mieles del triunfo, además de 11 segundos, 7 terceros, 6 cuartos y un quinto, acumulando en premios la cantidad de Bs. 5.912.376. No se conoció el paradero de Tal Vez, pero sin dudas fue uno de los grandes animadores de principios de la década de los ’90.

 

Fuentes: Sr. Jaime Casas A., Revista Partida, Revista Hipódromo, Revista Gaceta Hípica, Revista La Fusta, Revista Guía Hípica, Sr. Richard Aguilar.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, domingo 28 de febrero de 2021

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados