Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Tessa

(Ven, 1970, Tradewood en Grande Etoile por Ozbeg)

Por Juan Macedo

 

Un purasangre que generó grandes emociones fue la zaina Tessa, que nació el año 1970 en el Haras Anamar de la Sra. Margarita Freyre de Azqueta, corriendo para sus colores clásicos, negros con media luna en pecho y espalda, del Stud Chivacoa bajo el entrenamiento de Don Millard Faris Ziadie. Tessa fue una yegua capaz de ganarle a los machos en un clásico importante y llegar última en una carrera mediocre, pero que dejo huellas importantes en los anales del hipismo venezolano.

 

Debutó a los dos años de manera exitosa y se mantuvo invicta en 3 presentaciones, hasta caer tercera a 4 ¼ cuerpos de Curiosa. Nuevamente retomó la senda victoriosa al derrotar por 4 ¼ cuerpos a Tapuiana y el 8 de octubre de 1972 se asomó como la mejor de su generación al derrotar por un cuerpo a Estampida en el Clásico Ciudad de Caracas, agenciando 74”1 para los seis furlones y con Adone Bellardi sobre sus lomos. Reapareció el 11 de noviembre con la monta de José Luis Vargas, para figurar tercera a 6 cuerpos de Isabellina, pero se reivindicó el 28 de noviembre en la Polla de Potrancas de Acrica (uno de los premios más elevados de Suramérica para la época) derrotando por 10 cuerpos a Olivia. Para ese momento Tessa era uno de los ejemplares más ganadores de dinero en la historia del hipismo nacional y la campeona absoluta de su generación. Don Millard Ziadie y Doña Peggy se tomaron el riesgo y la inscribieron en el Clásico Comparación contra los machos con la monta de Néstor L. Romero, la nieta de Swaps sorprendió por medio cuerpo al veloz Altivo, registrando tiempo de 86”3 para los 1400 metros.

 

 

El 7 de enero de 1973 se midió por segunda vez contra los machos en el Clásico Inauguración Francisco de Miranda con la monta de José Luis Vargas, pero fracasó rotundamente al llegar undécima a 23 cuerpos de Altivo. A la semana fue inscrita en la Serie C para criollos figurando tercera a 3 cuerpos de Tacoa. Corrió seguido con Hugo Mendoza up en la Copa Celestino Martínez y quedó nuevamente tercera a 5 cuerpos de Isabellina.

 

Tras un breve descanso, participó con Adone Bellardi en la Serie C para derrotar a Balas por 4 cuerpos. El 4 de marzo corrió en el Clásico Hipódromo La Rinconada, donde en sensacional carrera cayó derrotada a cabeza de Ocala. El 21 de abril participó en la Copa Fernando Mitayne con la monta de Manuel Lira ante la cuatroañera Juleyma, que le sacó 9 cuerpos de ventaja. Pero Tessa no descansa y a la semana derrotó por 3 ¾ cuerpos a Charlatana en la Copa John Boulton, agenciando 103”2 para la milla.

 

Fue Tessa la única potranca en el lote de 12 participantes del Clásico José Antonio Páez (primero de la Triple Corona Nacional)  escenificado el 13 de mayo y sorprendió al ganar con Manuel Lira en su cabalgadura y en atropellada, asi convertirse en la séptima potranca en ganar esta carrera. Derrotó por cabeza a Preludios, además de Inteligente, Soltero, Katmandú, Sol Mayor y Altivo, dejando crono de 103”4 para la milla. Según Millard Ziadie, Tessa fue al Páez porque no tenía otra cosa que hacer dentro de la programación.

 

 

A la semana fue derrotada a 1 ½ cuerpos de Juleyma en la Copa Pedro A. Salas. El 10 de junio Tessa fracasó contra los machos en los 2 kilómetros del Clásico Ministerio de Agricultura y Cría (a ultima hora fue inscrita, ya que tenían decidido ir directamente al Clásico Prensa Nacional), y a la semana siguiente ganó el Clásico Prensa Nacional con Manuel Lira en 1800 metros, derrotando por 3 ¾ cuerpos a Estampida, agenciando 117”1.

 

 

Después de par de fracasos, el 29 de julio Tessa superó el millón de bolívares en tiempo récord (Bs. 1.017.728,90) tras fácil victoria en la Copa Gustavo J. Sanabria de punta a punta y con 7 ½ cuerpos sobre Silva y Juleyma, conducida por Manuel Lira, agenciando 102”3 para la milla. A las dos semanas llegó última a 30 cuerpos de Silbido en el máximo lote para criollos. El 18 de agosto Tessa dio lástima en el Clásico Joaquín Crespo al caer tercera a 3 ¼ cuerpos de Silva. Cuatro derrotas consecutivas en el lote máximo contra los mejores machos criollos fueron el preámbulo de su triunfo en la Copa Manuel Fonseca, superando a Sentenciada por 3 cuerpos y dejando registro de 105” para la milla.

 

Corrió por primera vez contra los importados el 24 de noviembre en la octava serie, quedando sexta a ocho cuerpos de Barreta, pero el 16 de diciembre se los ganó por 3 cuerpos sobre La Chinea, Gharza II y Artal (estos dos últimos cumplieron campaña selectiva en Venezuela), agenciando 80” en 1300 metros. Sus méritos fueron más que suficientes para obtener el Campeonato de tres y más años.

 

Ya como cuatroañera, Tessa corrió casi todas las semanas, pero su agotadora campaña hizo mella en su capacidad locomotiva, además de correr contra importados más clasificados. Aún así tiene buenas carreras en su haber incluyendo su triunfo el 19 de enero de 1974 que le dio a Don Millard Ziadie el triunfo 2000 de su carrera; el 16 de febrero llegó tercera a ½ cuerpo de Rastreadora en la Copa Carlos Márquez Mármol, a la semana figuró segunda a ½ cuerpo de Papá Upa en el Clásico de los Sprinters. El 4 de mayo obtuvo su último triunfo selectivo en la Copa Fernando Mitayne con la monta de Argenis Rosillo, en recorrido de 1400 metros, donde dejó 85”4.

 

 

El 17 de agosto figuró tercera a 6 ¼ cuerpos de la argentina Malaya en la Copa Luis A. Landaeta, y el 29 de septiembre figuró tercera a 1 ½ cuerpos de la veloz Soroa en la milla del Clásico Congreso de La República. Por cierto, Tessa figuró segunda a pescuezo de su compañera de cuadra Sirikit en la Copa José Morillo, pero ambas fueron distanciadas por molestar a la favorita Malaya, beneficiando por carambola a Barreta.

 

Doña Peggy decidió retirarla de las pistas, donde dejó una campaña total de 63 actuaciones para 17 triunfos, 7 segundos, 12 terceros y 5 cuartos, acumulando Bs. 1.299.040,60 en premios en metálico. Tessa fue enviada a Kentucky, Norteamérica, el 16 de enero de 1975 hasta el Darby Dan Farm, donde fue servida por Little Current. De ese cruce parió una potra y ya lista para entrar en el hipódromo le cayó un rayo que la mató. Luego de quedar vacía de Tell, repitieron el cruce y el producto fue registrado con el nombre de Taino, que no salió de perdedor produciendo US$1,585. Luego la volvió a servir y la regresó a Venezuela, pero vino preñada de morochos. En el parto perdió los productos, no quedó bien y nunca más pudo quedar preñada, de esa forma perdiéndose la posibilidad de ver a un hijo de Tessa en las pistas venezolanas.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas A., Ing. Enrique Salazar.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 09 de noviembre de 2006

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados