Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Fast Track

(Ing, 1967, Sound Track en Garvey Girl por Princely Gift)

Por Juan Macedo

 

El alazán Fast Track nació en Inglaterra en el año 1967. En su país de origen ganó ocho carreras en doce salidas a la pista, acumulando en premios £4,009. Debutó en el Hipódromo de Doncaster, ganando en 1000 metros contra 20 rivales. Luego anduvo ganando en seguidilla y cuando dejó de ganar, anduvo en el segundo lugar. De sus ocho triunfos, siete carreras fueron entre 1000 y 1200 metros como dosañero en diversos hipódromos británicos, solo una vez estuvo fuera de pizarra (séptimo lugar) en el Hipódromo de York. Por otra parte, obtuvo buena clasificación en el "Timeform" inglés, siendo asimismo altamente recomendado por su preparador R. P. Davey como un sprinter imbatible hasta 1200 metros.

 

Fue importado a Venezuela para lucir la chaquetilla granate del Stud Los Robles del Sr. Mauricio Saías Alevy (que no pudo ver correr en Venezuela a su pupilo, ya que falleció), siendo recibido por el preparador Antonio Jacial. Su debut fue el 27 de diciembre de 1970 en recorrido de 1300 metros con la conducción de Cecilio García donde logró superar por apenas cabeza a Espartero agenciando 80”3.

 

El 9 de enero fue derrotado por Cañonero, quedando tercero a 6 cuerpos, pero a finales de ese mes retomó la ruta del triunfo con “El MudoJesús Rodríguez en su cabalgadura, aventajando a Solemne con 6 ½ cuerpos, dejando registro de 78”3 para 1300 metros. Luego de ser sorprendido por King River con ¾ cuerpo, el 28 de febrero Fast Track sacó cinco cuerpos de ventaja a Maquiavélico para obtener un bonito triunfo recorriendo los 1400 metros en 84”1.

 

Después de fracasar en carrera que ganó Mi Rebaño, el hijo de Sound Track se reivindicó con la afición al vencer con ventaja de 3 ¼ cuerpos a Latour dejando crono de 77”3 para los 1300 metros. El 4 de abril escoltó a Cañonero y a la semana siguiente inició una racha triunfal de seis victorias bajo la sabia conducción de Balsamino Moreira para ascender al máximo lote, destacando la última de ella cuando superó a Tocorón con 3 cuerpos de ventaja registrando 113”2 para los 1800 metros, mostrando que podía correr con éxito en los cuatro codos.

 

Luego de tres derrotas decorosas, el 26 de septiembre reverdeció laureles con la monta de Jesús Rodríguez, derrotando al peruano Golden Flakes con margen de un cuerpo y crono de 84” exactos para los 1300 metros, carrera que sirvió de preparatoria para su participación en la milla y media del Clásico Simón Bolívar, donde no pudo con el extenuante recorrido y tuvo que conformarse con el cuarto puesto a 17 cuerpos de un tren sin frenos llamado Straightway. Cerró el año con buenas figuraciones detrás de Carven y Tocorón.

 

Ya con cinco años, Fast Track reapareció el 9 de enero de 1972 figurando tercero a 3 ½ de Bethia, tres semanas después nuevamente saboreó las mieles del triunfo con Jesús Rodríguez al vencer dramáticamente por cabeza a Tocorón recorriendo la milla en 100”2. Una semana después participó en el Clásico Gobernador del Distrito Federal donde ocupó el tercer lugar a 8 cuerpos de Straightway. El 27 de febrero enfrentó a los purasangres más veloces del ovalo de Coche en marco del Clásico de los Sprinters, pero los superó el atropellador Tocorón, quedando el hijo de Sound Track en el lugar de escolta a 4 ½ cuerpos.

 

El 12 de marco con Balsamino Moreira en su cabalgadura, tomó revancha de Tocorón y lo superó en el lote común con ventaja de 2 ¾ cuerpos cronometrando 106”3 para los 1700 metros. Fast Track se mantuvo participando con éxito ante el lote común, logrando otras dos victorias y algunas figuraciones destacadas, hasta que llegó una fecha en particular de grata recordación para los aficionados de la época, el 15 de octubre, cuando se dio la partida de los dos kilómetros del Clásico Asociación Hípica de Propietarios. Fast Track con la cabalgadura de Rafael David Guzmán corrió en posiciones secundarias mientras Chatiment hacia el gasto de la carrera, hasta que en la última curva el argentino Yemen II presionó hasta doblegar al puntero y cuando todo parecía indicar que iba a cruzar la meta en ganancia, apareció el pupilo de Antonio Jacial en una gran atropellada para quitarle el manjar de la boca al puntero en los últimos metros y superarlo con pescuezo de ventaja. Me contó mi padre, que estuvo presente ese día en el hipódromo, el público apostador recibió con una gran ovación al triunfador, como se la merece cualquier protagonista de una espectacular carrera. Cerró el año con tres carreras para el olvido.

 

 

Viejo, lesionado y cansado, Fast Track reapareció el 1 de abril de 1973 sin pena ni gloria en carrera ganado por Tocorón. Los mejores días habían pasado para el noble inglés, pero se mantuvo en campaña durante ocho carreras más (destacando dos escoltas que le hizo al norteamericano Debonair Prince) hasta que fue definitivamente retirado de las pistas.

 

Fast Track completó una agotadora campaña en el Hipódromo la Rinconada de 52 actuaciones de los cuales en 16 ocasiones cruzo el disco en ganancia, además de 9 segundos y 6 terceros, acumulando en premios la cantidad de Bs. 700.635. Nuestro entrañable amigo Jorge Luis Escobar Zabala nos contó que fue negociado para Norteamérica donde apenas hizo escala unas pocas semanas ante de ser vendido como padrote a Sudáfrica, donde no destacó en ese rol. Pero nosotros recordaremos siempre a Fast Track por su brillante desempeño en el ruedo capitalino, además de representar lo valioso que era nuestro hipismo, cuando se importaban corredores de la calidad del este descendiente de Sound Track.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista La Fusta, Sr. Jorge L. Escobar Z.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, viernes 31 de diciembre de 2021

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados