Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Joyful

(Chi, 1967, Dunkerque en Jajaja por Jardiniere II)

Por Juan Macedo

 

La alazana Joyful nació en el Haras Santa Isabel (Chile) en el segundo semestre de 1967 y fue adquirida por el Sr. Sergio del Sante Mockeberg para defender los colores del Stud Pucudegua, bajo la preparación de Alejandro Martínez, conocido y veterano profesional de esos tiempos. En su país de origen esta alazana tuvo una trayectoria destacada en la cual disputó 20 carreras ganando 10, que incluyeron los Clásicos Sociedad de Criadores (Gr.3), Santiago García Mierez, Germán Besa D., Nicanor Señoret y dos especiales, además de 2 segundos, 3 terceros y un cuarto. Una nueva etapa emprendió a raíz de ser embarcada a Rosario (Argentina) a correr un gran premio, allá no tuvo éxito, pero fue enviada a Buenos Aires donde se convirtió en el primer ejemplar chileno ganador en pistas de esa ciudad (según las fuentes), la tuvo bajo su entrenamiento Eduardo Ferro. Fue negociada por “CocinaEdmundo Ruiz, quien la importó para Venezuela.

 

Adquirida por el Sr. Carlos Alberto Herrera para lucir la chaquetilla blanca con franjas rojo y verde del Stud Bariquigua, ya con cinco años a cuestas hizo su debut el 28 de octubre de 1972 en el Hipódromo La Rinconada bajo el entrenamiento de Raúl Payares en recorrido de 1100 metros, con la conducción de Luis Ramón Guánchez cruzó la meta en ganancia con ventaja de 2 cuerpos sobre Harpía agenciando 67”3. A la semana con la monta de Juan Eduardo Cruz figuró segunda a 3 ¼ cuerpos de Donoso y cerró el año el 23 de diciembre con Ruben A. Peche en su cabalgadura quedando quinta a 3 ¾ cuerpos de Guardia Real.

 

El 6 de enero de 1973 Joyful reverdeció laureles al superar en gran forma a Steel por apenas ½ cuerpo, dejando registro de 80”2 para los 1300 metros. Siete días después con la monta de Pedro González Pinto escoltó a su compañera de cuadra Malaya que la aventajó con 2 ¾ cuerpos. corriendo seguido nuevamente se hizo de la victoria superando a Yesbonín con 1 ¼ cuerpos de ventaja y cronometrando 73”2 para los seis furlones. Ese fue la primera de una seguidilla de cuatro triunfos, que continuó cuando derrotó con un cuerpo a Latiguera con la monta de José Chirinos agenciando 80”2 para los 1300 metros, luego con “El DiabloÁngel Francisco Parra superó cómodamente a Dayflower con ventaja de 2 ½ cuerpos parando el teletimer en 113”4 para los 1800 metros, cerrando la racha triunfal recorriendo los dos kilómetros en 129”1 para dominar con 6 ¼ cuerpos a Parce Que con la conducción de TeodoroTocoGómez.

 

La racha fue cercenada el 11 de marzo con la conducción de Ángel Francisco Parra al caer con todos los honores ante Sol Porteño apenas por nariz. Seis días después participó en su primera prueba selectiva, la Copa Rafael Rugero, donde demostró su calidad al derrotar con 3 ½ largos a Piastra, agenciando 108” flat para los 1700 metros. Regresó a la dura sexta serie para importados donde corrió dos veces figurando decorosamente en el marcador, para que el 28 de abril con Teodoro Gómez up lograra su octavo triunfos a expensas de Last que quedó a 1 ¼ cuerpos, dejando crono de 115”3 para los nueve furlones.

 

Luego de fracasar al quedar novena a 17 cuerpos del inglés Billy Bremner, el 19 de mayo participó con la monta de Pedro González Pinto en la Copa Henrique Otero Vizcarrondo figurando tercera a 3 ¾ cuerpos de Antilia. Regresó al lote común para figurar segunda a 1 ¼ cuerpos de Guapo y dos semanas después cuarta a 3 ½ cuerpos de Rocker II, ambas carreras como ajuste para su próxima carrera el 5 de julio, el Clásico Fuerzas Armadas con la conducción de Adone Bellardi, pero fue un intento fallido ya que apenas logró cerrar el marcador muy lejos del crack McKenna’s Gold.

 

Ya oficialmente con seis años, la programación selectiva para las féminas en ese entonces era restringida por edad (de 3 a 5 años), por lo que a Joyful le quedaba muy pocas oportunidades en carreras con mejores premios y ante los machos, aparte que le tocaba pernoctar en los máximos lotes comunes de la serie de importados. Eso no iba a ser impedimento para continuar brillando en la pista del óvalo de Coche. El 22 de julio con Adone Bellardi up figuró segunda a 1 ¼ cuerpos de Rocker II y dos semanas después logró un magnifico triunfo con ventaja de 4 ½ cuerpos sobre Yemen II recorriendo los 1700 metros en 105”1. Corriendo seguido y ahora con Teodoro Gómez arriba en su cabalgadura figuró tercera a 8 cuerpos de Florencio. Nuevamente saboreó las mieles del triunfo el 25 de agosto protagonizando un final no apto para cardíacos superando por apenas nariz a Brazo Fuerte parando el cronómetro oficial en 101”1 para la milla.

 

Luego de un mes de reposo, reapareció el 30 de septiembre con la monta de Adone Bellardi figurando sexta a 8 cuerpos de Vaticinio. Corriendo seguido figuró segunda a 1 ¼ cuerpos de Yemen II y sin descanso, a la semana, participó en los dos kilómetros del Clásico Asociación Hípica de Propietarios donde en gran carrera igualó el segundo lugar con Piamem, a 6 cuerpos del ganador, el norteamericano Debonair Prince. Reapareció el 8 de diciembre con la conducción de Pedro H. Santaella defeccionando a 12 cuerpos de Marizai, pero a los quince días nuevamente con Adone Bellardi protagonizó otro bonito final quedando segunda a pescuezo de Entrerriano. Cerró el año con su inscripción en el Clásico Jockey Club de Venezuela donde no fue enemiga, quedando novena a 20 cuerpos de Chatiment.

 

En enero de 1974 se anunció el fin de la vida pistera de Joyful, para asumir su nuevo rol como yegua madre. En Venezuela participó en 29 carreras en las cuales cruzó el disco en ganancia en 10 oportunidades, además de 8 segundos, 3 terceros, 2 cuartos y 2 quintos, acumulando en metálico la cantidad de Bs. 379.576. Según se informó en ese entonces, fue enviada incipiente Haras Santa Rosa, pero no se le conoció descendencia. A pesar de que la programación selectiva no le favoreció por su edad, Joyful demostró a lo largo de su campaña una clase indiscutible, que demostraba la calidad de la importación para el espectáculo de las carreras de purasangres de carrera en Venezuela. ¡Honores a Joyful, digna representante del elevage chileno en nuestro país!

 

Fuentes: Libro “La Hípica en Chile” de Manuel Somarriva Lira, Revista Gaceta Hípica, Revista La Fusta, Sr. Jaime Casas A.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, lunes 31 de mayo de 2021

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados