Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Pedro Yánez

Por Fernando J. Gil

 

Leyenda del hipismo guayanés, gran persona de una inmensa calidad humana, ese es Pedro Celestino Yánez Correa que nació el 30 de junio de 1956 en Ciudad Piar, Estado Bolívar. Desde niño tuvo interés en el hipismo, la cercanía geográfica al Hipódromo Municipal de Ciudad Bolívar le dio rienda suelta a su imaginación infantil. Luego de cumplir con los trámites correspondientes, se hizo jinete en el Hipódromo Municipal de Ciudad Bolívar y el domingo 10 de marzo de 1974 obtuvo su primer triunfo cabalgando al ejemplar Gran Bravo.

 

Fueron muchos los éxitos logrados por Pedro Yánez en su lar de origen con purasangres de la talla de Ébano, Calvados, Brigadier, Distinguido, Jugador, Swing, Pekín, Moscú, Palagua, Acusón, Sol de Rubín, Cancionera, entre otros. Jockey muy versátil y agresivo en un final de foto, estribaba muy pero muy corto.

 

Inició en Hipódromo Nacional de Valencia en el año 1978 en la llamada Mini-Temporada donde logró 2 triunfos. A espera de la apertura oficial del Hipódromo Nacional de Valencia, que fue en marzo de 1983, Pedro Yánez logró ganar en el Hipódromo La Rinconada un buen número de carreras, que eran especiales para los ejemplares alojados en Valencia. Ya con la inauguración del Hipódromo Nacional de Valencia, Pedro Celestino se mantuvo activo en dicho óvalo donde fue un consecuente ganador, entre los líderes de los jinetes. Aunque no logró liderar ninguna estadística de jinetes, logró el subcampeonato en los años 1983, 1989, 1990 y 1991.

 

No fue hasta el 22 de abril de 1988 que logró su primera selectiva en el ovalo de cabriales, la Copa Petare, con Nice Finger (con el que también ganó las Copas Hermanos París y Jockey Club de Valencia). Otros importantes triunfos los obtuvo gracias a Maquina (Copa Vélika de 1989), Gibrán (Copa Polizón de 1989), Camaldoli (Copa Canelo de 1989), Vida (Copas Santanita de 1989, Miss Leydy y Luis Fernando Wadskier de 1990), Cecyvick (Clásico Jockey Club de Valencia, Copas Cámara de Comercio del estado Carabobo y Negresco de 1991), Rey Cantor (Clásico Comparación y Copa Revista Guía Hípica de 1991) y Súper Sergio (Clásico Inauguración de 1992).

 

 

En junio de 1992 migró para Italia, donde trabajó para el entrenador Luigi Camachi, logrando un buen número de triunfos. Regresó a Venezuela a inicios del año 1995 para reverdecer laureles. Llegó tercero en las estadísticas de jinetes en el Hipódromo Nacional de Valencia, triunfó en el Clásico Independencia de Venezuela con Eternity Rose y la Copa José Antonio Gubaira con Trigo Salvaje. Con el pupilo de Iván Sánchez Polo representó al hipismo valenciano en el Gran Derby Guayanés donde en una competencia muy emocionante se anotó la victoria.

 

 

También ganó el Clásico Inauguración de 1997 con Cómodo. Se mantuvo activo como jockey en el ruedo carabobeño hasta 1998, su última victoria fue el 8 de abril con Fiddle Clubs. Llegó entonces el momento de viajar a Florida, Estados Unidos, como jinete contratado para la cuadra del también venezolano Rodolfo García. Debutó el 31 de julio ocupando el sexto lugar con Post Marked, para que el 11 de septiembre (su cuarta monta) lograra su primer triunfo en tierras norteamericanas con Birdie ‘n Me. Ese año ganó 2 veces en 18 montas.

 

Para 1999 llevaba 4 triunfos cuando el domingo 10 de octubre en Calder a bordo de Twosie Tactics (que se fracturó en carrera) rodó aparatosamente, Pedro Yánez se encontró en un hospital local con 6 costillas rotas, con un pulmón, el apéndice y el bazo perforados, estuvo al borde de la muerte. Gracias a Dios y a su condición atlética, Pedro pudo superar este duro percance que lo mantuvo alejado de las pistas, especialmente por la advertencia médica de no volver a montar. Todo parecía sugerir que su carrera como jinete había finalizado.

 

Pedro Yánez regresó al hipódromo realizando labores de limpieza de puestos y caminando caballos en la cuadra del reconocido entrenador Ralph Ziadie, poco a poco fue ganando su confianza hasta convertirse en traqueador en dicha cuadra. De manera de mantenerse en contacto con la actividad hípica también asumió labores de "valet" de jinetes los días de carreras, trabajando entre otros con los criollos Ángel Alciro Castillo y Carlos Andrés Olivero. Sin embargo, Ziadie siempre le sugerió a Pedro que tratara de montar, así que el 7 de octubre de 2006, Pedro montó en una prueba pública luego de 7 años sin hacerlo, sobre Miss Aberdeen, un ejemplar entrenado por Ziadie, figurando en el cuarto lugar cerca de los punteros con una excelente presentación, después de terminar la carrera, Pedro se cambió rápido de ropa para seguir su trabajo de "valet". El 13 de noviembre saboreó las mieles del triunfo con Can’t Stop Me, Pedro superó todas las expectativas. "Nunca dudé de mi habilidad, no tenía dudas que podía ganar carreras", afirmó Pedro en una entrevista. Los colegas le llamaban "abuelo". Carlos Andrés Olivero comentó "Tienes que admirar a un tipo de su edad que esté haciendo lo que él hace, especialmente luego de superar todo lo que le ha pasado".

 

Ya Pedro Yánez dejó de ejercer como jinete, su última victoria fue el 22 de julio de 2011 en Calder con Tri Polar y su última monta 20 de junio de 2015 en Gulfstream Park finalizando quinto con Belstorm. Según la web de Equibase, tuvo 92 montas para 9 triunfos, acumulando US$127.021.

 

En Venezuela logró destacar con 440 triunfos en los hipódromos nacionales, sin contar los que logró en el Hipódromo Municipal de Ciudad Bolívar. “Super Show” como lo han llamado, es un hombre generoso, que le ha prestado ayuda a sus colegas desde la época del Municipal, sin esperar nada a cambio. Personaje colaborador que ha apoyado a muchos paisanos que van a buscar fortuna en la Florida, incontables los casos. Además, admirable para nosotros, que en algún momento nos sentimos derrotados por las vicisitudes de la vida cotidiana. Ese es el jinete Pedro Yánez.

 

Fuentes: Ing. Enrique Salazar, Sr. Trino Pulido, www.equibase.com, Sr. Gonzalo Antelíz Jr, Ing. Juan Macedo.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, sábado 31 de julio de 2021

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados