Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Pedro Pascual Sánchez Méndez

Por Juan Macedo

 

El maestro Pedro Pascual Sánchez Méndez fue uno de los personajes más populares del ambiente turfístico del Hipódromo Nacional El Paraíso y de los inicios del Hipódromo La Rinconada, comparable con Juan Díaz Cabrera, Luis Monasterios o Luis Enrique Werner. Nació en Caguas, Puerto Rico, el 23 de octubre de 1896. Su especialidad fue el teatro, delatándose admirador de Don Rafael Guinand.

 

La primera vez que vino a Venezuela fue en marzo de 1915 con la Compañía de Operetas y Zarzuelas Barrajón y al mes regresó a su terruño, donde continuó su carrera actoral.

 

Regresó a nuestro país el 16 de marzo de 1926 y al año siguiente se encontraba en el Hipódromo trabajando como vendedor y pagador de boletos, sin abandonar sus labores artísticas.

 

En 1932, cuando se reiniciaron las actividades en el Hipódromo Nacional El Paraíso, Gonzalo Gómez buscó los servicios del maestro Sánchez para anunciar la salida de los ejemplares a la pista. Entonces el maestro actuaba con su orquesta Ayacucho N°1. En su tierra natal, en el Hipódromo La Veinte, Sánchez con su clarinete anunciaba el desfile tal cual como lo hacía aquí.

 

Durante varias décadas, desde 1932 en el Hipódromo Nacional El Paraíso hasta la década de los 60 en el Hipódromo La Rinconada, fue el encargado de tocar el clarinete que anunciaba la salida a la pista de los participantes de cada carrera (más de 33.000, según calculó él mismo) y aseguró que nunca se le ha ido “un gallo”. Cuando eso sucede, es que lo hizo a propósito a petición de algún amigo. En una ocasión el maestro Sánchez contó “el popular periodista Pastor Mujica, en una oportunidad le pidió que dejara salir “un gallo” pues había apostado con otro colega a que esto sucedería en determinada carrera. Mujiquita cobró la apuesta”.

 

En 1957 las autoridades hípicas le rindieron un homenaje al cumplir 25 años de servicio y conservó con orgullo un botón de oro donde consta su fecha de ingreso a las actividades hípicas.

 

Nunca sintió interés por ser propietario de ejemplares y que solamente jugó el 5y6 pero nunca pudo acertar los seis ganadores. Durante ocho años desempeñó en la Gobernación del Distrito Federal la función de Fiscal de Espectáculos.

 

El maestro Sánchez conoció muchos hipódromos de Estados Unidos, México, Puerto Rico y otros países y dijo en una ocasión “ningún hipódromo puede compararse con el de La Rinconada”. Don Pedro Pascual Sánchez Méndez, un personaje auténtico que perteneció a aquel pintoresco y vivaracho hipismo nuestro, que no fue perfecto, pero sí muy especial.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, sábado 31 de julio de 2021

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados